La propia discoteca

Roky Erickson, la vida sufrida de un pionero de la psicodelia

El 31 de mayo murió uno de los grandes artistas del rock, aunque el acontecimiento haya pasado desapercibido

Roky Erickson
Roky Erickson, 1947-2019

La muerte de Roky Erickson, el último día de mayo, tuvo poca trascendencia y se entiende. Erickson, que murió a los 71 años, fue un personaje marginal en la historia de la música con una relevancia casi local (y eso acá refiere a Texas, su estado natal) y una carrera que sus problemas personales hicieron demasiado irregular como para hacerla conocida.

Sin embargo, Erickson fue uno de los pioneros del rock psicodélico con 13th Floor Elevators, la banda que fundó a los 18 años en 1965. Un año después editó su primer disco, The Psychedelic Sounds of the 13th Floor Elevators, que contenía su mayor éxito, “You’re Gonna Miss Me”. En 1968, Erickson fue diagnosticado esquizofrenia paranoica en un internado en un centro público. Por ese tiempo fue encarcelado por tener un porro y pasó por tratamientos de electroshock. No pararon de pasarle más cosas en la vida.

Es por eso que All That May Do My Rhyme, su disco de 1995 parece ser la mejor manera de entrar en su universo. Allí, aunque con un sonido más domesticado, Erickson deja en evidencia su calidad de cancionista, un mérito en el que quizás tenga que ver que esta es de sus producciones más cuidadas. Entonces ahí están “Starry Eyes”, “You Don’t Love Me Yet”, “Clear Night For Love”, “Don’t Slander Me”, buenas muestras de lo que podría haber sido Erickson.

Si más gente hubiera escuchado alguna de esas maravillas sus obituarios hubieran estado a la altura de su relevancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)