En el Auditorio

Reseña: No Te Va Gustar se luce en un nuevo espectáculo de primer nivel

La banda ya dio tres de ocho shows en el Auditorio del Sodre, con entradas agotadas

No Te Va Gustar en el Auditorio del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour
No Te Va Gustar en el Auditorio del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour

"La verdad es que el tiempo no nos ha hecho bien”, decía una canción que ha sido exiliada del repertorio de No Te Va Gustar, y es una conclusión que podrá aplicarse a muchas personas o situaciones, pero no a Emiliano Brancciari y su banda. En este plan de festejos del cumpleaños número 25 de una historia de popularidad inesperada, se editó una biografía, Memorias del olvido, en la que quedaron en evidencia los comienzos amateur de unos muchachos que aprendieron a tocar gracias a la práctica, las ganas, y no mucho más.

Pero a No Te Va Gustar, el tiempo la ha favorecido con creces. Hubo en el camino algunos altibajos, golpes duros de esos que pueden ser irreversibles, que ya son conocidos y ya quedaron atrás. Pero más allá de los hitos a anotar, el tiempo trajo experiencia, oficio, y el desarrollo de talentos individuales que hoy están en su mejor versión. Y eso es lo primero que, con una mirada más bien fría, se desprende de Otras canciones, el show que el grupo más popular del rock uruguayo (sin discusión) está haciendo en el Auditorio del Sodre Dra. Adela Reta.

El estreno fue el martes y los shows siguieron el miércoles (esta nota se basa en esa función) y ayer; y habrá más el domingo, lunes, martes, miércoles y jueves, todos con entradas agotadas. O sea, al cierre de la seguidilla montevideana, al espectáculo lo habrán visto más de 14.000 personas. Después, Otras canciones seguirá su gira por la región (las fechas de junio en Argentina están casi todas agotadas, luego habrá más) y por el interior del país.

Este nuevo espectáculo presenta el material lanzado recientemente, el disco y especial de televisión, respetando esa sonoridad casi unplugged a partir de una instrumentación ampliada, y la estética vintage de la puesta. Los paneles y las luminarias son parte de lo utilizado en la grabación.

Y el resultado se despega de la media de la música nacional toda, porque mantiene un nivel excepcional e internacional en lo técnico, lo arreglístico y la ejecución. Además, No Te Va Gustar complementa atendiendo un par de reclamos fundamentales para la escena cultural local. Por un lado, incorpora para la ocasión a varias mujeres a su equipo (Mint Parker en voz e instrumentos varios, Leticia Gambaro y Nikole Cedeño en cuerdas; los acompañarán a Córdoba y al Gran Rex). Y por otro, acerca artistas uruguayos menos conocidos, a un público masivo y heterogéneo, algo que ha venido haciendo sobre todo fuera de fronteras, desde hace rato. Florencia Núñez, que además abrió los shows de martes y miércoles (Lucía Ferreira, Martina Lanzaro y la propia Parker abrirán el resto en el Auditorio), y Ernesto Tabárez de Eté & Los Problems, son invitados para ponerle voz a las versiones de “Chau” y “Poco”, respectivamente.

No Te Va Gustar en el Auditorio del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour
No Te Va Gustar en el Auditorio del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour

Eso, que cierra por todos lados desde una perspectiva más objetiva, también cierra desde el lugar más subjetivo o emocional. Para estos shows, No Te Va Gustar armó un repertorio precioso que toma como punto de partida lo grabado para su último material (el martes, salvo “Cruz de olvido” y “De nada sirve”, estuvieron todas), e incorpora algún clásico y más de un lado B.

Entre los lados B estuvieron dos de los puntos más altos de la noche del martes, para quien escribe. “Una triste melodía”, esa tristísima pieza del Todo es tan inflamable, pudo trasladar al vivo el precioso arreglo de cuerdas y de piano de la versión de estudio, y dio paso a un instrumental que fue el gran momento eléctrico de la noche, con un solo de guitarra de Pablo Coniberti que le valió una ovación. Y “Difícil”, otro golpe bajo del cancionero de No Te Va Gustar (está en Aunque cueste ver el sol), mutó a una forma extraña que, si se permite la analogía, era como jazz tocado por Led Zeppelin. Fue una versión enorme.

Después hubo interpretaciones mucho más chiquitas y sutiles, como la de “Te quiero más”, y otras más fieles a las originales, pero en todas se mantuvo una intensidad rockera que más allá de los aportes novedosos, se sostuvo en las guitarras, el bajo o contrabajo, la batería, la percusión y las armonías vocales. Y en la voz de Brancciari, que tuvo un buen rendimiento general y algunos momentos sobresalientes, como el último estribillo de “Me ilumina hoy”, sumamente desgarrador, o toda “Paranoia”.

En el medio las sonrisas cómplices, los bailes en la silla y un par de chistes al pasar, dejaron en claro que la banda, aunque acostumbrada a los escenarios, disfrutó de ese sabor distinto que se le encuentra a las cosas nuevas. Y desde abajo, el público compartió con gritos y ovaciones en los momentos justos, con un coro medido para no opacar las nuevas versiones, y con esa fascinación de estar, también, descubriendo a una banda de la que ya se sabe todo, de una nueva manera, con un nuevo color.

La gira por el interior llegará a 15 ciudades

No Te Va Gustar llevará el espectáculo Otras canciones por varios lugares, y eso incluye 15 fechas en el interior. La primera será el 25 de julio en Florida, y después tocará el 27 en Maldonado, el 15 de agosto en San José, el 16 en Nueva Helvecia, el 17 en Carmelo, el 18 en Trinidad, el 21 en Durazno, el 22 en Tacuarembó, el 23 en Salto, el 24 en Paysandú, el 25 en Mercedes, el 29 en Minas, el 30 en Rocha, el 31 en Treinta y Tres y el 1 de setiembre en Melo. Las entradas están en venta en Tickantel; los shows de Rocha y Durazno ya tienen entradas agotadas, y los de San José y Carmelo están prácticamente agotados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)