MÚSICA

Recrear un sonido lleno de brillantina

Sobre "24k Gold", el nuevo disco de Bruno Mars.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bruno Mars

En algún momento, parecía que Bruno Mars podría llegar a reforular al menos algunas coordenadas del pop negro, ese que se nutre de las tradiciones del soul clásico y su versión anabólica, el funk.

Pero hace un par de años explotó "Uptown Funk", la canción que figura en un disco del productor inglés Mark Ronson y que él cantó. El impacto fue tan grande que Mars parece haber elegido ese formato para hacer todo un disco. Y ese formato recrea en el presente los sonidos y las melodías del apogeo de la música Disco, que más o menos abarcó diez años, desde mediados de la década de 1970 hasta mediados de la de 1980.

Hasta el sombrero de marinero y la bata, el atuendo de Mars en la tapa del disco, remite en parte a esa estética de los 70. Y si no se busca otra cosa que la actualización de un sonido que tuvo su cuarto de hora hace más de treinta años, este disco no está nada mal.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Las canciones son muy eficaces. Las rápidas tienen los elementos requeridos para generar baile en la pista. Y las lentas sirven para acompañar alguna que otra desilusión amorosa. Mars no quiere llevar a nadie a lugares inciertos o desafiantes. Lo de él —en este disco— es asegurar, no interpelar. Es muy cómodo escuchar 24k Gold, nada suena fuera de lugar, nada sorprende. Para ese tipo de experiencias hay que ir a los discos de otros artistas.

Bruno Mars
Disco:
24k Gold
¿Está online? Sí, está en Spotify y estará en disquerías.
¿Está bueno? Es como una muy buena tesis para recibirse de Licenciado en Música Disco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados