La banda festeja 10 años mañana en La Trastienda

La Santa: una canción puede cambiar todo

Días como hoy" no se llevó el Premio Graffiti 2014 a Tema del Año (lo ganó "Vida de suerte" de Jorge Nasser, hecho a dúo con Tabaré Cardozo), pero podría haberlo conseguido y eso hubiese estado bien.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"En muchos lados que vamos piensan que somos argentinos", reconoce el cantante.

El fenómeno que el primer gran hit de La Santa logró el año pasado se puede comparar, por ejemplo, al de "Cinco minutos" de Lucas Sugo, que todavía se extiende. Sonó en todas las radios uruguayas (en algunas, varias veces por día), estuvo en puestos altos de algunos rankings locales, y fue de las más requeridas por la audiencia en esos programas en los que el público llama para pedir determinado tema.

Fue parte de la banda sonora nacional en 2014 aunque muchos ni siquiera supieran que quienes la interpretaban eran montevideanos.

Es que La Santa no suena a banda de rock uruguayo ni tiene estética de grupo uruguayo; en realidad, está bastante más cerca a la sonoridad y la impronta argentina que a cualquier otra cosa. Sus integrantes lo reconocen y lo viven; "a pila de lados que vamos piensan que somos argentinos, y cuando ven que somos uruguayos, del barrio, se ponen más contentos", cuenta Gabriel Goyen, cantante y guitarrista del grupo que integran Michael González (guitarra y coros), Roberto Suárez (teclado, sintetizadores y coros), Ariel Fynn (batería y secuencias), Esteban Rodríguez (bajo), Fabián Silva (trompeta) y Mauricio Sosa (trombón).

Y eso se debe a "Días como hoy", la canción que les cambió el rumbo, que dio nombre a su primer disco y que los volvió populares. Hasta su aparición, La Santa conservaba el espíritu playero con el que se gestó, hace una década en Santa Teresa. En aquella playa de Rocha un grupo de amigos del barrio montevideano Reducto veraneaba cuando "entre guitarras, mates, cajón peruano y covers de Bob Marley" empezó a manejar la posibilidad de formar un proyecto artístico. De momento, cada uno estaba incursionando en la música por su cuenta, más por el placer de hacerlo, por hobby, que por compromiso o apuesta a futuro.

De vuelta al cemento de la capital, la idea de tener un grupo fue tomando forma y el repertorio de campamento fue mutando por uno propio, con canciones que salían de "la mesita de luz" y se ponían a prueba de los demás. Curiosamente, "Días como hoy" estuvo muy cerca de no pasar esa prueba.

"Cuando la presenté no fue muy aceptada, por la onda que venía la banda, de venir tocando con toda la del ska y reggae. Llega esto más popero, más romántico, de desamor, y muy poquitos la aceptaron. Imaginate que somos ocho y a dos o tres nos gustaba", cuenta Goyen. El hoy hit finalmente hizo el punto de quiebre y marcó su destino como músicos.

La Santa festeja mañana su primera década con un show "pum para arriba" y lleno de invitados (desde El Gucci a Marce Fontanini) en La Trastienda a las 21.00, dispuesta a cerrar el ciclo exitoso construido a partir de su primer álbum.

"Estamos a full, contentos con el laburo que estamos haciendo. Ahora solo nos queda disfrutar de la fiesta", dice Goyen, quien no oculta la ansiedad aunque trata, como el resto de los compañeros, de moderarla. "Si fuera por nosotros hubiéramos tocado hace una semana, te digo", confiesa.

Como le sucede a toda banda uruguaya, el crecimiento fue lento. Los muchachos de Reducto estuvieron tocando en Montevideo y el interior defendiendo un EP breve, pero cuando grabaron su disco y tuvieron el respaldo del sello Bizarro, "todo empezó a caminar".

Pero ese proceso que desde adentro se vivió lentamente, desde afuera se vio como un boom inmediato: Días como hoy, el disco, salió en octubre de 2013, y 2014 fue el año en que La Santa se posicionó en la escena, se abrió camino en Argentina y cosechó un público amplio y heterogéneo.

¿Cuándo se dieron cuenta de ese cambio? "Fue todo muy raro", dice Goyen. El primer medidor fueron los amigos y conocidos, que les avisaban por Facebook o Whatsapp que sus canciones estaban sonando en tal radio o que en el ómnibus X los estaban escuchando.

"Ahí empezamos a ser más conscientes de lo que estaba pasando. Si bien no es algo que podamos medir, empezamos a creer que era real", comenta con una risa que hace pensar que todavía esa realidad es difusa, que les parece mentira.

El proceso de Días como hoy se cerrará mañana con el show de La Trastienda. "Nosotros tocamos el viernes 18 y el lunes 21 ya arrancamos con la preproducción del segundo disco", adelanta Goyen. Si bien hay planes de viajar otra vez a Argentina en los próximos meses y no descartan volver a tocar en Uruguay antes de fin de año, la prioridad está en trabajar en su nuevo material.

El próximo álbum está encaminado, la totalidad de las canciones está prácticamente lista (presentarán la mitad en el toque de mañana) y la nueva etapa a punto de abrirse. El disco que se viene será tan versátil como el anterior, aunque "un poquito más profundo y con otros arreglos", con los que buscarán diferenciarse de su ópera prima y no repetirse.

No hay secretos ni misterios dentro de La Santa. Su historia es una más dentro de las tantas bandas que nacen y crecen en Montevideo, la de un grupo de amigos que un verano se inspiró, armó un proyecto, lo trabajó durante mucho tiempo y encontró, casi 10 años después, la respuesta positiva a tanto esfuerzo. La historia de unos muchachos que soñaron con hacer sus canciones, tocarlas, grabarlas y vivir de la música, y que cada día trabaja para eso.

"Pero no paramos de sorprendernos", admite Goyen. "Nosotros vemos el resultado de muchos años de esfuerzo, de tantos años de remar. Y seguimos remando, por supuesto".

"Pum para arriba", la consigna de este show.

La Santa vuelve a tocar en La Trastienda, donde el año pasado presentó Días como hoy, y lo hará con un despliegue más grande y con muchos invitados: El Gucci, Fata Delgado, Diego Drexler, Laura Chinelli, Manduco Pereira y Marcelo Fontanini, entre otros. "Todo está pensado para que nunca caiga el show, para que sea siempre pum para arriba", dice Goyen. El recital comenzará a las 21.00 y las entradas se venden en Red UTS y cuestan 250 y 510 pesos.

SABER MÁS

Mezcla particular con el pop como buen aliado

Después de ocho años de rodaje La Santa debutó con Días como hoy, disco que estuvo entre los 20 más vendidos del año pasado en Uruguay. La clave del álbum, compuesto por 10 temas, es en gran parte la canción "Días como hoy", que se transformó en un hit de inmediato.

El tema, un sencillo pop rock con una melodía muy pegadiza y un texto con el que se identifica cualquiera de soledad y añoranza, emparentó a la banda con el sonido de Andrés Calamaro.

Sin embargo, varios estilos conviven en este disco. Por ejemplo "Dónde estarás", otro de los éxitos del álbum, es un reggae romántico con un estribillo superpoético; mientras que "Un lugar" es el tema que más cerca está del sonido típico de rock uruguayo, un ska contagioso con una introducción potente impulsada por los instrumentos de viento.

Días como hoy cuenta con varios invitados, como Laura Chinelli y Diego Drexler, quienes participan en "Viendo cómo pasa el tiempo"; Emiliano Brancciari en "Tu mentira" (una canción muy No Te Va Gustar, que afortunadamente ya cuenta con una versión acústica para tomar distancia); y Guillermo Peluffo, que le aporta una cuota de punk con "Te digo a vos".

La Santa mezcló una variedad de estilos en Días como hoy, pero la veta pop es la que mejor le queda. "Cuando llames al olvido" es un claro ejemplo de eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados