MÚSICA

Cuando el príncipe era el rey de la música pop

La reedición expandida del álbum de 1984: "Purple Rain".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Warner Bros.

En 1983, Prince se propuso conquistar los lugares más altos de las listas de ventas y popularidad. Había visto, cuando andaba de gira, que algunas canciones de Bob Seger como "We’ve Got Tonight" —una balada de esas que arrancan con un piano y luego van creciendo y creciendo— tenían gran acogida entre el público y también en las radios, que eran las que imponían los hits.

Con ese objetivo, empezó a componer una gran balada que fuera el centro de su próximo álbum: "Purple Rain". El álbum, —al que esa balada le dio el título— salió en 1984 y ese año Prince consiguió lo que se había propuesto: primer lugar en la lista de ventas de discos, primero también en las lista de simples y, la frutilla, el primer lugar en la taquilla cinematográfica por la película homónima, con canciones del disco en la banda sonora.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En esa época, Prince era un frenesí de inspiración y productividad. Ponía lados B en sus simples que eran tan buenos (o incluso mejores) que los temas del lado A, pero que no figuraban luego en ningún álbum. Había que haber comprado el disquito que giraba a 45 revoluciones por minuto en el tocadiscos.

También componía y grababa para otros artistas, casi siempre mujeres, como Sheila E, Bangles, Sheena Easton y Stevie Nicks.

Ahora, a un año y algo de su muerte, sale esta reedición de Purple Rain, que viene con los temas originales remasterizados y, como es habitual, un montón de material extra: temas inéditos, remixes, ediciones especiales para las pistas de baile, y así.

En total, la versión Deluxe Expanded abarca 35 temas y casi tres horas y media de música (cuatro de los temas incluidos en la reedición duran más que diez minutos cada uno).

Más allá del evidente propósito comercial de la reedición, ésta también es una contundente muestra de un artista en un pico de creatividad y talento, capaz de confeccionar un hit casi que por capricho. Pero también revisitar uno de los mejores temas del álbum ("Computer Blue") en doce minutos de funk-rock digital y caliente.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Ahí ya se oía que aunque tocara muchos instrumentos (y bien), tenía una especial relación con la guitarra eléctrica. Hay algunas versiones que sobran, pero también hay canciones inéditas que valen la pena escuchar para recordar que en una época, él era la música pop.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º