BUSCAGLIA & CABRERA

Salirse de uno mismo para entrar en la mente del otro

Dos cantautores de improntas y generaciones distintas tocan el 10 de agosto en El Galpón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Buscaglia & Cabrera. Foto: Ariel Colmegna

Como esos amigos que no se quedan sin tema de conversación, Fernando Cabrera y Martín Buscaglia hablan. Hablan de lo que uno tiene en la computadora para mostrarle al otro, de la película Acto de violencia en una joven periodista, de un conservatorio musical y de que ese lunes en el que transcurre la entrevista es día de MasterChef. "Es la mejor serie televisiva desde Breaking Bad", dice entusiasta Buscaglia, mientras Cabrera le cuenta que uno de los participantes, el odontólogo Nicolás, es su sobrino.

Hace un tiempo, recuerda, este "brillante" profesional le comentó que estaba considerando dejarlo todo por su pasión, que era la cocina, y Cabrera no pudo no decirle que era una locura. "Pero Fernando", le dice Buscaglia, "¿cómo le vas a decir eso? Eso es lo que le dice un padre al hijo cuando le confiesa que quiere ser músico".

Ahí están los dos, músicos, en una conversación cualquiera que al rato se concentrará en el motivo que hace algunos meses los unió y que, por ahora, se esfuerza en mantenerlos juntos: la música.

De cara al último verano recibieron la invitación del boliche Medio y Medio para hacer una fecha juntos. El encuentro fue tan gratificante que desde entonces, Buscaglia y Cabrera —o Cabrera y Buscaglia, acá el orden no altera el producto— han tocado un par de veces en Buenos Aires y ahora se preparan para hacerlo en Montevideo. El 10 de agosto a las 21:00 llevarán su show, que consiste en hacer canciones juntos y separados acompañados de sus guitarras eléctricas, al escenario del Teatro El Galpón, y las entradas están en Tickantel y boletería desde $ 450.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Martín es muy atrevido y arriesgado, y yo también me vuelco a eso. A mí me tira siempre más el atrevido, el valiente, porque para ser atrevido hay que ser valiente y darte la cabeza contra los molinos de viento. Respeto a los músicos no innovadores, que son generalmente a los que les va mejor, pero yo prefiero a los innovadores como Martín. Entonces es un gusto muy lindo tocar con él", comenta Cabrera resaltando lo principal de esta cosa tan satisfactoria que les ha generado el tocar juntos.

—Los dos tienen maneras muy particulares de tocar la guitarra, muy personales. ¿Cómo hacen dialogar eso en un espectáculo a dúo, donde tiene que haber un equilibrio de personalidades?

Martín Buscaglia: A mí me han preguntado mucho: "¿Cómo hacés para tocar con Fernando, que él toca de ese modo tan raro la viola?". ¿Cómo raro, loco? Toca muy bien la viola y todo lo que toca está dentro de la canción. Y en cierto modo, para mí es hasta más fácil.

Fernando Cabrera: No tenemos que hablar nada, vamos sumando yo a las canciones de él y él a las mías. A la hora de sumarme a otro lenguaje, a otra propuesta, escucho y veo, comparto, y él conmigo lo mismo. Naturalmente, sin demasiada racionalidad y sin hablarlo mucho, vamos orquestando; cuando yo dejo un hueco él interviene y así, porque es un diálogo entre dos instrumentistas. Los dos tenemos una costumbre o experiencia arreglística de cómo producir. Y siendo tan distintos, se magnifica la atracción o el gusto. A mí me da mucho gusto tocar con él, y si en vez de esto nos hubiésemos encontrado en un asado, hubiésemos agarrado en algún momento los dos la guitarra y hubiésemos sentido este placer del que te estoy hablando.

—¿Crearon un mundo nuevo a partir de cada uno de ustedes?

M. B.: Sí, es divino. En los últimos años me ha tocado, por las vueltas de la vida, hacer algunos dúos con músicos bien diferentes. Y es muy educativo para mí, me enseña mucho y lo hacés sin pensar. Es como una danza.

—Fernando, vos venías haciendo bastante este formato a dúo con Edú Lombardo.

F. C.: Sí, estuvimos un año y pico haciendo repertorio de Darnauchans y Mateo.

M. B.: Con quienes también hiciste aquellos dúos. ¡Yo los vi los dos! El de Mateo lo vi en la cancha de Central, que me lo encontré a él mismo haciendo la fila para entrar; y el del Darno lo vi dos veces en el Solís. Me acuerdo de todas las escenografías, que el Darno tenía un busto de Lenin. Alucinante.

F. C.: Yo siempre fui hombre de grupos. Mis inicios musicales fueron cantando folclore con mi primo a los seis o siete años, y después en el liceo siempre me juntaba con alguno y arrancábamos. Uno en Paso Molino tenía la primera guitarra eléctrica que yo vi en mi vida, el Black Diamond. Después tuve grupos, estuve en coros y cuando me quedé solista, nunca pasé demasiado tiempo sin hacer cosas con alguien, o siendo yo productor del disco de otro. Es muy importante la interacción, en la música y en cualquier disciplina: no quedarte solo con tus ideas. Porque todo eso que te relato significa cientos de ensayos, miles de charlas de café hablando de estética musical, ¿y cuánto acumulé yo de todos esos encuentros?

Cabrera y Buscaglia en sus discos a duo

Mateo & Cabrera

En 1987, Orfeo editó este material grabado en vivo en el Teatro del Notariado, en un concierto que dieron juntos los dos cantautores y que tiene seis canciones de cada uno en versiones que todavía hoy sorprenden. Con guitarras, percusión y dos voces con estilos bien definidos, Cabrera y Eduardo Mateo hicieron este material fundamental.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Ámbitos

Editado en 2008 por Ayuí/Tacuabé, este disco es una recuperación de un espectáculo hecho por Cabrera y Eduardo Darnauchans, a dúo en el Teatro Solís en la década de 1990. Son más de 20 temas de los dos, pero también aparecen versiones como una del clásico "Blackbird" de The Beatles. Es otra joya de su discografía.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

El pimiento indomable

En 2012, Martín Buscaglia editó este disco transoceánico, grabado a dúo con el español Kiko Veneno entre Montevideo y Sevilla. El repertorio es un puñado de canciones compuestas entre ambos en abril de 2012, que se integraron con naturalidad al repertorio de Buscaglia pero conservando un sonido único, el generado por los dos.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Experiencias musicales

Es el último disco editado hasta ahora por Buscaglia (es de 2015), en colaboración con el artista uruguayo Antolín. En este caso, todas las canciones son de Antolín y todos los instrumentos son ejecutados por Buscaglia, que tiene colaboración de varios de sus amigos. Hay muchas rarezas de belleza singular.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)