MÚSICA

La raíz uruguaya de un cantautor comprometido

Mañana en la Sala Hugo Balzo hay rueda con Vitor Ramil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estreno: el brasileño viene con nuevo disco, "Campos neutrales". Foto: Difusión

Todo en Uruguay me inspira y no hay exageración ni populismo en mi declaración", avisa Vitor Ramil en los días previos a una nueva visita al país. "Me acostumbré de niño a andar por las calles, a comer y beber las maravillas producidas ahí, a convivir con una gente invariablemente amable y talentosa. Cuando tenía unos 10 años viajamos a Uruguay con mi papá y era cuando lo veía feliz, sonreír. Por eso, Uruguay siempre fue sinónimo de levedad, de belleza y alegría para mí", dice Ramil, que pinta un paisaje pintoresco y adorable, emotivo, que prepara el terreno para este regreso que genera expectativa.

Mañana, el cantautor brasileño se presentará a las 21:00 en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, en este formato de rueda por el que ya pasaron Ana Prada, Juan Quintero y Fernando Cabrera; en el que el periodista Diego Barnabé conduce una charla que después da paso a un concierto íntimo, guitarrero y de raíz. Quedan entradas en venta a 600 pesos, en Tickantel y boletería. Ramil dice que todavía no sabe qué va a cantar, pero que espera poder hacer "Duerme, Montevideo", una novedad de su repertorio, si la emoción lo deja.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Es que llega a este concierto con un disco nuevo entre manos: Campos neutrales, su primer material de estudio en siete años (período en el que grabó, editó una novela y un cancionero y compuso mucho), fue grabado en Porto Alegre y está recién terminado.

"Fueron siete años de mucho trabajo y perfeccionamiento", cuenta el brasileño vía mail, y explica que estuvo todo ese tiempo armando un repertorio, pero fue recién viviendo en Barcelona cuando decidió agrupar todo en forma de disco. Allí resolvió volver a Brasil y encarar esta producción, que grabó con el quinteto Porto Alegre y con invitados como Chico César, Zeca Baleiro o su sobrina Gutcha. "Creamos un mundo musical muy particular", menciona, "y hacerlo en Porto Alegre me permitió estar cerca de casa, poder al mismo tiempo concentrarme y descansar".

Así fue tomando forma Campos neutrales, que tiene canciones en portugués, español e inglés y que incluye temas de Xöel López y Bob Dylan, entre otros, así como poemas de diferentes autores; y que hablan de distintos lugares. "Hay gente de todos lados en este álbum y fue muy placentero tenerlos a todos aquí, sentir por primera vez que la capital de mi región puede literalmente funcionar como centro artístico y cultural", cuenta con entusiasmo Ramil respecto a ese encuentro que se dio en suelo portoalegrense. "Siempre digo que el universo pasa en mi calle, y la verdad es que creo mucho en las mezclas, en las combinaciones, en las colaboraciones. De eso salen las mejores cosas", subraya.

—Como artista reconocido a nivel nacional e internacional, y en un momento tan difícil para la sociedad brasileña, ¿sus responsabilidades como cantautor cambian?

Mis responsabilidades se profundizan, se consolidan; un compromiso con el arte es un compromiso con la vida. Acabo de grabar mi mejor y más caro proyecto en el que tal vez sea el peor momento del país. ¿Locura? No, ¡mucha sanidad! Que los políticos no cuenten conmigo para pedir votos, pero mi parte como ciudadano la hago con compromiso. Además este disco fue hecho con el financiamiento colectivo de más de 800 personas, gente que apostó al arte en este momento de pocas apuestas, gente que fue solidaria en un momento de individualismo, gente que fue positiva en un momento de negatividad. Juntos, hicimos diferencia y mandamos un mensaje a los que están inmóviles, a los que quieren destruir todo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)