Crítica | Música

Ritmos británicos en Casavalle

Rule Britannia, el título del programa que eligió la Banda Sinfónica de Montevideo, alude a la canción patriótica inglesa escrita en 1740 por el compositor Thomas Arne inspirada en el poema homónimo de James Thompson. De allí que los autores interpretados fuesen británicos o que desarrollaran su carrera allí.

El concierto se inició con la "Obertura" de la Música para los reales fuegos artificiales de Händel. El director invitado Yuri Sobolev ofreció una versión muy sobria sin excluir nunca el vigor de la expresión, ni el rico dinamismo de la obra.

Luego vino la "Segunda Suite para banda" de Holst, compuesta en 1911. Ella consta de cuatro movimientos basados en canciones folclóricas británicas. La "Marcha" inaugural es de carácter noble y decidido, asemejándose con Elgar. La "Romanza sin palabras" es un remanso lírico, en donde oboe y clarinete exponen una melodía de carácter modal. Luego viene la rítmica "Canción del herrero" y la "Fantasía sobre Dargason" en la que se superponen dos melodías folclóricas.

Continuó la velada con tres números de la "Suite de Lincolnshire Posy" del australiano Percy Grainger. Se ejecutó la primera "Lisbon", la canción del marinero; la quinta "Lord Melbourne", una canción de guerra, y la sexta "The Lost Lady Found", una danza. Tanto en Holst como en Grainger Sobolev mostró calidad en lo interpretativo y consumado dominio del detalle del oficio.

Después se ejecutaron las "Cuatro danzas escocesas" de Arnold compuestas en 1957. En ellas el autor combina el estupendo virtuosismo de los instrumentos de metal con ritmos de gran contraste. Luego Sobolev se dirigió al público para ofrecer según él una sorpresa musical, el "Pericón Nacional" de Gerardo Grasso —al poseer las figuras de la antigua country dance inglesa, de allí su inclusión en el programa— lo que provocó un aplauso general de pie.

Cerrando el programa se interpretaron las dos primeras marchas "Pompa y Circunstancia" de Elgar. La primera sin dudas es la más famosa y entradora para el público. Es notoria la versatilidad de Sobolev en cada presentación, con su estilo personalísimo y vigoroso, hace que lejos de interponerse entre el autor y el oyente, facilite la tarea ineludible de la comprensión. Merecen gran reconocimiento los instrumentistas de la banda que, a pesar de la deficiente acústica del lugar, consiguieron una calidad de sonido fuera de lo común para un público muy respetuoso del hecho artístico a pesar de no estar en una sala de teatro.

Banda Sinfónica de Montevideo.

Director: Yuri Sobolev. Programa: Obertura de la "Música para los reales juegos artificiales" de Händel, "Segunda Suite para banda op.28 nº 2" de Holst, "Suite de Lincolnshire Posy" de Grainger, "Cuatro danzas escocesas op.59" de Arnold, "Marchas Pompa y Circunstancia nº2 y nº 1" de Elgar. Complejo Municipal Salud, Cultura y Deporte (Sacude), Barrio Casavalle, 25 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados