MÚSICA

Raúl Castro: "Cambié la adrenalina del concurso por la libertad"

Antes de presentarse con Falta y Resto en La Trastienda, Raúl Castro habló con El País sobre el futuro de la murga, su libro Tintabrava y cómo es una temporada fuera de concurso

Raúl Castro analiza su presente en el carnaval. Foto: Leonardo Mainé.
Raúl Castro analiza su presente en el carnaval. Foto: Leonardo Mainé.

A lo largo de las 400 páginas de Tintabrava, Raúl Castro narra los recuerdos de una vida dedicada al carnaval, el fútbol, el basquetbol y la música. Además de un repaso por su vida, “Tintabrava” sigue en actividad con Falta y Resto. 

Aunque este año están fuera de concurso, se presenta esta noche en La Trastienda para seguir apostando a su búsqueda de una murga paritaria; un lugar donde se busca renovar una tradición de 100 años para que hombres y mujeres estén al mismo nivel. Castro charló con El País sobre su presente en el carnaval.

—A lo largo de Tintabrava está muy presente la idea de que para vos la murga fue un destino que te acompañó a lo largo de toda tu vida. ¿Qué importancia le das a la murga?

—Sí, es algo que siento cada vez más. Me doy cuenta de que las cosas que me pasan en la vida son rocas que aparecen en el lago para que pueda caminar por arriba de ellas. Es como que estoy signado para llevar la murga a todos los lugares que pueda, sobre todo para donde se necesita. Me gustaría mucho poder ir a cantar a la frontera entre Venezuela y Colombia, y decir que la paz es ahora.

—¿Qué repertorio llevarías?

—Llevaría mucha alegría porque la paz viene de ahí. Quiero que vean que en Uruguay nos gusta mucho ridiculizarnos: nos subimos al tablado, y nos pintamos la cara y nos ridiculizamos solo para que los otros se rían. A veces hacer de payasos se acerca a la paz. Elegiría canciones internacionales y las haría a ritmo de murga. Desde “Imagine” a alguna de Ricky Martin (risas).

—Esta noche te presentás en La Trastienda con Falta y Resto. ¿Cómo va a ser el repertorio?

—Estoy muy feliz porque esta es una de las actuaciones producidas por nosotros. Vamos a hacer el espectáculo Ilegal, que tiene muchas cosas nuevas, además de algún revival adaptado. Por ejemplo, tiene “El timbero”, que lo canta el “Coca” Vidal y era un éxito del Canario Luna. También está “Murga La” que lo canta Papina de Palma y tiene un final diferente. Tiene que ver con la censura, pero la gente lo tiene que ver para entenderlo.

"Me gustaría mucho poder ir a cantar a la frontera entre Venezuela y Colombia, y decir que la paz es ahora".

Raúl Castro en El País TV
Raúl CastroMurguista

—Es muy interesante que adapten un cuplé clásico a la voz femenina.

—Sin dudas. Si en el espectáculo anterior se lucían las gurisas, ahora cada una canta una canción. Está buenísimo porque la mujer toma una presencia importante en Ilegal. La murga es todavía más feminista que el año pasado.

—¿Cómo tomaste los comentarios del espectáculo del año pasado?

—Creo que todo fue positivo, incluso el rechazo. Si me pongo a pensar, lo más positivo fue el rechazo porque visualizó un problema... Si será problema el tema del feminismo, que se armó tremendo lío. Todos hablan de la boca para afuera pero este año no salió ninguna murga paritaria: nadie le dio chance a la mitad de mujeres. Yo fui un murguista machista y estoy tratando de no serlo. Falta y Resto es murga de verdad, es popular. Metamos en la murga a la revolución feminista porque la mujer es parte de los barrios, es lo que la gente necesita y quiere, lo que va a hacer relacionar al mundo. La paz viene por el lado del feminismo, y la verdad que están cagados los hombres. Les duele más ver una teta libre que un prejuicio caído.

—Este año, Falta y Resto no participó del concurso. ¿Cómo ves el carnaval hoy?

—La verdad que estoy por fuera. Cambié la adrenalina de la competencia por la libertad, que es más linda y más dulce. La competencia esconde eso de pensar mal de los demás para sentir que la mejor murga es la tuya. No poder ver al otro por tener miedo de que te guste más no está bueno.

"Todos hablan de la boca para afuera pero este año no salió ninguna murga paritaria: nadie le dio chance a la mitad de mujeres"

Raúl Castro analiza su presente en el carnaval. Foto: Leonardo Mainé.
Raúl CastroMurguista

—En tu libro planteás distintas charlas imaginarias entre Tintabrava y Raúl Castro. ¿Qué diferencias hay entre ambos?

—Tintabrava es el espejo de la ética, es el que le dice al Flaco Castro que si hace tal o cual cosa lo está matando. Mientras que el Flaco Castro es un hombre más, Tintabrava es una especie de superhéroe. ¿Cuál es el antídoto contra la muerte de Tintabrava? La ética del Flaco Castro, por eso Tintabrava lo inquiere cuando empieza a trabajar en publicidad.

—Uno de los capítulos más emotivos del libro llega cuando contás que estuviste muerto por 19 minutos y describís una serie de imágenes. ¿Cómo fue?

—Lo que recuerdo no sé a qué momento de esos 12 días que estuve en coma corresponde, si a los 19 minutos que estuve parado o al resto. Estaba dormido y drogado, lo que recuerdo es que en ese momento voy caminando por la Playa del Cerro en dirección al horizonte. Hay un barco naranja anclado, tengo los pantalones remangados y voy caminando por el agua. Es el atardecer y al lado mío están pasando mis muertos más queridos: mis padres, el “Choncho” Lazaroff, varios. De repente empiezo a escuchar a Jaime (Roos) cantando: “Allá en el cielo te están llamando”. Cuando el Canario dice: “Fénix, Fénix no baja”, siento que desde las muñecas me tiran una cuerdas de cáñamo. Son mis hijos que tiran para que me quede.

—¿Cómo te relacionás con la vida ahora?¿Cómo te relacionás con la vida ahora?

—Siento que hay que aprovecharla lo más posible porque hay tiempo para dormir toda la eternidad. Estamos más cerca de la eternidad de lo que pensamos, vamos a aprovechar esta que no es eterna. Tenemos que vivir esta realidad y cambiarla para el bien de todos. Somos miles de millones viajando en un universo infinito, si no nos ponemos de acuerdo entre nosotros, entonces se terminó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)