ENTREVISTA

Santi Celli, el ex Salvapantallas que se reseteó para encontrar una voz propia

En abril de 2020, el músico cordobés Santi Celli publicó "Reset", su primer álbum solista, y ahora lanzó una colaboración junto a Abel Pintos

Santi Celli. Foto: Difusión.
Santi Celli. Foto: Difusión.

Cuando Santi Celli se despertó aquel lunes de invierno, no tenía idea de que estaba a punto de empezar su camino como solista. Era 2019 y en la tarde tenía una reunión con Zoe Gotusso, su compañera de Salvapantallas, para confirmar el final del dúo que se ganó un lugar en la escena argentina gracias a sus dulces versiones de clásicos rioplatenses. “Fue como cuando te juntás a cortar con una pareja”, recuerda con una sonrisa.

Unas horas antes de ese encuentro, el cordobés pasó por una cancha de fútbol bonaerense para participar del clásico partido de los lunes con varios músicos amigos de grupos como Bandalos Chinos, Indios y El Zar. “A la segunda jugada me resbalé y me quebré el brazo. Fue increíble”, relata. Sin saberlo, ese accidente absurdo terminaría alimentando a Reset, su celebrado álbum debut.

Tras la reunión con Zoe y la decisión de suspender los dos shows de despedida que el dúo había anunciado en Niceto, Celli volvió a su apartamento de Buenos Aires con un yeso. Agarró una mochila y guardó ropa, un Electribe —“un aparatito para música electrónica lo-fi”— y un parlantecito, y viajó a su ciudad natal para operarse.

“Llegué un martes y me dieron fecha para el viernes, así que en ese tiempo entré en modo Jimmy Neutron para aprender a usar el Electribe”, recuerda. “Nunca me funcionaron las neuronas tan rápido;era un instinto de supervivencia”.

Durante los 20 días de reposo postoperatorio, Celli se dedicó únicamente a componer. “Las canciones eran prácticamente vomitadas”, comenta. “Fue algo muy visceral”.

La primera cosecha de aquellas sesiones caseras fue “Sincero”, un manifiesto de este nuevo camino. “Nero, ‘toy empezando desde cero, / Ya me encontré con lo que quiero, /Y no me puedo equivocar”, canta sobre una irresistible base electrónica que toma algunos elementos de la guajira.

En el resto de las canciones de Reset —el nombre del álbum también deja en claro este nuevo comienzo— hay unas cuantas imágenes sobre su comprometida búsqueda por una voz propia. “Me fui para quebrarme, / Quería resetearme, / Y casi sin buscar, apareció la canción, / Que puede rescatarme”, canta en la canción que da nombre al disco. “Voy a pelearme con todo lo que no da”, asegura en la rockera “El Sur”.

Celli, que ya había dado varias muestras de su talento como compositor en SMS —el único EP de Salvapantallas, con todas las canciones cantadas por Zoe—, finalmente tomó la voz principal para reclamar su merecido lugar en la nueva escena argentina. “Esta es la primera vez que sentí el fuego de la intuición y la certeza tan a fondo de haberme encontrado con lo que quiero”, asegura.

Reset se publicó en abril del año pasado, en medio de la estricta cuarentena obligatoria que se vivió en Argentina, y recibió una cálida recepción del público: ya cuenta con 150 mil oyentes mensuales en Spotify. Incluso, “Quilombo”, una de las canciones del disco, tomó un nuevo significado en tiempos de pandemia: “Afuera es un quilombo, adentro estoy bien”.

Pero la aprobación también llegó desde colegas de otra generación, que se sumaron al proyecto. Es por eso que en febrero lanzó el EP Reset, las sesiones, que incluye una reversión de “Pasaporte” junto a Miranda! y una de “Amor al arte” con Abel Pintos.

Es un comienzo más que prometedor para un artista que ya pudo encontrar su voz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados