El Club de Tobi presenta mañana “Aquel” en la Hugo Balzo

El quinteto que explora su amplia personalidad

El cuarteto de cuerdas más famoso y menos clásico del país, El Club de Tobi, podría festejar en 2016 sus 20 años de vida, pero sus integrantes no están demasiado convencidos de eso. El período de 1996 a 2000, en realidad, lo ven como una prehistoria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Club de Tobi se consolidó con la llegada de Buscaglia. Foto: Estudio Ansina

Fue en 2000 que Mario Gulla, Fernando Rosa y Bruno Masci coincidieron en ese grupo que devino en este que mañana, con Sebastián Estigarribia en viola y Paolo Buscaglia en percusión, presentará Aquel en la Sala Hugo Balzo. Lo anterior está en una nebulosa.

Aquel es el quinto disco de la banda y el primero hecho íntegramente de composiciones propias, lo que le da una particularidad especial. "Se puede pensar como un primer disco, aunque si todos los discos tienen sus propias características todos son únicos. En nuestro caso cada disco fue una etapa bastante marcada y distinta", comenta Masci, el violoncellista del grupo, a El País.

Este nuevo trabajo, editado hace muy poco tiempo por Bizarro, los tiene entusiasmados. Tiene sentido: si bien en todos sus álbumes han aparecido canciones propias, este tiene 10 de estilos y efectos variados.

Sin embargo, aclara Masci, El Club de Tobi no está pensando en dejar de versionar, en dedicarse cien por ciento a componer. "Había ganas de darle prioridad a nuestra veta compositiva. Pero no hay un quiebre definitivo con seguir haciendo temas de otros autores. En este momento decidimos hacer esto, en un disco futuro sigue abierta la posibilidad de seguir componiendo o versionando. Que es en definitiva lo que hace a lo que somos", dice.

¿Qué son? Una banda cambiante. En principio fueron un cuarteto que versionaba temas "del universo de la música popular en general, de todos los idiomas y países", después se fueron abriendo a la composición. En principio fueron un cuarteto, ahora son un quinteto. Y los cambios podrían seguir, porque están abiertos.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Paolo Buscaglia se integró hace algunos años a El Club de Tobi y grabó este disco como miembro fijo, aunque no compuso ningún tema. "Paolo empezó a ser un invitado asiduo, y en ese proceso gradual el volumen de su participación se fue incrementando, hasta que un día nos dimos cuenta que teníamos que asumir que era uno más. Fue un proceso bastante natural", reconoce Masci.

En el proceso de los Tobi, todo ha sido tan natural que asusta. "Llegar al cuarteto de cuerdas fue un hallazgo. Cuando lo descubrimos dijimos: ah, con razón Beethoven hacía cuartetos", comenta el violoncellista, autor de una de las mejores piezas de Aquel: "Oscurandero". Una joya.

Aquel cuenta con la participación especial de Federico Britos, el único de los invitados de este disco que no estará mañana en la Balzo. Britos, un reconocido violinista que ganó ocho premios Grammy, los vio en Paullier y Guaná, le gustó la propuesta, charlaron y se generó el contacto. Los Tobi lo invitaron a grabar el violín de "Popi" y él se integró desde Miami, donde vive.

"Fue un honor, porque es un reconocimiento de un tipo muy talentoso y exitoso, que valora lo que hacemos", reconoce Masci, que no sabe exactamente si El Club de Tobi tiene más calle que Britos. "Capaz que sí. No somos una banda de rock pero tampoco somos un cuarteto clásico, estamos en los límites de las dos cosas", agrega.

Mañana a las 21.00 el quinteto llega a la Balzo del Auditorio del Sodre, y las entradas están en Tickantel y boleterías a 380 pesos. El Club de Tobi se presentará con muchos invitados, con el flamante repertorio de Aquel, otras canciones propias y unas cuántas ajenas. Porque al fin y al cabo, esa mezcla es la que los identifica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados