música

Los primeros colores digitales

Un repaso al disco "Colores santos", de Gustavo Cerati y Daniel Melero, editado hace 25 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una sociedad que se dio una única vez

Hace 25 años salió este disco donde Gustavo Cerati y Daniel Melero se unieron por única vez. Colores santos sigue gozando de prestigio en la discografía de Cerati (y Melero, claro).

Ese prestigio deriva en buena medida de dos componentes. Por un lado, Colores santos fue una elegante y vistosa carta de presentación de lo que entonces (en 1992, internet era apenas un concepto manejado por unos expertos), se entendía por “música electrónica”.

Por el otro, el hecho de que una estrella de la magnitud de Cerati sacara un disco a dúo con una figura bastante ignota de la periferia del rock argentino, le daba a todo el asunto un aire a riesgo artístico.

El álbum se divide de manera bastante nítida: están las canciones de Cerati y las de Melero, interpretadas principalmente por sus autores.

Aún así, Colores santos también funciona como una auténtica colaboración. La fascinación de ambos con las posibilidades que traían las entonces nuevas tecnologías se escucha sin filtros, además de que Cerati colocó en este disco uno de los mejores temas que haya compuesto y grabado: “Vuelta por el universo”.

Como muchos registros de un presente ya pasado, hay momentos que suenan anacrónicos. Pero Colores santos sigue transmitiendo lo que probablemente sus autores querían: el futuro iba a llegar adentro de unas computadoras.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º