J BALVIN

El ritmo más popular del mundo

El reggaetonero del momento estará el 9 de agosto en el Palacio Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Es la primera vez que el colombiano llega a Uruguay. Foto: Difusión

JBalvin está en su mejor momento. Hoy es la máxima estrella del reggaetón, con premios, giras con entradas agotadas, millones de reproducciones de sus videos en YouTube y una legión de admiradores en sus redes sociales. Sus tres cuentas oficiales de Facebook, Twitter e Instagram acumulan aproximadamente 42 millones de seguidores.

Canciones como "Ginza", "Ay vamos" y "Safari" suenan en radios, celulares y fiestas. Y si aún no lo conoce, basta preguntar un poco por ahí y lo más probable es que le digan: "Ah, sí. El de Peleamo / Nos arreglamo / Nos mantenemo en esa / Pero nos amamo" (de "Ay vamos")

Pero si el propio Balvin está en llamas actualmente, no puede decirse lo mismo de su teléfono. La nota telefónica con la estrella colombiana arranca con el mayor de los profesionalismos: hay asistentes que llaman antes para corroborar que todo esté pronto y para avisar que solo serán unos minutos más, porque Balvin —atento y amable pero lacónico, completamente profesional— se atrasó un poco en otra charla telefónica.

Cuando finalmente llama a El País, su teléfono (o el que le pasaron a estos fines) empieza a complicarle —y mucho— la vida al periodista. Balvin, parecería, escucha perfecto. Pero lo que llega de su lado de la comunicación es como un "mashup" fallido donde su voz se entremezcla con interferencias y ruidos que hacen de su característica escasez de palabras algo aún más parco.

Lo cierto es que Balvin se va a presentar en vivo por primera vez en Uruguay el próximo 9 de agosto, en el Palacio Peñarol. El colombiano llega a un país cuyo público ha aceptado con mucho gusto al reggaetón, el género musical al cual se lo asocia.

No solo porque ya han venido Maluma y Daddy Yankee en los últimos años y han convocado a miles a sus conciertos. También porque la música del propio Balvin es de las más escuchadas en Uruguay.

En la lista de reproducciones de la plataforma de música por streaming Spotify, Balvin estaba, al cierre de esta nota, primero en el Top 50 de las canciones más reproducidas en Uruguay con su nuevo tema, "Mi gente", en la que participa el Dj y productor francés Willy Williman. Además, en esa lista, Balvin tenía seis entradas, ya sea como solista o invitado en canciones de otros.

Con todo, Balvin no es un típico representante del estilo musical del perreo. Aunque en el estribillo del tema que es probablemente su mayor hit ("Ginza"), él cante "Si necesitas reggaetón / Dale / Sigue bailando mami / No pare / Acercate a mi pantalón / Dale", Balvin se distingue de la mayoría de sus pares en ese género.

Para empezar, no es ni puertorriqueño ni panameño, los países que se disputan el origen de ese estilo musical. Y aunque su sentido estético tenga mucho que ver con el reggaetón (pelo teñido, pantalones holgados, calzado deportivo), basta consultar las fotos de su cuenta de Instagram para percatarse que ahí también hay un gusto por atuendos y accesorios que no son típicos de esa cultura, y que lo acercan a una imagen más ambigua sexualmente, más cosmopolita y elaborada.

En la mayoría de sus videoclips, en tanto, no hay mujeres con poca ropa. Abundan las modelos, pero estas casi siempre están bastante más vestidas de lo que la norma indica para una estrella del reggaetón. Hay un clip en el cual él interpreta a un padre divorciado. Balvin es un tipo raro en el reggeatón y es difícil imaginar que vaya a cargar con el mismo rótulo de sexista que actualmente tiene su compatriota Maluma, por la canción "Cuatro Babys".

El año pasado, Balvin sacó el álbum Energía (cuarto en su discografía), un trabajo que tiene más en común con el neo-rap de Drake y el trap cargado de "autotune" que a los "¡Duro, duro!"de Daddy Yankee.

El disco es uno de los pretextos para la gira internacional de Balvin y para una charla con El País.

—Cuando te entrevistamos el año pasado, estabas por sacar Energía. ¿Cómo ves a ese disco ahora que ya tiene un camino recorrido, que te ha dado muchos premios y es el que te está llevando de gira por tantos países?

—Yo disfruto del proceso, del camino recorrido. Y en ese sentido, imagínate que todo ha sido muy bonito. Lo he disfrutado mucho.

—¿Cómo es el proceso por el cual decides grabar con tal o cual artista? ¿El criterio principal es el estratégico, en el sentido de que asociarte a alguien te ayuda en tu carrera, como cuando…

—(Interrumpe) No, no es así. Yo me guío por lo artístico. Lo más importante es la buena música. No tiene que ser un artista reconocido ni mucho menos. Tiene que ser una excelente canción. Porque si la canción es excelente, ahí ya todo suma.

—Estaba pensando en la canción "Buscando huellas"…

—Sí, sí (entusiasmado).

—…que grabaste para un disco de Major Lazer, a dúo con Sean Paul.

—Ellos me mandaron el instrumental. Y con Sky (productor de Balvin) y mi equipo hicimos la canción. Diplo (integtrante de Major Lazer) se enamoró de ella y ahí llamó a Sean Paul. Y quedó bien ¿no?

"Bien" es subestimar el éxito de "Buscando huellas", que ya lleva más de 12 millones de reproducciones en YouTube desde el 1° de junio, cuando subió al canal oficial de YouTube de Major Lazer.

Claro, esos números no son mucho en comparación con las más de mil millones de reproducciones que tiene "Ay vamos", publicado en la cuenta de YouTube de Balvin hace dos años.

Y ni que hablar de su nuevo tema, "Mi gente", que ni siquiera figura en un disco y que, lo más probable, tampoco llegue a estar en uno. Subido a YouTube el pasado 29 de junio, "Mi gente" llevaba, cuando se hizo esta nota, más de 220 millones de reproducciones.

El video es otro paso más en el camino de Balvin de desmarcarse de los tópicos más transitados del reggaetón: no hay mujeres en bikini mostrando glúteos, predomina una estética ghetto-chic —a lo Ciudad de Dios?— mezclada con colores y diseños similares a las pinturas de Keith Haring. Los modelos parecen salidos de aquellos avisos con los que la marca Benetton se hizo famosa mundialmente en la década de 1990: hay niños, gente de muchas etnias (y clases sociales) y hasta modelos con vitiligo.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En "Mi gente", además, Balvin fusiona el groove típico del reggaetón con algo de "dancehall", el estilo musical jamaiquino. Y participa el por acá completamente desconocido Dj y productor francés Willy Williman, que canta un poco en español y rapea un poquito en francés.

—¿Cómo llegaste a grabar con él? No parece ser una unión muy común. Un artista colombiano con un francés que…

—Eso fue muy chévere. ¿Ves? Es a eso mismo a lo que me refería antes. No tiene que ser un artista conocido para que grabe con él. Lo que importa es la música, la canción. Y esa canción está actualmente en el segundo lugar a nivel global. Él es un artista muy respetado en Francia. No lo será tanto a nivel internacional, pero lo que importa es que la canción esté buena. Es muy bonito hacer una fusión así y el éxito que está teniendo actualmente es un regalo de la vida. O del universo. Como le quieras llamar.

—Varios de tus videoclips tienen un encare cinematográfico, con secuencias de acción, créditos que aparecen al principio del videoclip, actuación. ¿Está entre tus planes hacer películas?

—¡Claro! Absolutamente. Igual todo es un proceso, como te decía. Ahora es la música y en eso estoy.

—¿Cómo es llegar a un país en el cual nunca antes te presentaste en vivo?

—Pues mira, no puedo más de la ansiedad. Totalmente ansioso por llegar y compartir el talento de mi equipo, la banda y disfrutar de la música con la gente. Vamos a llevar un show basado en Energía, y todo lo nuevo que hemos sacado. Quiero expresar mi total agradecimiento a los fans uruguayos, a quienes les voy a llevar la mejor energía y la mejor vibra. Cien por ciento.

UNA ÉTICA DE TRABAJO QUE ESTÁ REPLETA DE RITMO.

En muchas de las entrevistas que le han hecho a J Balvin, se menciona que trabaja mucho. Tanto que ha tenido consecuencias para su salud, como ataques de pánico y períodos de depresión. Hoy, según las notas que ha dado en los últimos años, parece haber encontrado un ritmo laboral menos extenuante.

—Tienes una reputación de trabajar mucho, de estar constantemente haciendo cosas para llevar adelante tu carrera. ¿Qué haces para relajarte, cuando te quieres tomar una pausa?

—Mira, lo más importante está en eso que tú dices: la pausa. Ahí está la clave. En estar contigo mismo. Ya estoy pensando en mi próximo álbum y estoy en contacto permanente con mi equipo, pasándonos ideas, incluso cuando estoy de gira, porque hoy Internet solucionó el tema de estar en distintos lugares. Pero vamos a darle tiempo al tiempo.

COLABORACIONES, SOCIOS E INFLUENCIAS.

Pharrell Williams - Canta en "Safari", del disco Energía.

Antes que Luis Fonsi pusiera a Justin Bieber en un remix de "Despacito", Balvin había conseguido que el productor e intérprete cantara en español en este tema. En su cuenta de Instagram, Balvin puso una foto de Williams y escribió: "Todos los días hablo con personas que me ayudan a ser mejor como persona y después como artista ¡Uno de mi grandes ídolos y gracias a Dios un amigo!".

Sky - Productor.

Sky (nombre artístico de Alejandro Ramírez) es quien le presentó el sonido de "Ginza" a J Balvin. En una entrevista que se puede ver en YouTube, Sky cuenta cómo fue: "Le puse la introducción de la canción y a él no le gustó. Le parecía chistocito y me dijo que no. Pues esperate, escúchalo todo, le dije". La canción tiene 720 millones de reproducciones en YouTube.

Daddy Yankee - Rap en "Pierde los modales", en el disco Energía

Para el diario colombiano El Tiempo, J Balvin reconoció la influencia del puertorriqueño "Cuando tú eres tú, estás provocando un impacto porque no estás siguiendo a nadie. Antes imitaba a Daddy Yankee. Sí, al principio yo era Daddy Yankee. Pero cuando entendí que no hay cama pa tanta gente fui descubriendo mi identidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)