LUCYBELL

Rock magnético y con energía

El cantante de Lucybell, Claudio Valenzuela, habló con El País sobre el nuevo disco de su agrupación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Magnético" es el primer álbum del ahora trío chileno en siete años. Foto: Difusión

El cantante de Lucybell, Claudio Valenzuela, conversa por teléfono desde Idaho, donde se fue a vivir con su familia luego de haber vivido en México. El cambio es grande. "Esto es mucho más tranquilo. Luego de vivir en una ciudad gigante, y andar en ciudades grandes cuando viajo, llegar a mi casa es sinónimo de paz", dice el músico, que va a hablar de Magnético, el nuevo disco de unas de las bandas de rock chilenas con público continental, más allá de que en Uruguay solo tocó una vez, hace diez años: "Nos encantaría volver, porque tengo muy lindos recuerdos de aquella vez", dice Valenzuela sobre el concierto que realizó en el desaparecido boliche Central junto a Astroboy y la banda argentina Estelares.

Magnético es el primer disco de Lucybell desde 2013, cuando sacaron un EP, Poderoso, pero la banda no sacaba un álbum hecho y derecho desde hace siete años, porque Fénix es de 2010.

"Nos tomamos un buen tiempo para hacerlo, es cierto. Debe ser el disco que más tiempo nos tomamos para hacer, en toda nuestra historia, que abarca 25 años. Fue, casi, como cuando un grupo hace su primer disco", dice el vocalista y explica que en el tiempo transcurrido, lejos de tomarse vacaciones, los tres le dieron duro y parejo al trabajo para componer y grabar las canciones de Magnético. "Fue un trabajo constante de intercambiar ideas y ensayar mucho. Fue un trabajo muy intenso de laboratorio. Queríamos que cada canción estuviera muy trabajada y poder sacar de ella lo más importante".

Valenzuela también dice que otro criterio para la grabación fue dejar la comodidad de lado, por eso es que en algunos casos dejaron de tocar sus instrumentos para tocar el del compañero (Lucybell, actualmente, está integrada también por José Miguel Fonceca en batería y Eduardo Caces en bajo). Todo para aportar a las canciones desde lugares distintos y lograr, como dice, un "color" diferente en cada una de ellas.

Y todo eso estando cada uno en un país distinto. Si no fuese por internet, Magnético no hubiese sido posible.

"Si bien nunca dejamos de tocar en vivo, sí queríamos tener mucho tiempo para hacer este disco, para llegar al resultado al que llegamos: un disco muy variado, donde hay canciones electrónicas, otras que son más pesadas, otras que son acústicas. Las sonoridades son muy distintas, y creo que es la primera vez que tenemos un disco tan variado en lo que hace a la sonoridad".

Para el cantante, la reacción del círculo más cercano a la música de Magnético fue una sorpresa: "Es que hacía tiempo que no sacábamos un disco nuevo, y nos parece que la gente que ya lo escuchó lo tomó con mucho cariño. Como compositor, es algo muy lindo, muy positivo".

—Pero Lucybell es una banda con 25 años de historia. Ustedes ya tienen un público fiel. Llama la atención que digas que te sorprende que el público haya recibido bien las nuevas canciones.

—Mira, cuando empiezas a pensar o sentir así, es que estás en problemas. No hay que perder la capacidad de sorprenderse. Entiendo lo que dices. Tenemos ochos álbumes y cuatro EP. Pero te juro que cuando sacamos el disco estábamos muy expectantes sobre cómo iba a ser recibido.

—¿Sentían que estaban un poco quedados y por eso pusieron tanta producción en este disco?

—(Piensa). No creo. Siempre fuimos muy inquietos. Lo que me parece es que nos dieron ganas de hacer un disco especial, en parte porque antes habíamos hecho una gira con todos los integrantes que alguna vez fueron parte de esta banda. Volver a ser un trío después fue lo que nos motivó a hacer el disco, con mucha energía. Mientras que la tengamos, hay que ponerla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)