STREAMING

Rolling Thunder Revue: un repaso a la legendaria gira de Bob Dylan

Netflix estrenó un documental, dirigido por Martin Scorsese, dedicado a la gira de 1975 y 1976 de Bob Dylan 

Bob Dylan durante la gira Rolling Thunder Revue. Foto: Netflix.
Bob Dylan durante la gira Rolling Thunder Revue. Foto: Netflix.

Bob Dylan está sentado en el centro del escenario. Está solo, tiene el rostro pintado de blanco y un sombrero con flores. De su guitarra suenan los acordes folk de “Mr. Tambourine Man” mientras que el músico, con ojos tristes, narra la historia y está convencido de cada palabra que sale de su boca. Las imágenes en vivo se entrelazan con marchas y celebraciones patrióticas por el bicentenario de Estados Unidos. En seguida, Martin Scorsese, el director del documental sobre la gira Rolling Thunder Revue (que acaba de estrenar Netflix) trae al espectador al presente y se muestra una entrevista reciente al músico, donde brinda un poco de contexto en que se comenzó la legendaria gira por más de 50 ciudades estadounidenses entre 1975 y 1976.

“Se discutía la razón por la cual Estados Unidos salió de Vietnam de una forma tan humillante”, dice Dylan, y las imágenes patrióticas que aparecen en pantalla terminan adoptando un mensaje irónico para una nación que ya venía golpeada por el escándalo de Watergate. En medio de la oscuridad de mitad de década de 1970, Dylan volvió a salir de gira por primera vez desde 1966.

“La idea era salir de gira y hacer una combinación de actos en el mismo escenario para que representaran diferentes estilos musicales. No diría que era una revista tradicional pero tenía un estilo tradicional de revista”, explica Dylan durante su primera entrevista filmada en una década. Luego se pone un poco nervioso y admite: “Intento hablar de qué se trataba la Rolling Thunder, pero no tengo ni idea porque no se trataba de nada. Solo es algo que ocurrió hace 40 años”, dice entre risas.

“No recuerdo nada”, dice Dylan. Pero por fortuna, hay un montón de archivo fílmico y actuaciones grabadas -se acaba de editar un box set de 14 discos con recitales completos y ensayos- que documentan cómo fue una de las giras más recordadas del músico estadounidense.

La revista que Dylan propuso incluía a músicos de diferentes estilos musicales, como Joan Baez, Roger McGuinn (The Byrds), Ramblin’ Jack Elliot, T-Bone Burnett y Mick Ronson (guitarrista y arreglador de David Bowie y Lou Reed). En vez de tocar en estadios para varios miles de personas -como Dylan había hecho en 1974 con The Band- o Crosby, Stills and Nash, la idea era presentarse en pequeñas ciudades como en una especie de revista intinerante.

Mientras se filmaba todo el proceso, la banda se presentaba en teatros para 3000 personas y se daban la libertad de ofrecer recitales diferentes. Para esta serie de shows, Dylan adoptó una especie de alter ego centrado en la pintura blanca de su rostro -influencia directa del teatro kabuki, aunque el músico lo atribuye la influencia a Kiss-, que permitió ver una faceta completamente nueva y enérgica que jamás se volvió a ver en un escenario.

Así, en varias de las filmaciones de los conciertos se puede ver al ganador del Nobel de Literatura de 2016 en uno de sus mejores momentos: con la voz más decidida que nunca y moviéndose por el escenario. Una faceta totalmente diferente de un músico que apenas habla entre canciones y se mantiene estático en el escenario.

Sorprendido por este cambio, un periodista de la revista Rolling Stone, que estaba cubriendo la gira, le pregunta a Dylan a qué se debía su nueva actitud. Él responde: “¿Viste a esos grupos de Italia que recorren el país en esos teatro móviles? El Dell’Arte. Es una extensión de eso pero musical”.

Para los fanáticos de la obra de Dylan, el documental de Scorsese incluye grandes momentos musicales. Uno de los principales son los dúos con Joan Baez (que había sido pareja del músico años atrás), donde se los ve armonizando varias canciones, “Podíamos cantar a dúo hasta dormidos”, recuerda Dylan. En “Blowin’ In the Wind”, cantan a dúo con el telón bajo y luego sorprenden al público.

Otro de los momentos del documental de Netflix llega cuando se muestra una filmación donde Joni Mitchell -que se sumó a la gira en su último tramo- toca por primera vez “Coyote” junto a Dylan y McGuinn, una canción que luego abriría su disco de 1976, Hejira.

El documental también ofrece excelentes interpretaciones de canciones Desire, el álbum que Dylan había publicado durante la gira. Así se lo puede ver cantando canciones como “One More Cup Of Coffee”, “Isis” y “Hurricane”, dedicada al boxeador Rubin Carter. Rolling Thunder Revue es un gran documento para los amantes de la música de Dylan.

dylan

Un vistazo al hombre detrás de la máscara

Además de las actuaciones musicales, Scorsese (que ya trabajó con Dylan en el documental No Direction Home) utiliza varias imágenes de la época de la gira y entrevistas a algunos de los participantes para poder ofrecer un acercamiento a la personalidad de Bob Dylan, uno de los músicos más herméticos del rock.

Según explican varios de los músicos, Dylan siempre fue un misterio y en las escenas, parece revelarse la causa: parece que todos quieren aprovecharse de él y a lo largo de los años tuvo que construirse una máscara para evitar que los aprovechadores se le acerquen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)