Ricardo Torres

Un sabalero que viene con nuevos ritmos al Sodre

Ricardo Torres se presenta mañana en la Hugo Balzo

Ricardo Torres, mañana en la sala Hugo Balzo del Sodre. Foto: Nicolás Pereyra
Ricardo Torres, mañana en la sala Hugo Balzo del Sodre. Foto: Nicolás Pereyra

Vive en Francia desde hace 48 años, aunque su música está imbuída por una mezcla de rock, pop, jazz y ritmos uruguayos como el candombe, además canta en español. Todo un revolucionario este sabalero que mañana estará en la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional para presentar Médanos, su séptimo disco solista. Quedan entradas por Tickantel y boletería de la sala a 400 pesos.

Será en el marco de la gira Médanos Tour, que lo llevará a su Juan Lacaze natal (hoy), Colonia el viernes y por Buenos Aires el fin de semana. Si en anteriores oportunidades, Ricardo Torres vino en formato quinteto, esta vez son siete los integrantes (incluyendo a su hijo Vladimir en bajo y su hija Valentina en los coros), misma integración que tiene el disco, afirma el músico. “Como me faltaba la guitarra, fue la oportunidad de trabajar con Alexis Martínez, líder del grupo Úyala. Entonces hay una fusión de músicos que vienen de Europa y de acá”, reconoce. Otro músico de Juan Lacaze, Fernando Cortizo, estará como invitado en la sala Hugo Balzo.

Canción Médanos de Ricardo Torres
"Médanos" de Ricardo Torres que se presenta mañana jueves en sala Hugo Balzo

La carrera solista de Ricardo Torres comienza en 2004 cuando se lanza, luego de participar en distintas agrupaciones, su primer disco, De dos hemisferios. Aunque pasarían varios años para que regresara a Uruguay, país que lo vio partir como un niño de ocho años y lo vio regresar como músico profesional.

Desde 2012 vuelve, al menos una vez al año, a presentarse en nuestro país en distintos festivales de música en Maldonado. El pasado mayo estuvo mostrando, por primera vez este nuevo trabajo, en el Teatro Solís, y mañana repetirá la experiencia, en el Sodre.

Torres afirma que es complicado resumir un trabajo como Médanos, proyecto que le llevó dos años terminar. “Fue un proyecto muy interesante porque trabajé sólo el material y lo mostré recién cuando se lanzó el disco. La música tenés que imponerla, y no dejarte influenciar por lo que quieren los productores o el público”, dice.

Médanos ha sido un disco que ha tenido una buena recepción en Europa y Africa, dice Torres. “Hay gente que le gusta lo que hago, porque soy un poco europeo. Llegué cuando era un niño y la gente me conoce como alguien adoptado. Además, siempre hablo de Uruguay y canto en español”, y agrega que en este disco incluyó una canción interpretada en francés, “Faux Semblant”.

Diverso en ritmos, Torres dice estar en su salsa con este nuevo trabajo donde hay “pop rock, pero también ritmos muy diferentes como un tres por cuatro, como un vals. Y salió así, era lo que quería hacer y no corregí ni un acorde de lo que escribí desde un principio”, asegura el cantante.

—Decias que no cambiaste ni un acorde de lo escrito, ¿sos perfeccionista?

—La armonía general y la estructura quedaron tal cual las imaginé. Lo que se movió, y ahí está la parte creativa, es la manera que acepto, o no, integrar los instrumentos. La creación es así y en eso soy perfeccionista. Cuando escribo las cosas no me gusta experimentar. Tal vez si hubiera cambiado los temas hubiese sido mejor, o peor el resultado, pero el disco es el resultado de lo que quería hacer. No trato de escuchar al público ni intento enamorarlo imaginando que les va a gustar esto o aquello.

Con una manera peculiar de componer, Torres está en contra del uso de correctores vocales, “prefiero hacerlo 15 veces, aunque no fue el caso”. Aunque reconoce que ha habido un gran avance en la técnicas y en los estudios de grabación. “Pero las guitarras las grabé como si fuera un live, solo usando amplificadores”, agrega y dice que en eso también es perfeccionista “hay principios que prefiero mantener”, señala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)