ARIEL MINIMAL

"Rock nacional es solo una etiqueta"

Ha estado desde siempre en el rock argentino: desde sus años punk en Descontrol, a su paso por los Fabulosos Cadillacs o su exquisito proyecto con Flopa y Panza. Mañana, Minimal viene con Pez, su banda, a presentar su disco Rock Nacional en Bluzz Live a partir de las 22:00.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Somos impulsivos y por eso tenemos tantos discos". Foto: Martín Santoro

—Pez ha tenido una buena relación con Montevideo. ¿Hacía mucho que no venían?

—Hace dos años, no hace tanto. La banda toca hace 23 años y demoramos unos 10 años en cruzar hasta ahí, pero la de mañana será como la décima visita.

—Siempre pensé que a diferencia de otras bandas, las influencias de Pez son del rock argentino. ¿Que el último disco se llame Rock Nacional me da la razón?

—Tiene que ver con la música con la que crecimos. No lo considero exclusivamente como argentino. Por ejemplo el Negro Rada para mí es rock nacional. Eso, la música que escuchaba mientras crecía. Y, por eso, Rada y Opa para mí es música cercana a mis cariños. Como Queen o Kiss. Pero lo que sí tenía el rock en castellano era que te hablaba en una lengua y en unas vivencias que podías entender.

—¿Cómo surgió este proyecto? ¿Trabajan mucho los discos?

—Trabajar mucho no es exactamente algo que nos define a la hora de los discos. Nos guíamos por el impulso de registrar y componer y no tan trabajado. Somos impulsivos y por eso tenemos tantos discos. No nos quedamos a buscar el sonido perfecto, todo es mucho más expeditivo.

—El concepto rock argentino es amplio y ha mutado bastante desde que vos empezaste en la música, allá por 1985.

—Es una etiqueta eso de rock nacional. El año pasado estábamos en México y allí también se habla de rock nacional. Y además, las canciones de este disco fueron compuestas sin tener el título del disco. El título es más un juego de palabras.

—¿Cuál fue el primer disco de rock que te compraste?

—Tengo un hermano mayor que es locutor de radio y toda la música me llegaba por su lado. El primer disco que me compré yo, de ir a una disquería a buscarlo, fue el Dinastía de Kiss que fue una marca muy fuerte para mi generación; yo tendría ocho o nueve años y ese disco fue para mí un shock. De rock nacional no sé lo primero que habré escuchado. Pienso que serían las cosas de Serú Girán, aunque algunos primos mayores nos pasaban las cosas de Invisible, Pastoral, Manal y manejaban esa data.

—En este tiempo abandonaste tus proyectos paralelos a Pez, Siempreterno y tu trabajo con Flopa. ¿Pensabas que la banda necesitaba una dedicación tuya full time?

—No. La razón es que fui padre a principios de este año y preferí quedarme más en casa para dar una mano en esta situación de recién nacido. Es verdad también que a medida que nos vamos poniendo grandes, la energía no es tanta como cuando sos más pendejo y hay que enfocarla mejor y usarla para que sirva.

—¿Qué vamos a ver acá en Montevideo?

—Vamos con un quinteto: el trío histórico (Minimal, Fósforo García y Franco Salvador) de la banda que está como hace 20 años, a los que se sumaron Juan Ravioli y Migue Pagliarulo en percusión. Tocamos los dos últimos discos de la banda (El manto eléctrico y Rock Nacional). Somos una banda tan añosa y en este momento no tengo ganas de tocar esas canciones que tocamos hace 20 años. Y lo último es lo que más me representa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)