Sorpresa

Reseña: Solange, la heroína pop que desafía a la industria musical, tiene nuevo disco

When I Get Home se llama lo nuevo de Solange, lanzado hace días

Solange. Foto: Difusión
Solange. Foto: Difusión

Tres años después de un disco que la consagró y reafirmó que es mucho, muchísimo más que la-hermana-de-Beyoncé, Solange (así, a secas, sin necesidad de que su apellido tenga protagonismo) lanzó, por sorpresa, un nuevo disco. No hubo grandes anuncios ni campañas promocionales con singles y videoclips costosos, nada de nada.

El 1 de marzo, las plataformas de streaming amanecían con la novedad de When I Get Home, el sucesor de A Seat at the Table, su trabajo definitorio. Y bastó una escucha para comprender que se está ante otro gran acierto de una de las artistas más interesantes de la música estadounidense actual, una de esas figuras con proyección de gigante, que puede moverse a gusto entre lo mainstream y una búsqueda más de nicho.

Puede haber capricho detrás de ese lanzamiento sorpresa, como puede haber capricho en la organicidad de un disco que “desafía” las barreras del tiempo. Cuando nos pasamos repitiendo que la gente ya no escucha discos completos, que no tiene tiempo para eso, Solange lanza un trabajo de 19 tracks. Sin embargo, en ese número gigante se esconden varios interludios de 20 segundos o menos, y unas cuantas canciones por debajo de los dos minutos. La suma de las partes no llega a los 40 minutos de totalidad.

Solange desafía, además, otras barreras. Vuelve a apostar a una línea conceptual (lírica, sonora y estética) que a la vez mantiene un lazo con su álbum anterior. Todas las piezas de When I Get Home están conectadas y no hay hits independientes: es casi como si la división rompiera su esencia, porque un poco, Solange es así. Es de esas artistas que hacen obras que se entienden como un todo, obras de las que ella misma es parte fundamental.

Y desafía al ofrecer un disco exótico y que desborda seducción, un disco que es sutil y que funciona como banda sonora de noches de excesos, pero que está lleno de contenido personal.

En este trabajo, Solange pone formas e inquietudes femeninas sobre un “neo-soul” que se sumerge en el trap y en el pulso electrónico, y habla de aquello que la moviliza. Lo hace en compañía de un montón de colaboradores hombres —Pharrell Williams, Gucci Mane, Panda Bear, Sampha; Tyler, The Creator y varios más—, y usando la voz de muchas mujeres, de quienes toma fragmentos sobre el amor, el cuerpo, la existencia, para su serie de samples.

“No somos solo seres sexuales. Somos la personificación andante de la conciencia de Dios”, es una de las frases que se escucha (en “We Deal With the Freak’n”), y sobre eso va esta nueva pieza artística de Solange: sobre lo que somos, un concepto demasiado complejo que, abordado así, desde lo abstracto, deja salir su belleza.

Ficha
Solange. Foto: Difusión
Solange
DiscoWhen I Get Home
¿Está online?Sí, en todas las plataformas
¿Está bueno?Muy bueno. Es un disco sensual, profundo y refrescante, que sigue consolidando a la cantante.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)