Novedad

Rosalía, la niña flamenca que revoluciona al pop español

La cantante española editó uno de los discos más relevantes del año, por estos motivos

Rosalía. Foto: Captura de YouTube
VIDEO | "Bagdad", el nuevo videoclip de Rosalía

Sentada en un baño, con los dedos y las muñecas llenas de joyería dorada, con una melena rubia que un rato antes revolucionó las redes sociales, Rosalía llora. Cruza sus manos de uñas larguísimas, apoya los codos sobre las rodillas, y sus lágrimas se estrellan contra el piso, una a una, hasta inundar la habitación. Las lágrimas caen contra el suelo, violentas, hasta que la ahogan, hasta que la llevan al fondo para renacer, y le dan imagen a una canción, “Bagdad”, que habla de quemarse en el infierno.

Ayer, la artista del año lanzó un nuevo videoclip y otra vez la clavó en el ángulo. Ayer, la española Rosalía presentó un nuevo visual de un tema/capítulo de su disco, El mal querer, y otra vez se ganó la atención del público, los elogios. La pieza, dijo en su Instagram, es “pa todos los que les rompieron el corazón y se ahogaron en su pena”, y en parte todo su disco tiene que ver con eso.

Hay algunas cosas en torno a El mal querer, que cualquiera que haya sido cautivado por esta catalana de 25 años, ya repite de memoria. El disco, lanzado en noviembre, nació como tesis de sus estudios de flamenco en la Escuela Superior de Música de Cataluña; está inspirado en una novela anónima del siglo XIV llamada Flamenca, y habla de una mujer que se casa con un hombre, y por celos, este la aprisiona: de ahí que cada tema sea presentado como un capítulo (son 11 en total). Lo hizo mano a mano con el barcelonés El Guincho, con quien se encargó tanto de la producción como de la composición. Y es una revolución para la música española.

Antes de El mal querer estuvo Los Ángeles, un disco que le valió una candidatura al Grammy Latino, pero que sobre todo la posicionó en España como una irreverente veinteañera que osaba hacer flamenco sin tener nada que ver con los gitanos, Andalucía y la tradición.

Catalana y con educación formal en el género, Rosalía debutó en la industria con un álbum de flamenco minimalista. Su voz etérea, que parece romperse y de repente crece hasta lugares inesperados, acompaña a una guitarra cruda que a veces es pequeña, y a veces es estridente y desgarradora, y a una poesía llena de dolor.

Ese título generó, el año pasado, tanto la exaltación de la figura de Rosalía como promesa de la música española, como la acusación de apropiación cultural por parte de un bando reacio a su propuesta. El mal querer no ha hecho más que potenciar esos dos frentes, pero por ahora, la admiración viene ganando. Rosalía cruzó fronteras a la velocidad de la luz, conquistó Iberoamérica con su sonrisa de niña y la complejidad de su obra, y vino para quedarse. Y a la música española esta inyección de energía y originalidad, le viene muy bien.

El disco

Di su nombre

Antes de ser la niña flamenca de cante deslumbrante, Rosalía había coqueteado con lo urbano en “Antes de morirme”, una colaboración con su entonces novio rapero C. Tangana, en la que se entrega al autotune. Y días antes de sacar el primer corte de El mal querer, “Malamente”, había lanzado un dueto con J Balvin en plan conversación romántica, “Brillo”, a medio camino entre el urbano y el R&B. Para muchos latinos, esa pieza fue un primer llamado de atención respecto a la voz de esa española extrañamente irresistible.

“Malamente” fue, en mayo, amor a primera escucha. Esta especie de trap que en vez de hi-hats tiene palmas, es un muestrario amplio del trabajo vocal de la cantaora (hay graves, agudos, tonos medios, susurros, un sinfín de latiguillos, algunos pasajes tirando a raperos), y tiene lo pasional de la tradición española y lo refrescante del pop actual. Es, además, la apertura del relato, un augurio nada bueno, y tiene un videoclip cargado de simbología y tan bien pensado y coreografiado, que hace difícil no trazar un paralelismo entre El mal querer de Rosalía y un trabajo como el Lemonade de Beyoncé. La chica es la estrella pop que Iberoamérica necesitaba, y lo está haciendo saber también en sus presentaciones en vivo.

“No escuchaba un hit español de este calibre en Estados Unidos desde Los del Río y Las Ketchup”, escribió en agosto un periodista de El Español, en referencia a dos que fueron one-hit wonder internacionales gracias a “Macarena” y “Aserejé”. Rosalía estará por encima de eso.

Rosalía
VIDEO | "Malamente", de Rosalía

El mal querer es como una pintura renacentista, donde cada detalle dice algo. Los sintetizadores, los samples, el ruido de cristales rotos o cuchillos o motores acelerando, las capas y capas de voces, la intención puesta en cada verso, los coros, el empaque pop, los estribillos poderosos y pegadizos, y por supuesto el relato a dos voces (de la mujer y el hombre), construyen uno de los discos más ambiciosos e interesantes de la temporada.

Los resúmenes anuales de medios internacionales ya lo colocan entre sus elegidos de 2018, un año en el que la revolución feminista encontró a una muchacha empoderada, que hizo que su sonido —físico y agresivo, que remueve adentro, que no repara en — y una base folclórica conquistaran el mercado angloparlante, y que convirtió en mainstream a un relato sobre la violencia de género que, como casi nunca en la vida real, tiene un buen final.

El tiempo juzgará la importancia de Rosalía para la música popular hispana: el presente ya la puso en la cima.

Cerca

La catalana se acerca a la región el año que viene

Con este disco que es una sensación, Rosalía recién está armando su gira mundial, y las únicas dos fechas que hasta ahora anuncia su sitio oficial, de cara a 2019, son en la región. Es que la española será uno de los números fuertes (aunque no encabeza la grilla) del Lollapalooza Argentina y del de Chile, que se realizarán los días 29, 30 y 31 de marzo (para el de Argentina, en Uruguay se venden entradas en Red UTS). Y además, estará en el festival Ceremonia de México, el 6 de abril.

“¡Qué emoción! No puedo esperar a marzo”, comentó la artista en sus redes, cuando se anunciaron las programaciones para las dos versiones de este festival.

En Uruguay, algunos especularon con la posibilidad de que la catalana llegara a Montevideo en el entorno del Lollapalooza, sobre todo porque el productor local Danilo Astori Sueiro avisó en su cuenta de Twitter, que había “una genia en la vuelta que es muy probable que sí”. Sin embargo, Astori confirmó a El País que no es Rosalía la posible candidata para tocar por acá. Quienes quieran verla ya, entonces, deberán esperar el milagro o cruzar el río (o la cordillera).

El mal querer, editado por Sony, llegará en las próximas semanas a las disquerías locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)