Crítica: Mayumana

El rito de la percusión actualizado al siglo XXI

La compañía de Israel se está presentando con un show de fuerte despliegue visual y sonoro

Mayumana
Mayumana está en Landia. Foto: Difusión

Nuevamente la compañía israelí Mayumana visita Uruguay, y todavía dará tres funciones más, desde hoy al sábado. Ahora llegó con Currents, que se instaló en Landia, en una gran carpa, que en la primera función, del pasado martes, aguantó lo más bien la intensa lluvia. Más aún, a todos los efectos de audio y música del show se sumó el sonido de la lluvia, con un resultado agradable para los oídos. Y el espectáculo, pese a que trabaja con muchísima y potente percusión, nunca llega a aturdir. Y de sonido está muy bien. Seguramente no es una música para escuchar fuera del contexto del show, pero dentro de él funciona perfectamente, y creo que es bien aceptada por público de todas las edades, dejando de lado las excepciones de siempre.

El show transcurre con comodidad para el espectador, es de una duración muy razonable, nada exigente. Y no busca generar un clima trascendente, sino que más bien apuesta a lo lúdico. De hecho, durante el show del martes hubo a lo largo del espectáculo chicos corriendo por los pasillos de la platea, y padres que vieron el espectáculo con sus hijos sobre los hombros, incluso bailando un poco. Un clima de recreo crea este show inusual.

Currents está armado a partir de cuadros más bien cortos, que en general van alterándose entre uno más musical, y otro algo más actuado. Entre las partes más actuadas hay algunos discretos toques de acrobacia y algo de lenguaje de clown: una de las mejores escenas es la clásica del mozo que sirve a unos comensales. Y hay elementos circenses (aunque con una estética distinta a la del circo), como el artista que baja a la platea a jugar con el público, o el diálogo entablado entre el escenario y el patio de butacas. O la dinámica con una pelota, con la que los artistas juegan y nadie ve.

El tema que da título al show no aparece tan claro a lo largo del mismo. En general es sentido de conjunto es difuso, y tampoco se trata de ponerse a analizarlo, porque la riqueza del show va por otro lado. Y un primer lugar en sus méritos está todo el juego de imágenes que ofrece la gran pantalla, al fondo del escenario. Elemento que está enriquecido por la inteligente interacción con lo que pasa en escena. Es interesante ver cómo la compañía funde sonidos e imágenes, donde llegan a interactuar lo digital con la percusión más tribal.

Landia ofreció al show la infraestructura que éste demanda, pero todo el entorno del escenario y la platea son un poco descarnados, faltos de la estética que Currents brinda. De todos modos, el juvenil show luce en sí mismo, con sus efectos de humo, y sus muchos sonidos producidos por múltiples cosas, del agua al vidrio. Algún guiño a la música popular, o algunos juegos de palabras en español, sumaron gracia a esta visita extranjera, que ofrece un lenguaje internacional, que puede ser disfrutado en toda geografía, por personas de las más diversas edades.

ficha

Currents [****]

Creadores y directores artísticos: Boaz Berman. Música: Boaz Berman. Diseñador de vestuario: Hadas Zur. Diseñador de iluminación: Roy “Junior” Milo. Diseñador de sonido: Amir Schorr. Ambientación: Boaz Berman, Michael Kremenko. Sala: Landia. Centro de Espectáculos Parque Roosevelt. Funciones: hoy y mañana a las 20:30 y el
sábado 12 a las 21:00. Entradas: en Red UTS, desde $ 2885 a $ 885.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)