DISCOS

Reediciones digitales: Bizarro, Ayuí y Sondor rescatan varios clásicos de la música local

En lo que va del año, los sellos Bizarro, Ayuí y Sondor han reeditado varios discos uruguayos clásicos en plataformas digitales. Conocé los títulos.

Discos uruguayos. Foto: Rodrigo Guerra
Discos uruguayos. Foto: Rodrigo Guerra

a finales de abril, el sello Bizarro, que desde 2007 posee el catálogo del extinto sello Orfeo, comenzó con un proyecto de reediciones digitales de varios álbumes clásicos de la música uruguaya. El puntapié inicial fue Entre putas y ladrones, un disco de José Carbajal “El Sabalero” que contenía letras del poeta argentino Higinio Mena y que se había publicado en 1990.

Tras la buena recepción de músicos, oyentes y periodistas, el sello siguió publicando álbumes en plataformas digitales como Spotify. Así llegaron Segundos afuera (1983), de Jorge Galemire; Nieblas y neblinas (1984), de Eduardo Darnauchans; …En cualquier parte del mundo (1987), de Los Traidores; y La iguana en el jardín (1995), de Claudio Taddei.

“A partir de la emergencia sanitaria reordenamos una serie de actividades en Bizarro”, explica a El País Andrés Sanabria, director del sello. “Como desapareció el apoyo a los espectáculos en vivo de los artistas con los que trabajamos, encontramos el tiempo necesario para concentrarnos en las reediciones que venimos haciendo desde hace años”, explica.

Sin descuidar los nuevos lanzamientos del sello, todas las semanas Bizarro publica una reedición digital del catálogo de Orfeo. “Tratamos de mostrar las distintas facetas del catálogo de Orfeo”, explica Andrés Sanabria, director del sello Bizarro. “Por eso pasamos de un disco en vivo de Los Zucará a uno de Eduardo Danauchans”.

Lo interesante de estos lanzamientos es el trabajo de remasterización a cargo del ingeniero de sonido César Lamschtein, que permite acceder por primera vez a un material de buena calidad de sonido a discos que solían encontrarse en la web gracias a digitalizaciones caseras.

“Nuestro objetivo no es que un disco de 1983 suene igual que un disco de hoy, porque podés arruinar detalles”, asegura Sanabria. “La idea es que tengan el mejor sonido posible utilizando toda la tecnología disponible, pero siempre respetando los colores y los matices de la grabación original”.

Sanabria adelantó que durante junio se publicarán los discos Ferrocarriles (1987), de Jorge Galemire; Traidores (1988), de Los Traidores; El trigo de la luna (1989), de Eduardo Darnauchans; Viento en popa (1992), de El Sabalero.

Al igual que Bizarro, desde hace años el sello Ayuí está reeditando varios discos de su catálogo. En lo que va de 2020 se hizo foco en tres lanzamientos de la discográfica creada en 1971. Los álbumes reeditados son: Juntos (1981), de Los Que Iban Cantando; Presentación (1981), de Jorge Galemire; y El viento en la cara (1984), de Fernando Cabrera.

En este caso, las remasterizaciones están a cargo de Diego Azar. “Las digitalizaciones permiten escuchar los discos con una gran calidad de sonido y sentir la profundidad de las grabaciones”, asegura Mauricio Ubal, director de Ayuí.

El sello uruguayo con mayores reediciones digitales es Sondor. Según explica Juan Ignacio Abal, desde 2014 hasta la fecha se han publicado en plataformas digitales más de 1000 álbumes del catálogo que incluye todos los lanzamiento de los ya extintos De La Planta, Macondo y Clave.

Según explica Abal, se publica un álbum por semana y el foco está puesto en la música tropical y en el folclore. “Como tenemos tanto material que era de otros sellos, a veces nos ayudan coleccionistas que nos pasan datos sobre discos, títulos de canciones y portadas”, dice.

El objetivo del sello es completar discografías de artistas y en este momento se está trabajando con Grupo Antillano.

“Estas reediciones ayudan a que la gente pueda conocer y volver a escuchar discos y que los artistas puedan volver a tener sus discos, que creían que se habían perdido”, explica Abal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados