VISITA

¿Cómo será "Ofertório", el show que Caetano Veloso traerá al Antel Arena?

El 24 de setiembre Caetano Veloso se presentará en el Antel Arena junto a sus tres hijos: Tom, Zeca y Moreno

Ofertório, el nuevo proyecto de Caetano Veloso. Foto: Difusión.
Ofertório, el nuevo proyecto de Caetano Veloso. Foto: Difusión.

Tras las recientes visitas de Gilberto Gil y de Gal Costa a Uruguay, le llega el turno a otra leyenda de la música brasileña: el 24 de setiembre, Caetano Veloso volverá a Montevideo para presentarse en el Antel Arena junto a sus hijos. A cargo del proyecto Ofertório, el compositor repasará sus cinco décadas de carrera acompañado de sus tres hijos: Tom, Zeca y Moreno.

“Hace mucho tiempo tengo ganas de hacer música junto a mis hijos públicamente”, escribió Caetano en un comunicado de prensa previo al anuncio del show. Con este cuarteto, que empezó a actuar en vivo en 2017, la familia Veloso ya giró por Argentina, Brasil, Chile, España y Estados Unidos. Ahora le toca el turno a Uruguay y las entradas ya están a la venta a través de Tickantel.

En una de sus actuaciones —concretamente la del teatro NET de San Pablo— se grabó el disco Ofertório (Ao Vivo), que adelanta las 28 canciones que sonarán en el Antel Arena en septiembre. El repertorio se reparte entre canciones de los hijos de Caetano, nuevas versiones de canciones que el músico grabó a lo largo de sus 50 años de música y “O seu amor”, una canción de Gilberto Gil, el músico con el que compartió el exilio en Londres entre 1969 y 1972.

A través de arreglos minimalistas -donde las guitarras, las voces casi susurradas y percusiones mínimas son protagonistas-, el grupo ofrece una relectura acústica de varios clásicos de la canción brasileña, como “Alegria, Alegria”, “Trem Das Cores” y “O Leãozinho”.

Ofertório (Ao Vivo), que se editó acompañado de un DVD que retrata el clima íntimo que se genera durante los recitales del cuarteto, permite ver la faceta familiar de uno de los artistas más importantes de la música brasileña, que con 48 discos editados, es responsables de álbumes como Caetano Veloso (1968), Caetano Veloso (1969) y Transa (1972), que inspiraron a toda una generación de músicos brasileños y -por qué no- latinoamericanos.

caetano veloso

Un referente de la música brasileña

Uno de los principales aportes de Caetano Veloso a la cultura brasileña consiste en haber estado al frente —junto a Tom Zé, Os Mutantes y los ya nombrados Gil y Costa— del movimiento de la Tropicália, que a finales de la década de 1960 unió el sonido del rock y el pop con elementos de los ritmos tradicionales de Brasil. Así nacieron canciones como “Superbacana”, “Atrás do trio elétrico” y “Tropicália”, que son consideradas manifiestos del movimiento cultural.

Sin embargo, se considera a Tropicalia ou Panis et Circencis —un disco de 1968 donde participan los artistas nombrados— como la obra máxima del movimiento. Las 12 canciones del disco fueron vanguardia para la música brasileña.

Además de estos aportes, Veloso se ganó un lugar de prestigio en la música brasileña gracias a la calidad de sus composiciones. A través de letras de enorme valor expresivo y poético, el músico logra moverse entre el retrato de la injusticia social (como “Haití”, junto a Gilberto Gil) a los sentimientos humanos (“Chuvas de Verão”), sin renunciar a la originalidad. Sumada esta virtud a la calidez de su voz y al gran manejo de la guitarra —lo que logra que la complejidad suene a simpleza—, Veloso se ganó su espacio en el podio de los artistas esenciales de Brasil, un espacio en el que se puede incluir a Joao Gilberto, Tom Jobim y Gilberto Gil.

En los últimos años, Caetano visitó Montevideo varias veces. Una de sus actuaciones más emotivas fue en 2015, cuando se presentó junto a Gil en el Velódromo Municipal para celebrar 50 años de música y amistad. Luego, en 2017, ofreció dos fechas en el Sodre junto a la cantante Teresa Cristina.

Ahora, el 24 de setiembre, los uruguayos tendrán una nueva oportunidad de encontrase con su música, esta vez en el Antel Arena. Esta será una gran oportunidad para ver al músico de 76 años repasar su carrera acompañado de sus hijos.

Quienes asistan al recinto podrán sentirse parte de este ritual familiar en el que la música funciona como elemento máximo de unión y de expresión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)