Show

Romina Peluffo empieza de nuevo y presenta su primer disco

Del mundo del cine se pasa a la música, y hoy muestra Obsesa en Tractatus: conocela

Romina Peluffo. Foto: Difusión
Romina Peluffo. Foto: Difusión

Romina Peluffo ha tenido varias vidas, y muchas veces le ha tocado llegar tarde a ciertas etapas o vivencias que, se supone, tienen que ocurrirle al ser humano a tal edad, en tal momento. Entonces tal vez hubo algo adolescencia, de estar a flor de piel como uno está a los 15 años, en el momento que vivió a los treinta y pico, y que fue lo que terminó de darle forma a Obsesa, su primer disco, que presenta esta noche en Tractatus.

Obsesa también fue la vuelta de Peluffo a la música, una pasión que tuvo décadas atrás y que después quedó de lado, cuando se metió en el mundo cinematográfico. Peluffo ha dirigido, trabajado como asistente de dirección y es actriz; el año que viene se estrenará Alelí, de Leticia Jorge y con ella como coprotagonista. “Y mi madre en la película es Cristina Morán. Siento mucho orgullo de poder decir eso”, comenta entre risas a El País.

“Pero ahora empecé a decidirme por estos lados”, dice, y estos lados son los de cantante, más bien cantautora, rockera. Obsesa, el disco que tocará hoy en Tractatus desde las 21.30, es el resultado de un proceso de trabajo fino con su amiga Laura Gutman y con Santiago Peralta, y de muchas clases de guitarra y ejercicios de composición con Juan Pablo Chapital.

Es el resultado de un camino en el que fue acomodando su voz grave, susurrada y profunda, para unas letras y melodías que son pura fuerza contenida, para canciones que son como caballos salvajes cansados de estar encerrados.

“Escribí desde un lugar de mucha libertad, porque nunca estuve pensando que alguien lo iba a escuchar. Yo no pensaba en hacer un disco, y si hubiera pensado, capaz que muchas cosas no las hubiera escrito”, reflexiona Peluffo mientras pone en perspectiva sus temas.

“Acá fluí”, dice cuando busca explicar cómo, por qué, en esta vida que vive ahora es cantante, cantautora, rockera, intérprete de su propia poesía. Acá, dice, como nunca, se siente como pez en el agua. Y el rock uruguayo se lo tiene que agradecer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º