LANZAMIENTO

Reseña: "1994", el EP con el que Gula celebra a la música uruguaya que lo marcó

El rapero uruguayo lanzó el viernes el EP 1994, en el que se cruza con temas de La Trampa, Ruben Rada, Zitarrosa, Larbanois - Carrero y más

El rapero Gula. Foto: Mati Jara
El rapero Gula. Foto: Mati Jara

Nuevas voces y personalidades, nuevas intenciones y caminos por los que indagar: en el terreno del rap nacional las opciones son cada vez más, entre el under y esa escena que logró en los últimos años una mayor visibilidad y profesionalización. Y hay propuestas interesantes.

Una es la que el viernes pasado lanzó Gula, el EP 1994 del que ya había adelantado un par de temas y que ahora se completa. Gula (Rodrigo Gularte), también conocido como “El hijo de Gladys”, es uno de los raperos que pegó el salto del freestyle al estudio y que en 2018 había plasmado en el disco Un joven con hambre un estilo fresco de influencias varias.

1994 es una vuelta de tuerca a su propia búsqueda. Es un disco de rap uruguayo a conciencia: musicalmente está construido sobre cinco samples de temas claves del cancionero nacional que influyeron al rapero en su vida, y las letras reflejan paisaje e idiosincrasia charrúa, y en simultáneo son bien representativas del presente del MC.

“No lloro la milonga ni entro en su folclore. Soy canto popular, salí de la placita. Ni macho ni gaucho, no soy de allá. Igual tengo mis mañas para payar”, canta en la inicial “Canta el gallo”, un boombap de tintes oscuros y corte autobiográfico que se basa en “Cuando canta el gallo azul” de Larbanois - Carrero, en el que juega con expresiones cotidianas, estereotipos e historia.

Los dos primeros adelantos del EP ya habían dado cuenta de un trabajo minucioso de Yardin Beats y de Mili Milanss en la grabación y mezcla. En “Timba Tumba”, Gula ofrecía una dosis de trap sobre esa inconfundible línea de piano de la plena “Lola la coquetera” popularizada aquí por La Cumana. Luego, en “Heavy”, superaba el desafío de “trapear” el filoso riff de guitarras de “Caída libre” de La Trampa.

Y ahora, además de “Cuando canta el gallo azul”, se suma “Stefanie” de Alfredo Zitarrosa que funciona como disparador para el sensual dancehall “Color de rosa”; y “Tengo un candombe para Gardel”, que le permite a la ganchera “Zorzal criollo” cerrar un círculo de autorreferencialidad y de guiños a Tacuarembó.

En estas cinco piezas, Gula logra con el aporte de Yardin unas dinámicas bien efectivas y más maduras que las de Un joven con hambre, que le permiten variaciones en su flow, en los tempos e incluso en los distintos personajes que propone a la hora de interpretar.

1994 es una evolución personal, un homenaje atrevido pero respetuoso a la música uruguaya, y una propuesta novedosa que se alínea con el ascendente nivel de la movida rapera uruguaya.

ficha
"1994", el EP de Gula
Gula
EP1994
¿Está online?Sí, y en YouTube tiene lyric video
¿Está bueno?Sí, un buen diálogo entre música uruguaya
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados