MIGUEL CANTILO

"Los recitales son un ritual para cantar y evocar"

"La marcha de la bronca", "La gente del futuro", "Dónde va la gente cuando llueve", "Guarda con la rutina", "Yo vivo en esta ciudad", "Catalina Bahía". Son tantos los éxitos que ha escrito Cantilo que no es de extrañar que siga estando en activo. Muchas de esas canciones fueron interpretadas por Pedro y Pablo, una de las primeras bandas exitosas del rock argentino. Todas esas canciones estarán en el Stella, mañana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miguel Cantilo. Foto: Fernando Ponzetto

Con su primera banda, Los Cronopios, debutó en Punta del Este. ¿Cómo ha sido su vínculo con Uruguay desde entonces?

—Vine a veranear con Jorge Durietz (la otra mitad de Pedro y Pablo) y otro músico con los que teníamos un trío de aficionados. Era en plan de mochileros y a cantar en la playa.

Empezamos a reunir gente y alguien nos dijo si no nos interesaba tocar en un local que resultó ser La Fusa. Y ahí empezamos con covers de los Beatles y algunas canciones nuestras. Nos conoció Horacio Molina que nos ofreció un contrato discográfico y entonces formamos Pedro y Pablo. Una de las primeras cosas que hicimos fue hacer un concierto en Montevideo con Eduardo Mateo. Eso habrá sido en 1970, 1971. Y después hicimos una gira por Uruguay. Estuvimos muy vinculados con este país desde siempre y aprendí mucho de sus músicos. Y hemos venido aunque no mucho, sí bastante.

—Los primeros años del rock argentino son siempre recordados como una locura creativa. ¿Fueron tan así?

—Me acuerdo una frase de un poeta amigo del Chaco: "qué lindo país que teníamos cómo lo hicimos mierda". Y es verdad, había una euforia creativa pero la política, la militancia, la subversión hicieron su descalabro.

—El otro día alguien muy joven comentaba lo actual que le resultaba "La marcha de la bronca". ¿A qué se debe eso? ¿A que es un clásico o que los argentinos no cambian más?

—Latinoamérica es la que no cambia más. Ahora estamos asistiendo a la repetición de una secuencia neoliberal y eso mantiene vigentes al sentimiento de bronca y a la canción. La verdad preferiría que se hubieran olvidado de la canción y no esto de estar repitiendo situaciones. Ya tendría que haber pasado pero no y cada vez que hay una movilización ponen "La marcha de la bronca". Da la sensación de que 45 años después sigue la misma bronca.

—¿Cuando termina una canción se da cuenta si va a ser un éxito?

—No. Me doy cuenta cuando me gusta porque salió bien pero nunca sé si le va a gustar a los demás. Es más, suelo equivocarme con eso. Siempre la última palabra es la del público. Es un misterio el destino de las canciones que uno escribe.

—Igual, ¿no le da un poco de cosa que los clásicos empañen otras tantas buenas canciones suyas?

—Hay un factor de difusión y por otro lado el factor del tiempo que tiene una canción para gustar. Es mucho más fácil que a una persona le guste mucho una canción que viene escuchando desde hace años o como en el caso de "La marcha de la bronca", ya la escuchaba su padre o su abuelo. Así tiene más chance que una canción recién compuesta que no ha tenido el rodaje que necesita para ser reconocida.

—Y antes tenía más difusión.

—Ahora es tanta más la cantidad de oferta que ya no existe lo que teníamos en esa época: espacio difusivo. Sacábamos un disco, lo llevábamos a la radio, lo pasaban y no había competencia, éramos cinco o seis bandas que hacíamos eso. Hoy sacás una canción y para que llegue a la gente se tiene que abrir camino en una multitud de música.

—¿Qué va a mostrar en el Stella?

—Las actuaciones se han vuelto un ritual de compartir logrando que la gente cante las canciones o comparta la evocación, ese volver a vivir. Habrá esos clásicos y cosas nuevas que mejor representan lo que estoy haciendo ahora.

Perfil

Nombre: Miguel Cantilo. Nació en: Buenos Aires. Edad: 66. Otros datos: Pionero del rock argentino con Pedro y Pablo, mañana jueves a las 21.00 se presenta en el teatro Stella. Entradas de 400 a 800 pesos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados