MÚSICA

Repertorio tanguero para homenajear

Crítica del espectáculo "Gardel sinfónico", que presentó Ariel Ardit en el Teatro Solís.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ariel Ardit. Foto: Marcelo Bonjour

La Orquesta Filarmónica de Montevideo bajo la dirección de Álvaro Hagopian, presentó el espectáculo Gardel Sinfónico teniendo como solista al cantor de tangos Ariel Ardit, con la participación especial del bandoneonista Ramiro Boero y el pianista Andrés Linetzky, arreglador de las versiones sinfónicas de las obras de Gardel.

Ardit presentó por primera vez este magnífico concierto el 24 de junio de 2015 en el Aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, con motivo de cumplirse los 80 años del trágico accidente que cobró la vida del zorzal criollo, acompañado por la Orquesta Filarmónica de la mencionada ciudad.

Montevideo fue el segundo escenario elegida por Ardit para su tournée que seguirá en Buenos Aires y finalizará en Madrid. En primer lugar se interpretó una "Obertura" compuesta por Linetzky sobre cuatro temas de Gardel, a saber: "Sus ojos se cerraron", "Por una cabeza", "Caminito soleado" y "Volvió una noche".

Previamente se escucharon en off las últimas palabras que dijera Gardel antes de subir al avión. Luego, Ardit cantó los tangos "Mi Buenos Aires querido", "Soledad" y "Tomo y obligo". Las tres formaron parte de las películas "Cuesta abajo", "El tango en Broadway" y "Luces de Buenos Aires", respectivamente.

A continuación se proyectó un pasaje del film Tango Bar donde Gardel sube una escalera y canta unos compases de "Arrabal Amargo", los que serán continuados por Ardit simulando el mismo escenario. Luego se ve una escena donde aparece el rostro de Mona Maris, coprotagonista con Gardel en la película Cuesta abajo, y el cantor cordobés comienza a interpretar el tango que dio lugar a su título. Después de las palabras alusivas a "Melodía de Arrabal" a cargo del locutor Roberto Méndez, Ardit interpretó el tango homónimo. Luego se escucharon el tango "Golondrinas", las canciones "Lejana tierra mía" y "Cuando tú no estás", cerrando con la rumba "Sol Tropical".

Luego Ardit sin micrófono, acompañado solo por Linetzky en piano, cantó el bellísimo vals "Amores de estudiantes", donde se pudo apreciar más su volumen de voz y su expresividad. Nuevamente se sumó la orquesta y se proyectó la escena principal del film El día que me quieras, cuyo tema fue evocado por el cantor y la actriz uruguaya Natalia Bolani, que emuló fielmente a la coprotagonista Rosita Moreno.

Finalizando el concierto se escucharon el fox-trot "Rubias de New York" y los tangos " Volver" y nuevamente "Mi Buenos Aires querido" con proyecciones del despegue del avión que apagó la vida del zorzal.

Indudablemente fue un espectáculo de gran jerarquía, por el carisma y la voz emblemática de Ardit, por la notable dirección de Hagopian, por la sensibilidad del bandoneonista Boero y por las refinadas instrumentaciones e interpretaciones pianísticas de Linetzky.

Ante las ovaciones del público Ardit brindó como bis el tango más famoso del mundo, "La Cumparsita", que en 2017 cumplirá sus 100 años. Este concierto merecería ser repetido el año próximo, dada la calidad artística de sus intérpretes y por ser homenaje a quien fuera el máximo exponente del tango rioplatense.

Gardel Sinfónico.

Orquesta Filarmónica de Montevideo. Director: Álvaro Hagopian. Solistas: Ariel Ardit (cantante), Ramiro Boero (bandoneón), Andrés Linetzky (piano ). Participantes: Natalia Bolani (actriz) y Roberto Méndez (locutor). Programa: obras varias de Carlos Gardel. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: 13 de diciembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados