CRÍTICA - CLÁSICA

Una producción de altísimo nivel

A 110 años del fallecimiento del compositor español Manuel Fernández Caballero, el Sodre repuso una de sus zarzuelas más conocidas, El Dúo de la Africana. Había sido representada en Montevideo por la Compañía de Jorge Ángel Arteaga en 1976 en el extinto Teatro Odeón, y recientemente por alumnos de la Escuela Nacional de Arte Lírico, en 2013.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Exelencia: el espectáculo del Sodre es más que bueno. Foto: Sodre.

Es una zarzuela que pertenece al género chico debido a su corta duración (tiene solo un acto y dura una hora y media). Además, los amantes del género pueden encontrar extraña esta obra, puesto que cuenta con muchos parlamentos y pocas partes cantadas, que fueron complementadas con las audiciones. No obstante, este tipo de sainete es frecuente.

Es una decisión muy acertada del Sodre la de realizar espectáculos con sus cuerpos estables, solistas y directores nacionales, dando participación a artistas con experiencia y jóvenes talentos capaces de realizar muy dignas producciones como esta. Ojalá se incorporen a las futuras temporadas mayor cantidad de producciones, abordando obras de mayor importancia.

El Conjunto de Música de Cámara del Sodre desempeñó una excelente labor al ser el soporte musical de toda la obra. Fueron muy convincentes los arreglos musicales para el conjunto que realizara el violoncellista Gerardo Moreira. Los 32 coreutas integrantes del Coro no sólo se lucieron vocalmente, sino que escénicamente tuvieron un rol fundamental en la obra demostrando una desenvoltura como pocas veces se ve.

La dirección de los cuerpos estables a cargo de Esteban Louise fue notable, y demostró una vez más su talento como concertador. La puesta en escena del Santiago Bentancor fue muy acertada, logrando que los protagonistas actuaran en forma convincente y que el coro tuviera una participación activa.

Bentancor supo aprovechar con eficacia los pocos elementos escenográficos y de utilería presentes. Muy buena fue la labor de Beatriz Martínez, tanto en escenografía como en vestuario.

En el primer elenco, la soprano Kaycobé Gómez como La Antonelli mostró un hermoso timbre vocal, musicalidad y una correcta actuación. El tenor Gerardo Marandino deleitó al público con la composición del personaje de Giuseppini, demostrando solvencia tanto en lo vocal como en lo escénico.

En el segundo elenco, la soprano Julia Araujo representó una Antonelli segura, graciosa y con excelente fraseo. El tenor Andrés Presno como Giuseppini lució su hermosa voz y potente agudo en el final del dúo con la soprano, mostrando un crecimiento interpretativo escénico destacable. El barítono Álvaro Godiño mostró una vez más sus excelentes condiciones abordando el rol de Querubini, de los más difíciles de este repertorio, con total desenvoltura e histrionismo.

Muy buen trabajo hizo el tenor Fabián Villalba en el rol baritonal de Pérez, y también la soprano Victoria Píriz como Amina, mostrando muy buenas condiciones vocales y sobre todo escénicas.

El humor estuvo presente a lo largo del sainete haciendo que el público disfrutara mucho de este espectáculo, especialmente con la actuación de Petru Valensky como Doña Serafina, que le dio un plus al agregar referencias a temas de actualidad.

Óscar Correa y Pablo Falcón en los roles de Bajo e Inspector, respectivamente, fueron muy eficaces. Pero la grata sorpresa fue la actuación de la joven soprano Débora de León, que participó como una de los audicionantes, cantando la difícil aria de la Reina de la Noche de la "Flauta Mágica" de Mozart. Mostró excelentes condiciones vocales y gran desenvoltura.

El tenor Alfredo Belloni lució un agradable timbre vocal, pero la canzonetta "Dicitencello vuie" elegida no fue la más apropiada, ya que exige una interpretación muy pasional que contrastaba con algunas escenas jocosas realizadas en segundo plano por parte del coro.

Completaron el elenco los figurantes Anahía Castro y Darío Lima, que realizaron coreografías de muy buen impacto visual complementando las escenas de conjunto.

El dúo de la africana.

Zarzuela de Manuel Fernández Caballero por el Conjunto de Música de Cámara y Coro Nacional del Sodre. Director musical: Esteban Louise. Director de escena: Santiago Bentancor. Vestuario y Escenografía: Beatriz Martínez. Elenco: Kaycobé Gómez,Gerardo Marandino ,Eduardo Garella, Fabián Villalba, Victoria Píriz , Petru Valensky, Óscar Correa ,Pablo Falcón ,Débora de León y Alfredo Belloni. Dónde: Auditorio Nelly Goitiño. Cuándo: 8 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados