José Soba toca el sábado a las 21.00 en La Trastienda

La profundidad a través de lo lúdico

Tiene cuatro discos editados y varios shows por la región, pero el nombre de José Soba todavía no está tan instalado en la escena montevideana. Entonces sorprende que este sábado a las 21 vaya a tocar en La Trastienda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con el espectáculo "La punta del Iceberg" Soba cerrará un ciclo de dos años.

Este cantautor y profesor de Historia presentará un espectáculo llamado La punta del iceberg, "que es el nombre de una canción que tiene que ver con el hilo conductor de los temas en cuanto a la profundidad; eso de que no se ve, pero que condiciona lo que uno ve".

La punta del iceberg será el cierre de un ciclo de dos años, que tuvo como punto alto la presentación de su último disco, En un abrir y cerrar de ojos, en Sala Zitarrosa. Durante ese ciclo se afianzó la gran banda que lo acompaña (son ocho músicos en escena), y que tocará junto a él en La Trastienda.

Soba se involucró con la música desde pequeño, pues empezó a estudiar guitarra a los nueve años. Sin embargo, no fue hasta que vio a un artesano tocando la quena en una feria que algo hizo click en él.

A partir de ahí comenzó a armarse una identidad artística, que tiene clara conexión con los músicos que gustan: Cazuza, Djavan, Ruben Rada, Jaime Roos y Eduardo Mateo.

"Me gustan los artistas que toman la sonoridad del mundo y le ponen su impronta, de la calles en las que andan. Esos que toman una paleta musical amplia, que no tienen prejuicios", dice a El País.

En En un abrir y cerrar de ojos eso se plasma: es su disco más nuevo y por ende el que más lo identifica, un disco con mucha madera que va del rock al candombe, con una poesía muy vinculada a la naturaleza.

"Lo mío siempre fue muy lúdico, muy de juego. Y así continúa; siempre supe que era lo que me gustaba, lo que considero que puedo ofrecer", resalta Soba, que hoy llevará ese juego a La Trastienda. Las entradas están en venta en Red UTS y van de 240 a 450 pesos. "Es una premisa que sea lúdico", señala, "que no quita la parte experimental y la disciplina. No es que sólo me quiero divertir".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados