MÚSICA

La propia discoteca: "Pure Heroine", el disco de Lorde que se apropió de las listas de éxitos

En 2013, la cantante neozelandesa sorprendió al mundo del pop cuando lanzó "Pure Heroine", su álbum debut, y llegó a la cima de la lista de éxitos con "Royals"

Lorde
Lorde. Foto: Jake Chamseddine

Durante una gran parte de 2013, la escena musical estadounidense estuvo dominada por el inesperado regreso de Daft Punk (que volvió de la mano de los éxitos funky “Get Lucky” y “Lose Yourself To Dance”), el escandaloso twerking de Miley Cyrus (una de las tantas estrategia de marketing de las artistas Disney que se alejan de la marca) y las canciones arrogantes de Robin Thicke (el cantante de “Blurred Lines”, con una letra tan machista como pegadiza). Pero, a finales de año, una neozelandesa de 16 años tomó a la lista de Billboard por sorpresa.

Lorde (cuyo verdadero nombre es Ella Yelich-O’Connor) sorprendió a las radios y los críticos musicales con “Royals”, una canción que reemplazaba a la gran maquinaria pop por elementos bastante minimalistas: batería, teclados, loops y voces sobregrabadas. “Nunca vi a un diamante en persona / conocí a los anillos de boda a través de las películas”, relataba en esa canción honesta que hasta Bruce Springsteen versionaría en uno de sus shows.

Ese era el primer adelanto de Pure Heroine, su disco debut, que retrataba los sentimientos de cualquier adolescente: el miedo a crecer (“Ribs”), la falsa felicidad que se transmite en las redes sociales (“White Teeth Teens” y “Tennis Court”) y las ganas de comerse al mundo (“Still Sane” y “Glory and Gore”).

Ese relato honesto y lleno de talento se transformó en la banda sonora de unos cuantos jóvenes.

FICHA
Pure Heroine, de Lorde. Foto: Difusión.
Lorde
Disco:Pure Heroine
¿Está online?Sí.
¿Está bueno?Sí. 
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados