destacados

Repaso: el segundo día del Montevideo Rock 2018 en cinco momentos

La segunda fecha del Montevideo Rock se destacó por las propuestas musicales de calidad, tanto nacionales como internacionales.

El Montevideo Rock se hizo el fin de semana en la Rural del Prado. Foto: Fernando Ponzetto.
El Montevideo Rock se hizo el fin de semana en la Rural del Prado. Foto: Fernando Ponzetto.

Con una asistencia mayor a la del sábado y una variada propuesta musical, la segunda jornada del Montevideo Rock 2018 ofreció grandes shows en sus tres escenarios. Desde las visitas internacionales de Fito Paéz y Titãs, a los recitales de Sante Les Amis, Buenos Muchachos y Florencia Núñez, en TvShow elegimos cinco de los momentos más representativos del día. 

Acá, el repaso a los cinco destacados del primer día de Montevideo Rock.

pop y rock

Sante Les Amis hace bailar al Escenario Galpones

A las 19.10, y con la Rural del Prado llenándose de público, el quinteto Sante Les Amis tocó en el escenario Galpones. Con el espacio lleno de gente, gracias a sus canciones que invitan al baile con el bajo y la voz de David Stabilito, que se mezclan con los sintetizadores de Santiago Marrero (que también toca en El Cuarteto de Nos), el grupo interpretó las mejores canciones de su repertorio.

Presentando varias canciones de Sueño animal, el grupo también tocó "I Wanna Be There", "Tu amor en llamas", "She Gets Me Excited", "Robot" y "Mécanico", mezclando las dos épocas grupo: las del canto en inglés que marcó sus dos EP, con las canciones en español del último disco Sueño animal y algunas de Sudamericana. 

Mientras el público bailaba al ritmo de las líneas de bajo de Stabilito y su voz con falsete, sobre las 19.30 Buenos Muchachos comenzó con su actuación en el escenario principal. A medida que varios espectadores se iban a escuchar a la voz de Pedro Dalton,  los Sante se lanzaron con “Brasil”, su canción más conocida,  para recuperar a varios miembros del público.

Rock

Buenos Muchachos y el grito visceral de Pedro Dalton

Acompañados de los visuales de la portada de #8, su último disco (del que presentaron edición en vinilo en el festival), y el clásico juego de luces que siempre acompaña sus actuaciones, Buenos Muchachos volvió a presentarse en el Montevideo Rock con set explosivo.

Abriendo con "Solo pienso" (incluida en Nunca fui yo, su primer disco) y enganchándola con "Arco" y "Antenas Rubias" (de #8), el grupo ofreció un diálogo musical entre sus más de 20 años de música. 

Interpretando varias canciones de su último disco, que el año pasado habían presentado en Montevideo Rock, también tocaron "Turto" y "Crucifijo". Luego, en "Temperamento", uno de los clásicos del grupo, se armó el primer pogo del festival a partir del canto visceral de Pedro Dalton. El canto a capella del público en "Cecilia" también fue otro de los puntos destacados de su presentación.

POP

Florencia Núñez llena de pop la Rural del Prado

"Buenas noches, Montevideo. Vamos a traerles un poco de pop para ustedes", dijo Florencia Núñez antes de comenzar a cantar "Tengo un imán contigo", la canción que abre Palabra clásica, su nuevo disco.

Acompañada de un sexteto —en el que está Guillermo Berta en batería—, interpretó varias canciones de su último disco: "Pacto", "Memoria en murales", "Todo indica que caí", "Palabra clásica" y "Secreto a voces".

Núñez presentó además "Buena suerte", una canción nueva. "La escribí hace poco, cuando uno piensa que algunos amores están perdidos. Buena suerte para ellos", dijo antes de comenzar con el tema pop optimista sobre el final de una relación, con una temática que va por el lado de "Todo indica que caí". Antes de cerrar el recital, la cantautora pidió por la presencia de más mujeres en festivales.

ROCK

Titãs brinda uno de los recitales más enérgicos

A las 22.00, la banda brasileña Titãs llegó al escenario principal del Montevideo Rock para hacer un repaso de sus 36 años de carrera. Luego del recital de ReyToro en la jornada del sábado, el de Titãs fue uno de los más explosivos del Montevideo Rock. 

Considerada una de las bandas más importantes del rock brasileño, Titãs hizo foco en sus discos de la década de 1980, e interpretó varias canciones de Cabeça Dinossauro —su "disco más emblemático", según el cantante Sergio Britto—, con las que sacaron su lado más salvaje gracias a "AA UU", "Bichos Escrotos", "Homem Primata" y "Policía".  

Además, hicieron cantar al público con "Familia", "Epitafio" y "Go Back". Antes de comenzar a cantar esta última canción, Britto comentó que es su única canción versionada en español, gracias a la relectura hecha por Paralamas Do Successo. 

Además, el cantante de La Chancha, Juan Bervejillo, subió al escenario para cantar una excelente versión, que mezclaba portugués y español, de "Flores". "Para nosotros, estar en Uruguay es como estar en casa", dijo sobre el final Britto.

ROCK

Fito Páez invitó a un viaje a la Ciudad Liberada

Minutos antes de la medianoche se apagaron las luces del escenario de la Rural del Prado, y comenzó a sonar el famoso riff de “Ciudad de pobres corazones”. Entre los aplausos del público, Fito Páez salió a escena para ofrecer uno de los recitales más enérgicos del Montevideo Rock. “Estuve en el primer Montevideo Rock. El tiempo pasa y seguimos dando pelea, como debe ser”, dijo el músico antes de lanzarse a “La Ciudad Liberada”, que trata sobre las ganas de viajar a un lugar nuevo, a esa ciudad liberada.

Experto en manejar al público, el rosarino mezcló canciones de su último disco, La ciudad liberada, con los clásicos de sus más de 35 años de carrera. Con “11 y 6” y “Brillante sobre el mic” se valió del coro del público y de los flashes de celulares. En la última, comenzó a improvisar sobre la base de la canción para hablar sobre Montevideo: “La primera vez que vine a Montevideo, escuché una voz de aquí, era la de Ruben Rada. También la de Hugo y Osvlado, la de Ringo Thielmann. Tenían un supergrupo y nos hicieron cantar a todos”.

Acompañado de Diego Olivero (bajo), Gastón Baremberg (batería), Juan Abastz (teclados), a Anita Álvarez de Toledo (voz) y Juani Agüero (en guitarra), la guitarra de Agüero fue de lo que más resaltó en la noche, con sonido y una estética típica de un guitar hero.

Su recital pasó por distintos sentimientos: desde el rock fuerte con “Ciudad de pobres corazones” (que desembocó en una larga improvisación), “Naturaleza sangre” y “El diablo en tu corazón”, a canciones íntimas como la instrumental “5778” (con Páez ejerciendo de director de orquesta). Lo mejor del recital se dio cuando se sentó al piano.

“¿No se embolan si les toco un poco el piano?”, preguntó antes de tocar la hermosa “Cable a tierra”. Además interpretó “Dame un talismán”, de Ey!, que Fito presentó como “un homenaje a los años dorados del 88”.

Más adelante, agradeció a la gente que se quedó hasta “tan tarde un domingo”. Para demostrarlo, sobre el final cantó una seguidilla de éxitos:  "A rodar mi vida", "Dar es dar", "Mariposa tecknicolor", "Dale alegría a mi corazón" y "El diablo en tu corazón", haciendo que, pasadas la 01.30, la mayor parte del público se quedara en la Rural del Prado hasta que se terminara de extinguir el último acorde. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)