MÚSICA

Seis cuerdas que van a la velocidad del sonido

Joe Satriani ofrece su música hoy en el Teatro de Verano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joe Satriani en su salsa, tocando la guitarra eléctrica a altas velocidades. Foto: Difusión

Ahora es calvo, pero cuando tenía pelo, Satriani casi que encarnaba el concepto de "héroe de guitarra" del rock: un tipo que, melena al viento, y enfundado en cuero, le sacaba un millón de notas a su instrumento, y lo hacía rapidísimo.

Si bien Satriani cumplía con todas las condiciones para llevar ese título, ya por entonces era algo injusto asignarle solo ese papel. Más allá de su depurada técnica, de la precisión con la cual sus dedos volaban sobre el mástil de la guitarra, Satriani también era y es un músico con más aspiraciones que un espectacular solo de guitarra, aunque esos son muchos.

De hecho, el tema con el cual se hizo notorio es una especie de balada instrumental —Satriani ha cantado muy pocas veces en sus composiciones, no es su fuerte ni su metier— que, excepto algunas partes, podía pasar por una composición de... ¿Kenny G?

Como sea, el tema "Always With Me, Always With You" le dio un importante empujón al disco Surfing With The Alien, editado 1989 y el segundo en su trayectoria luego de Not Of This Earth, de 1986.

Con una tapa en la que se lucía el personaje de Marvel Silver Surfer, y con la endemoniada guitarra de Satriani —que podía abrevar de fuentes tan disímiles como el blues, la guitarra española y, claro, el heavy metal, Satriani se convirtió rápidamente en uno de los guitarristas de rock más estimados de la década de los 80, una que fue pródiga en este tipo de fenómenos.

Un músico con esa destreza podría haber acumulado una fortuna como parte de algún grupo de heavy metal, como Whitesnake, por ejemplo. Sobre todo porque era un maestro incluso para otros de esa tribu, como Kirk Hammet de Metallica y Steve Vai, solista como él.

En vez de eso, Satriani optó por seguir principalmente solo, más allá de que aportaba composiciones para películas y avisos publicitarios (luego, compuso para videojuegos como Nascar).

Con todo, participó en grabaciones de otros artistas, solo que éstos no eran exactamente metaleros. En 1896 grabó algunos coros para la banda pop Crowded House, y también hizo giras con la Greg Kihn Band, aquella del hit "Jeopardy".

Recién varios años después fue parte de bandas o proyectos que él mismo fundó junto a otros, como G3, que en realidad es un proyecto de guitarristas virtuosos en el que todos menos él van rotando, y Chickenfoot, uno de esos supergrupos que nunca duran demasiado, en este caso, Satriani junto a dos ex Van Halen y el baterista de Red Hot Chili Peppers.

Pero claro: el tronco de su carrera artística es su camino en solitario e instrumental, y tiene 15 discos de estudio que lo acreditan como uno de los más respetados instrumentistas y compositores de rock y estilos aledaños.

Aunque ha estado nominado en múltiples oportunidades a los Premios Grammy (15 veces), nunca ganó uno, lo cual lleva a pensar si tiene muchos enemigos en la academia que entrega esos galardones.

Ahora llega a Montevideo en su gira "Surfing To Shockwave", justo el año que él cumple tres décadas como artista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados