REGRESO

Con "Power Up", AC/DC volvió con disco que funciona como homenaje y resurrección

El viernes pasado, la banda australiana AC/DC lanzó "POWER UP", su primer disco en seis años, que fue grabado como un homenaje a Malcolm Young

AC/DC en su regreso. Foto: Difusión.
AC/DC en su regreso. Foto: Difusión.

Grabaron el segundo álbum más vendido de la historia, lograron un sonido distintivo que supieron aprovechar al máximo durante décadas, hicieron que cientos de miles de adolescentes de todo el mundo hicieran air guitar en sus habitaciones y en el Monumental porteño, grabaron uno de los shows más enérgicos de la historia del rock.

Es AC/DC, la banda australiana que se ganó un lugar en la historia gracias a clásicos como “Back In Black”, “Highway To Hell”, “Thunderstruck” y “T.N.T.”, y a ese sonido explosivo construido sobre los riffs de Angus Young y la voz rabiosa de Brian Johnson. El viernes lanzaron POWER UP, su primer disco en seis años, y se trata de todo un acontecimiento. O más: casi un milagro.

Y las razones sobran. Este el primer álbum grabado tras la muerte de Malcolm Young, guitarrista fundador y compositor de gran parte de su catálogo, en noviembre de 2017. Además, este disco marca la vuelta del bajista Cliff Williams, que había anunciado su retiro, y del baterista Phil Rudd, que se alejó del grupo tras ser condenado a prisión domiciliaria por causas de posesión de drogas y amenazas de muerte a su expareja.

Y, por si no alcanzaran las razones para festejar, este álbum también marca el regreso de Brian Johnson. En 2016, el dueño de una de las voces más reconocibles y potentes del rock, debió alejarse de la banda —a causa de un problema de audición que casi lo deja sordo— en medio de la gira de presentación del disco Rock Or Bust (2014). El accidentado tour se terminó con Axl Rose tomando su lugar.

Pero están de vuelta. Con Stevie Young, el sobrino de Malcolm, ocupándose de la guitarra rítmica, AC/DC alegró a unos seguidores que estaban empezando a perder la esperanza de escuchar nuevo material de los australianos. El regreso quedó materializado a finales de septiembre, cuando publicaron un enigmático mensaje en sus redes sociales: “Cuidado. Riesgo de electrocución. No abrir”, decía el pie de foto de una imagen actualizada del logotipo del grupo, tan simple, efectivo y popular.

Al rato publicaron una fotografía de la nueva formación del grupo. “¿Están listos?”, decía el pie de foto. En cuestión de minutos, la noticia se volvió tendencia en las redes sociales.

Una semana después llegó “Shot In the Dark”, el primer adelanto de POWER UP. El explosivo riff inicial de Angus alcanza y sobra para darse cuenta de que el sonido es el mismo de siempre. Pero el sello no falla. Cuando irrumpe el resto de la banda y Johnson comienza a cantar con esa rabia que viene acumulando hace 40 años, se meten al público en el bolsillo. “‘A Shot In the Dark’ tiene esa gran vibración de AC/DC, gran fanfarronería y un buen canto de rock & roll de AC/DC”, resumió Angus a la revista Rolling Stone.

power up

Reencarnación de un clásico

Las 12 canciones de POWER UP fueron compuestas por Malcolm poco antes de su muerte, y como homenaje a su aporte a la banda, el resto de los AC /DC se reunieron en el estudio para terminarlas. Este resurgimiento es bastante similar al de Back In Black, el disco de 1980 que los convirtió en una leyenda del rock.

Johnson entró a la banda para suplantar a Bon Scott, el cantante original, muerto tras ahogarse con su propio vómito luego de una borrachera. La entrada de Johnson fue una forma de homenajear a Scott y de superar el luto a través de canciones con riffs inolvidables.

“Las nuevas canciones salieron con una determinación parecida”, le dijo Johnson a Clarín, recordando a esa época de cambios. “Grabamos con esa convicción que te lleva a decir: ‘Vamos a hacer esto bien, de la mejor manera’”. Al escuchar las canciones deb se nota que el resultado está a la altura de su historia.

Son 40 minutos de riffs que nacieron para ser clásicos (“Kick You When You’re Down”, “Realize” y “Systems Down"), un sonido pesado definido por los golpes de la batería de Rudd y la voz de Johnson—-que a los 73 años mantiene la energía de siempre—, y estribillos ideales para corear en estadios.

“En vez de mirar a los bailarines en TikTok, espero que este álbum haga que los adolescentes salgan a comprar una guitarra, se aprendan los riffs y descubran el resto de nuestro catálogo”, le dijo el cantante a la revista NME. “Sería increíble poder ver a más bandas jóvenes de rock, que puedan escribir sus propias canciones y suban al escenario”.

El tiempo dirá si POWER UP se convertir a AC/DC en los maestros de una nueva escuela del rock.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error