Carnaval 2018

Raúl Castro: “La murga paritaria y la música inédita no tienen marcha atrás en el género”

Soledad, Juan Felipe y Leandro, hijos del histórico líder de la murga de las cuatro estaciones, tomaron la posta creativa en el 2018

Raúl Castro
Raúl Castro. Foto: Darwin Borrelli

La innovación y el desafío a los cánones carnavaleros han sido la constante en el discurso de Falta y Resto, desde su creación, en 1981.

De la mano de Raúl “Tintabrava” Castro, Hugo Brocos, Jorge Lazaroff, Walter Venencio, el Canario Luna, Jaime Roos, Pinocho Routin, Roberto García, Orlando da Costa y Edú Lombardo, el grupo supo marcar mojones creativos de gran potencia artística, entre los que sobresalen repertorios antológicos, como 1983 y 1984 con el cuplé de Murga La o la despedida “Al Ayuí”, o sus dos primeros premios de 1988 y 1989, con los cuplés “La Gente” y “Pepe Revolución”, que son recordados hasta hoy.

Tintabrava marcó el camino desde su la fundación, cantando contra la dictadura militar.

Sin embargo, ahora son sus hijos quienes tomaron la posta del grupo, aunque el histórico director sigue siendo una pieza clave al momento de componer las letras, que en esta temporada hablan de una Misa Murguera, una especie de invocación al Dios Momo para que vuelva al carnaval a imponer su desorden.

Allí está la primera sentencia fuerte de La Falta: una crítica a un sistema donde priman muchos intereses comerciales y económicos que, como contrapartida, se han olvidado de la celebración más importante de su pueblo, sugiere el grupo.

Pero la potencia del discurso pone de relieve un conjunto de luchas que van más allá de las fronteras del carnaval y tienen como objetivo acompasar la nueva sensibilidad que ha nacido en el Uruguay, donde los derechos, la igualdad y el respeto por minorías y los más vulnerables está en el tapete.

La más importante, acaso, es la reivindicación de las mujeres, a quienes directamente apunta el ritual murguero, poniendo en escena a seis artistas de nivel, que son las encargadas de llevar adelante los principales momentos del repertorio.

Ellas son Carolina Favier, Camila Sosa, María José Hernández, Martina Cal, Jhoanna Duarte y Papina De Palma, quienes arribaron a la murga provenientes de distintas vertientes de la música y la actuación.

“La murga paritaria y la música inédita no tienen marcha atrás en el género”, dijo a El País Raúl Castro, al bajar del escenario del Ramón Collazo. Su alusión también hace referencia a un modo de elaboración característico de su murga, que musicaliza todo el repertorio sin creaciones preexistentes.

En este caso, dichas composiciones están a cargo de Juan Felipe y Leandro.
En tanto, a Soledad se le atribuye la mirada fuertemente comprometida con las mujeres. Es cineasta, vive en Buenos Aires y la mirada sobre la murga paritaria también está presente en un trabajo académico acerca de las murgas femeninas en América Latina, cuyas principales conclusiones fueron presentadas en una jornada académica de la Cátedra Unesco de Carnaval y Patrimonio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)