LANZAMIENTO

Selena Gomez celebra su parte latina con "Revelación", un punto clave en su carrera

La cantante y actriz editó un EP de reggaetón y ritmos urbanos cantado en español, en medio de una proceso de transformación

Selena Gomez. Foto: Camila Falquez
Selena Gomez. Foto: Camila Falquez

A medida que se adentra en su adultez —en julio cumplirá 29 años—, Selena Gomez es más y más consciente del alcance de su yo político. La cantante y actriz estadounidense, una de las personas con más seguidores en redes sociales en el mundo, se volcó en el último tiempo al activismo por la igualdad racial y los derechos de los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Ese vuelco tiene que ver con la edad, sí, con la madurez y con un despertar que va de la mano con las revueltas sociales de los últimos años. Pero también tiene que ver con su historia, con su sangre.

Nacida en Texas, Gomez es hija y nieta de mexicanos y fue bautizada Selena, claro, por la cantante texana Selena Quintanilla. Habló español desde niña aunque luego perdió la fluidez (sus padres se separaron cuando tenía cinco años; la crió su madre) y mantiene un estrecho vínculo con su familia hispana.

El activismo que adoptó en los últimos años la ubicó como productora ejecutiva de la docuserie de Netflix Indocumentados, sobre ocho familias que sufren por las políticas migratorias en suelo estadounidense; y también como promotora del fondo Black Equality Fund, para respaldar las luchas del movimiento antirracista Black Lives Matters.

Pero Gomez es artista y esta revalorización de su herencia tenía que reflejarse, más allá de su discurso público político y social, en su obra. La cantante y actriz lo tenía pendiente hace mucho tiempo y al final, con la pandemia de su lado, lo concretó a través de un EP: el viernes lanzó Revelación, su nuevo material discográfico en el que canta en español y sobre beats con sabor latino.

Este homenaje a su herencia, como a llamado al EP en todas sus declaraciones y redes, no es un tributo forzado. Aquí no hay raíz folclórica ni rancheras, sino un puñado de ritmos urbanos y reggaetones infecciosos de esos con los que la joven ya está familiarizada por cuestiones generacionales y de tendencia. Y en los que ya incursionó: junto a Ozuna y Cardi B le puso voz a “Taki Taki”, el hit de DJ Snake que supera las 2.000 millones de reproducciones en YouTube; y antes hizo “I Can’t Get Enough” con Benny Blanco, J Balvin y Tainy.

Tainy, el exitoso productor puertorriqueño detrás de algunos de los discos claves del movimiento urbano actual, como Vibras de J Balvin o X100Pre de Bad Bunny, le pone su firma a Revelación junto a NEON16. Eso y la sangre, el legado, hacen que este EP tenga un sonido orgánico y después de escucharlo un par de veces, cualquiera se olvida que Selena Gomez es, en verdad, norteamericana.

“Cuando ponen la música le damo’ con tó’. ¿A quién no le gusta una latina bailando reggaetón?”, se pregunta en “Buscando amor” y parece que hablara de sí misma.

Para completar el homenaje, además de subirse a beats pegadizos e invitar al baile con cada una de las siete canciones, Gomez realizó un trabajo visual que es, también, una celebración de lo latino así como una lección de moda. La fotografía que ilustra esta nota es parte de ese trabajo y refleja el nivel de sofisticación buscado.

“Gran parte de mi base de fans es latina”, le dijo a la revista Vogue en una comentada entrevista reciente, “y les he estado diciendo que este álbum iba a suceder por años. Pero el hecho de que esté saliendo en este momento específico es realmente genial”.

Revelación incluye las colaboraciones “Baila conmigo” con Rauw Alejandro, “Dámelo to’” con Myke Towers y “Selfish Love” con DJ Snake. La sensualidad, lo romántico, el movimiento pero también el amor propio y el empoderamiento están presentes en estas canciones, como para continuar la narrativa que Gomez viene haciendo en sus discos en inglés.

¿Pero el futuro artístico de Selena Gomez traerá más música?

La joven sorprendió, en sus encuentros con la revista Vogue, al hablar de un eventual retiro como cantante. “Es difícil seguir haciendo música cuando no necesariamente te toman en serio”, lamentó la popstar. “He tenido momentos en los que me he preguntado cuál es el punto, por qué sigo haciendo esto. (La canción) ‘Lose You To Love Me’ siento que es el mejor tema que he hecho, y para algunas personas no fue suficiente”. Gomez agradeció el respaldo e impulso de sus fanáticos pero deslizó: “Quiero intentarlo una vez más antes de quizás retirarme de la música”. El lamento de sus seguidores se sintió de inmediato.

Los próximos pasos de Selena estarán, quizás, en la actuación. La niña que tuvo su primer golpe de popularidad con Los hechiceros de Waverly Play de Disney Channel, hoy es una mujer que rueda la próxima serie de Hulu, Only Murders in the Building, que coprotagonizará junto a Steve Martin y Martin Short, y que espera el momento en que un director vea que ella es capaz de hacer lo que nadie nunca le vio.

Una mujer que arrastra las sombras de un romance mediático, que convive con la enfermedad y la vulnerabilidad, que reconvierte su discurso a conciencia de lo que representa y que ahora, mientras duda del futuro, se pasa a la música latina para celebrar el pasado y para darle al presente un sonido en el que encontrarse. Lo urbano ya se volvió global y allí, al momento del baile, no hay diferencias que importen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados