Denuncias

Ryan Adams, otro músico que queda tapado por la ola del #MeToo

Siete mujeres, incluyendo a su expareja Mandy Moore, denunciaron al cantautor. Es un nombre más para la lista

Ryan Adams. Foto: AFP
Ryan Adams. Foto: AFP

Un nuevo caso de denuncias de acoso sexual estremece a la industria de la música. En esta ocasión, el acusado es el estadounidense Ryan Adams. Este miércoles, el diario New York Times publicó un artículo donde siete mujeres —entre ellas, una menor— denunciaron una conducta manipuladora por parte del cantante. Según relataron, Adams se aprovechaba de su estatus para ofrecerles oportunidades laborales a cambio de sexo.

FICHA

¿Quién es Ryan Adams?

Con una discografía de 16 piezas donde se mezclan folk, punk-rock, country y blues, Ryan Adams se convirtió en uno de los músicos preferidos de la escena estadounidense de principios de los 2000.

El músico comenzó su actividad con el grupo Whiskeytown, pero alcanzó la fama cuando se lanzó como solista con el disco Heartbreaker (2000). Allí se ganó el reconocimiento de la crítica gracias a canciones como “My Winding Wheel”, “Come Pick Me Up” y “Why Do They Leave?”, donde planteaba una mezcla entre el sonido country rock, una voz casi recitada y una serie de letras autorreferenciales.

Al año siguiente editó Gold, un disco que incluye “New York, New York”, una carta de amor a la ciudad más poblada de Estados Unidos. Lo interesante es que el videoclip de la canción, que retrata varios espacios icónicos de la ciudad, se filmó cuatro días antes de los ataques del 11 de septiembre, por lo que el tema se terminó convirtiendo en uno de los himnos posatentado.

En 2015 se ganó un nuevo reconocimiento de la crítica cuando editó 1989, un álbum donde versionaba todas las canciones del quinto trabajo discográfico de Taylor Swift.

Un caso es el de la cantante Phoebe Bridgers, que en 2014 tenía 20 años cuando Adams la invitó a su estudio. Según relató la chica al diario estadounidense, Bridgers interpretó algunas canciones y Adams quedó tan impresionado que la invitó a volver al próximo día para grabarlas. Luego le propuso editar los temas en su vinilo a través de su sello discográfico, pero, a medida que intercambiaban mensajes para negociar la edición, Adams empezó a seducirla y comenzaron con una relación.

Bridgers relató que luego de unas semanas de estar saliendo, Adams le ofreció que fuera telonera de su gira por Europa. Pero durante las semanas siguientes, el comportamiento del músico se volvió “obsesivo” y “emocionalmente abusivo”. Así comenzó a obligarla a tener sexo telefónico y a amenazarla con suicidarse si no respondía de inmediato.

Tras esta situación, la cantante cortó el vínculo y el músico se negó a editar sus canciones.

Según la investigación del New York Times, hubo dos casos similares en los que el músico se veía envuelto en este tipo de situaciones, pero las implicadas no quisieron revelar sus identidades por miedo a sufrir represalias. Además, su exesposa, la actriz y cantante Mandy Moore, denunció a Adams por haber abusado psicológicamente de ella.

La acusación más polémica es la que se recibió de “Ava” —que tampoco quiso revelar su nombre—, quien afirmó que tras un intercambio de mensajes con el cantante cuando tenía 14 años, ambos tuvieron relaciones sexuales por teléfono. La denunciante, que ahora tiene 20 años, le entregó al diario neoyorquino más de 3.000 mensajes de texto que Adams supuestamente envió durante un período de nueve meses, cuando ella tenía entre 15 y 16 años. En una ocasión, “Ava” afirma que Adams ya estaba desnudo cuando se conectaron a través de un chat de video en Skype.

Tras las acusaciones, Ryan Adams escribió una serie de tuits donde buscó aclarar la situación. “No soy un hombre perfecto y he cometido muchos errores. A cualquier persona que haya lastimado, sin querer, me disculpo profundamente y sin reservas”, escribió.

“La imagen que pinta este artículo es perturbadoramente inexacta. Algunos de sus detalles están mal representados; algunos son exagerados; algunos son completamente falsos. Nunca tendría interacciones inapropiadas con alguien que pensé que era menor de edad”, aseguró.

REpaso

Otros casos en la música

Las acusaciones contra Ryan Adams no son las únicas en las que un músico se vio envuelto en una polémica sobre conductas sexuales inapropiadas en el último tiempo. Si bien la ola de denuncias que surgió bajo el movimiento #MeToo comenzó en octubre de 2017 para denunciar al productor de Hollywood Harvey Weinstein, se extendió rápidamente por todo el mundo, y una gran cantidad de mujeres se animaron a compartir las historias de abuso que callaron durante años.

En el plano de la industria musical, son varios los casos de que salieron a la luz dentro de este marco. En Estados Unidos, uno de los primeros fue el del productor Lukasz “Dr. Luke” Gottwald, quien fue denunciado por acoso sexual, psicológico, verbal y emocional por la cantante Kesha. En la ceremonia de los Grammy de 2018, ella interpretó “Praying”, una canción que aborda la temática, donde se acompañó de cantantes como Cyndi Lauper y Camila Cabello para dar un mensaje de unión.

Otro de los casos conocidos es el del rapero R. Kelly, que el año pasado fue denunciado por conductas sexuales inapropiadas. A partir del caso, Spotify retiró la música del rapero de sus listas oficiales y de sus recomendaciones. Como respuesta a la condena social, Kelly publicó una canción de 19 minutos titulada “I Admitt”, donde admite numerosos errores a lo largo de su carrera, pero niega las acusaciones. Meses más tarde, la cantante Lady Gaga eliminó de las plataformas de streaming la canción “Do What U Want” —donde participaba el rapero—, e incluso pidió perdón públicamente por haber colaborado con él.

Además de los casos nombrados, el movimiento del #MeToo repercutió en la región, especialmente en Argentina, donde varias bandas fueron denunciadas a través de internet. En octubre del año pasado se creó un blog en el que se recopilaban 25 relatos en los que mujeres acusaban a los integrantes del grupo Onda Vaga por maltrato, abuso y violencia sexual. Tras un mes de silencio, el quinteto publicó un comunicado en redes sociales donde negaba las acusaciones, aunque aclaraba: “Es cierto que pudimos haber sido insensibles y soberbios desde el lugar que ocupamos como varones y como músicos. Pedimos perdón por eso”.

A los pocos días, se popularizó un blog similar en el que se recopilaban 13 testimonios de abusos por parte de la banda Cielo Razzo, en el que se incluía a varias menores. Rápidamente, el grupo lanzó un comunicado en redes sociales donde negaba las acusaciones.

La última denuncia es la que recibió la banda Babasónicos, luego de que a finales de año tres mujeres relataran que fueron acosadas por los integrantes del grupo mientras eran menores. Adrián Dárgelos, líder del grupo, negó las acusaciones y criticó que las denuncias se hayan hecho bajo un relato “fantasioso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)