Entrevista

Soy Rada, un éxito de las redes sociales que ahora viene con música a Montevideo

Una charla con Agustín Aristaran, quien tiene 1,3 millones de seguidores en Instagram, un especial de Netflix y una carrera como conductor, comediante, mago y ahora músico

Soy Rada
Soy Rada, un artista que ahora viene con su grupo, The Colibriquis

Agustín Aristaran, que atiende artísticamente como Soy Rada es una de las figuras más relevantes de la comedia argentina actual. Y uno de los más trabajadores. Apoyado en Instagram (donde tiene 1,3 millones de seguidores) y en YouTube ha venido desarrollando proyectos que pasan por la comedia (tiene su propio especial de Netflix) pero también por la conducción como en Radahouse, un programa de entrevistas (estuvieron Ginobili y Pergolini, por ejemplo) en su propia casa. Allí están The Colibriquis, su proyecto musical con el que hoy están en Montevideo Music Box.

—La primera vez que supe de tu trabajo, sin saber que eras vos, fue a través de un viral en el que ibas en el auto y Fernanda Metilli te hacía los molestos sonidos de la playa. Tenías una larga carrera pero ¿ese fue un gran salto de tu popularidad?

—Si bien yo ya había tenido otros virales y mucha repercusión en las redes, eso fue como meter un lindo gol en una final. Y sí a Fernanda y a mi, nos dio popularidad. Pero lo que está pasando es una suma de cosas, varios videos, contenidos y muchos años de venir pateándola.

—Actualmente estás, además, con Radahouse, los shows, la música, estuviste en Alladin, hacés apariciones en televisión y hasta tenés una charla TEDX. Y todo con éxito...

—Sí. Es que las redes hacen que uno puede difundir todo lo que hace. Estoy muy contento.

—Una característica de tu número es que vos pareces ser vos mismo sobre el escenario. ¿Cuánto hay de vos en ese personaje?

—La comedia tiene que ser real, si no pierde lo más importante, esa cuestión orgánica. Claro que hay que sumarle algo de condimento. En mi espectáculo Serendipia -con el que esperamos ir a Montevideo el año próximo- lo que cuento es todo real, todo pasó: desde que mi viejo me pidió un porro a los 60 años y le pegó mal a cuando nació mi hija y yo no estaba preparado para eso.

—Ese grado de exposición, ¿qué vínculo te ha generado con la gente?

—Una de las claves es ser real y contar las cosas que me pasan. Yo no publico mi vida privada, cuento algunas cosas que entiendo son funcionales a un espectáculo pero mi vida no es un reality.

—En Radahouse llevás a los invitados a tu propia casa. ¿Cómo surgió eso?

—Tenía ganas de tener un formato como que fuera un programa de tele, sin estar en la tele y sí en una plataforma que la gente lo pueda ver cuando quiera. Y hacer un programa que me gustara ver a mi porque tengo la fortuna de hacer solo cosas que me dan placer hacer. La idea es juntar a mis amigos, a mi banda, y traer gente que admiro. Y mi casa es un poco así, siempre hay gente y me dieron ganas de mostrarlo.

—Una característica de tus proyectos es que tienen buena onda, no hay cosas negativas por ejemplo. ¿Siempre sos así?

—La vida está plagada de mala onda así que yo propongo buena onda. Yo no quiero evangelizar, ni adoctrinar, ni educar a nadie con lo que hago, sino proponer un buen momento. Si te ayuda a pensar en algo, divino, pero no es mi objetivo.

—¿De dónde viene tu humor?

—Mi influencia máxima fue el Alfredo Casero de Cha Cha Cha, una cosa independiente y con un humor absurdo que yo veía aunque no lo entendía mucho. Pero también es una mezcla: viene del clown, del payaso de circo, del artista itinerante.

—Algunos de tus videos en Instagram son vistos por cientos de miles. ¿Crees que hay un humor distinto en las nuevas plataformas que no serviría en televisión?

—Las redes tienen un lenguaje propio pero se podría trasladar a televisión. Lo que pasa es que a los que estamos en las plataformas, no nos interesa pasar la a una televisión que hoy le está hablando a otro público. Y tampoco es que las redes sociales le hablen solo a los jóvenes, eso no sucede. A mi show vienen desde nenes hasta abuelos, porque las redes sociales hoy son la primera pantalla para todos. No sé si nos interesa pasar a la tele.

—A Uruguay venís con The Colibriquis. Contame de eso.

—Es mi proyecto musical aunque el show no es un recital clásico sino que, entre canción y canción, hay monólogos de stand up, hago magia con el público. Es un recital de rock de comedia. Canciones buena onda con magia, comedia y de todo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)