La propia Discoteca

Un rock ochentoso y con conciencia social

Un canon personal y musical de algunos discos fundamentales. Hoy: Scarecrow de John Mellencamp

John Mellencamp
John Mellencamp, un rockero de los de antes

A mitad de camino entre Bryan Adams y Bruce Springsteen (aunque más cerca del jefe que del canadiense), John Cougar Mellencamp tuvo un éxito rutilante en la década de 1980. Scarecrow fue la certificación de su popularidad, su talento, su inquietud social y su capacidad para hacer un pop de raíz country rock que atendiera a un público masivo.

El sonido rotundo de la batería (a cargo de Kenny Aronoff) le da un aire contagioso incluso a canciones “enojadas” como “Small Town”, “The Face of The Nation” (que tiene un aire raro a lo Joe Jackson) o “Justice and Independence ‘85”, a himnos como “You’ve Got to Stand for Somethin’” y, sobre todo a las más festivas como “Lonely Ol’ Night” y “R.O.C.K. in the U.S.A.”. También hay notas más baladísticas como “Minutes to Memories” y “Between a Laugh and a Tear”.

John Mellencamp
Vea el video de "R.O.C.K. in the USA" de  John Mellencamp

Es un disco de rock que sintetiza mucho del espíritu de su época, los mediados de la década de 1980, con sus crónicas de la América profunda, una celebración de la música de su país, una denuncia de algunas intolerancias y diferencias y, principalmente, las ganas de pasar un rato bailando con la novia de toda la vida.

La influencia de Mellencamp, que nació en 1961 y aún sigue en actividad, se ha hecho sentir en artistas como Kid Rock y mucho cantautor rockero con conciencia de clase que surgió después. Y se volvió con esas armas, un referente del rock americano para una generación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)