UNA OBRA PARA SEGUIR CONOCIENDO

Una segunda escala en una obra que no paraba de crecer

Están en disquerías, cuatro discos más de Jaime Roos: obra completa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jaime Roos en sus inicios. Foto: Archivo El País.

Salió y se puso a la venta la segunda tanda de Jaime Roos: obra completa. Son cuatro discos que abarcan esa etapa de mucha popularidad y consolidación de Roos que va entre 1985 y 1989, y que inauguró el éxito de "Brindis por Pierrot".

Justo el disco homónimo que incluye esa canción (que de hecho era un compilado con ese tema inédito) no está incluido, pero esta vez la colección se agranda con Mujer de sal junto a hombre vuelto carbón (1985) firmado a medias con Estela Magnone; 7 y 3 (1986); Sur (1987), y un registro en vivo, Esta noche (1989). Es todo un bloque en la carrera de un Roos ya instalado en Uruguay y en plena divulgación de su obra en vivo con bandas a la altura de su repertorio.

Como en el primer envío, la calidad de sonido de los CDs es excelente, permite escuchar los discos desde otra dimensión musical donde se redescubren arreglos o se encuentran sutilezas; la transferencia de las cintas y la restauración digital es de Diego Azar y la remasterización de Daniel Báez y el propio Roos.

Además, cada disco está acompañado de textos explicativos cuyo único defecto es la brevedad; son de Guilherme Alencar Pintos, quien figura como curador y supervisor musicológico de la colección.

Estos cuatro discos muestran a Roos en un período de consolidación donde algunas inquietudes del comienzo de su carrera dejan terreno libre a su lado más popular, el de un vínculo más directo con el público.

En ese sentido, Mujer de sal junto a hombre vuelto carbón es otra cosa y es como el cierre de una etapa. Está más cerca, de alguna manera, de Estela Magnone —pareja de Roos durante 15 años— quien, en todo caso, magnifica la cara más experimental ya presente en Roos. Y desde el comienzo ("¿se escucha el viento, ahí?", dice Roos) está claro que es un disco más natural y de cámara. Está muy bien, aunque el que aprecia a Roos por sus sonidos más amables, lo puede encontrar árido. Esconde joyas como "Carbón y sal", "Marino" y "Vaivenes".

7 y 3 es un gran disco y seguramente el mejor de este lote. Su brevedad (son solo seis canciones) le alcanza para varios clásicos como "La hermana de la coneja", "Esta noche" y "Lo que no te di" junto a redescubrimientos como el desenfreno candombero de "El tambor", la poesía minimalista de "Mío" y el arreglo de Eduardo Mateo de "Te hizo vivir". Mateo integra el grupo base del disco donde además están Magnone, Hugo Fattoruso, Alberto Magnone y los Níquel Jorge Nasser y Pablo Faragó que le dan un poco de modernidad a todo el asunto, como queda más que claro en la genial "Mío", una combinación de The Police con Roos.

Sur es una actualización de algunas canciones conocidas y que incluye uno de los grandes éxitos de Roos, "Amándote", su canción más pop. Pero hay también relecturas de canciones de Candombe del 31, su primer disco, entre ellas un "Sí Sí Sí" acompañado por Opa y "Y es así" con Los Olimareños. En el disco también participa Ruben Rada.

Finalmente Esta noche, el último de este capítulo de la serie, lo ve en pleno apogeo con una banda que es como la selección uruguaya. Resume, además, todo un área bohemia de Roos vinculado más explícitamente al Carnaval y a la noche. Retrató ambos mundos con certeza, y el costumbrismo de "Las luces del estadio" sobrevive como un retrato de una época del artista.

El próximo envío de Jaime Roos: obra completa incluirá La Margarita, Estamos rodeados y El puente, y cierra la etapa del sello Orfeo de su discografía. Aún no está claro qué va a pasar con el resto de su etapa (la más internacional) y que se inaugura con Si me voy antes que vos y abarca cosas tan buenas como Fuera de ambiente.

Es otra mutación de un artista que supo vivir en constante cambio y seguir siendo fiel a sí mismo. Esta colección permite confirmarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados