Música

El ritmo según los nerds de la música

La banda de Francisco Fattoruso era la elección más obvia y natural para abrir el show de Snarky Puppy, hasta se podría decir que es la versión uruguaya del grupo originario de Texas, por lo que su apertura del show fue una gran entrada en calor para lo que vendría después.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los nueve músicos tienen una gran sintonía en vivo.

ALEJANDRA PINTOS

El grupo de músicos, que son de los mejores del país, pasó de un tema más jazzero a otro con tintes de rock pesado con total naturalidad y gran nivel.

Luego hubo una segunda apertura, la de Banda Magda, el grupo liderado por Magda Giannikou, una vocalista y acordeonista griega de gran talento, que cantó canciones en francés pero con un ritmo tropical. La combinación es extraña, sí, pero funciona a la perfección. El carisma de la artista, su potencia y dominio del español hicieron que muchos se lamentaran cuando se bajó del escenario.

Finalmente fue el turno de Snarky Puppy, en la penúltima presentación en el marco de su gira latinoamericana. Hicieron temas de su último disco, que salió hace unos meses, Family Dinner vol. 2, de su próximo disco que estará a la venta pronto (es una banda muy prolífica) y de otros álbumes anteriores, aunque por momentos era difícil dividir el show en canciones porque las entradas y las salidas se amalgamaban a la perfección.

Para quienes tocan algún instrumento, ver a Snarky Puppy es como ir a una clase magistral. Cada uno de los integrantes es virtuoso en su instrumento y lo demuestra a la hora de hacer los solos —en algunos, incluso, se retiran miembros del grupo para dejarlos literalmente solos. Para los que no sabemos tocar nada es totalmente disfrutable, aunque por momentos se extraña una voz que cante.

Para darle un toque distinto a su show montevideano invitaron al violinista uruguayo Federico Nathan, que había colaborado con ellos en un disco anterior. En una tarde, el virtuoso del violín se aprendió una canción del próximo álbum de Snarky Puppy y a la noche se subió al escenario. Sobra decir que la ejecución fue perfecta y que Nathan se lució.

El diálogo entre los nueve músicos en escena y tocando al mismo tiempo es increíble gracias a la conexión que tienen, producto de horas y horas de práctica. Michael League, el bajista, es el encargado de llevar adelante el show y de, a través de su mirada, avisarle a los músicos cuándo hay que dejar de improvisar y terminar la canción.

A los miembros de Snarky Puppy se los ve disfrutar como a pocos (Michael Legue lo confirmó al exclamar "¡This is fun!", luego de un momento en el que todos tocaron al mismo tiempo). Son nueve nerds de la música —en el mejor sentido— que la pasan bien sobre el escenario, que aman sus instrumentos, y que su forma de divertirse es tocando. Entonces su recital parece una jam más, solo que adelante de un Solís lleno de gente. Tal vez con los dos bises el espectáculo se hizo largo, pero valió la pena.

Snarky Puppy [****]

Banda: Nate Werth, Marcelo Woloski, Chris McQueen, Mike Maher, Jay Jennings, Chris Bullock, Jason Thomas, Michael League y Cory Henry. Artistas invitados: Banda Magda. Invitados uruguayos: Francisco Fattoruso y su banda, y Federico Nathan. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: Jueves 10 de marzo. Hora: 21:00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados