Crítica 

Repertorio sin miedo a lo atonal

Sobre el concierto de la Banda Sinfónica de Montevideo con la solista Elida Gencarelli, en la Delmira Agustini

Élida Gencarelli. Foto: Marcelo Bonjour
Elida Gencarelli. Foto: Marcelo Bonjour

A pesar del rimbombante título, Originales para Banda la audición que presentó la Banda Sinfónica de Montevideo tuvo como objetivo incorporar a su repertorio interesantes obras de cámara transcritas para las diferentes familias de instrumentos que la integran.

Se inició el concierto con Serenata nº 5 en mi bemol mayor de Haydn. La interpretación de Marosi fue en líneas generales satisfactoria aunque inevitablemente se notó el bajo desempeño del segundo oboe. Igual sirvió para apreciar como los instrumentistas de la banda pueden abordar perfectamente el repertorio de cámara. Luego se escuchó en primera audición para nuestro país la Música per Ottoni del húngaro Ferenc Farkas. Este sexteto para metales (tres trompetas, dos trombones y una tuba) fue escrito en 1982 a instancias de la Radio de Hungría. Farkas expresó que su obra era una especie de divertimento por la sucesión de sus movimientos (rápido-lento-rápido) y que su estructura formal se asemejaba a una sonatina. La versión fue muy convincente, los metales respondieron en gran forma y mostraron que la fusión entre lo tonal y atonal puede ser muy interesante para que el público reacio a lo atonal se acerque a estas composiciones.

El momento más esperado fue Elida Gencarelli como solista en las Cuatro Humoradas para piano y percusión de Lamarque Pons. Gencarelli es la mejor representante del espíritu de este autor, su sólido dominio de toda su producción pianística hacen que sus interpretaciones tengan esa fidelidad y autoridad que avalan sus años de dedicación. Con su rítmica pujante y su desbordante expresividad, fue muy bien secundada por los percusionistas haciendo que esta versión tuviera la frescura de un genuino redescubrimiento. Finalizó con la suite Contrafacta Hungárica de Farkas, una obra totalmente tonal, con armonías muy ricas y texturas contrapuntísticas muy bien logradas. La interpretación de Marosi fue de espléndido dinamismo y acentuaciones rítmicas con una notable concertación entre director y músicos.

Ficha

Banda Sinfónica de Montevideo

 Director: Laszlo Marosi. Solista: Elida Gencarelli. Programa: Serenata nº 5 en mi bemol mayor de Joseph Haydn, Música per Ottoni de Ferenc Farkas, Cuatro Humoradas para piano y percusión de Jaurés Lamarque Pons y Contrafacta Hungárica de Ferenc Farkas. Sala Delmira Agustini ,7 de septiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º