La propia discoteca

Pop sensual del mundo de los ochenta

Un canon musical personal. Hoy: Superficies de placer, de Virus

Virus. Foto: Archivo
Virus. Foto: Archivo

Es cierto que Locura, su disco de 1985, es el clásico de Virus para muchos. Después de todo tiene “Luna de miel en la mano” y “Pronta entrega”, dos de sus canciones más inmortales. Pero no sé, hay algo en Superficies de placer que se me hace imprescindible

Están, por supuesto, las canciones que no serán tan hits como las arriba mencionadas (aunque lo fueron), pero reflejan muy bien esa modernidad sensual y medio drogota que fue uno de los aportes de Federico Moura y Virus al rock argentino.

Queda claro en la promiscua (y quizás ilegal) “Superficies de placer” que abre la selección y se hace notar en “Danza narcótica” (que no puede ser más Roxy Music) y “Polvos de una relación”, por nombrar tres.

Es un gran disco pop. Y con una historia trágica: cuando la banda se fue a producirlo en Brasil, Moura supo que estaba enfermo de sida. Eso impidió su difusión (aunque fue un exitazo) y el espíritu de lo inevitable no parece afectar el carácter festivo de Superficies de placer.

Como todos los discos de la banda (que con el “Wadu Wadu” encabezó una ola revolucionaria en la música de su país, cuyos efectos aún se sienten) esto es puro pop de una manera que no se estaba tan acostumbrado a fines de la década de 1980. Escucharlo hoy es un fresco de un tiempo convulsionado en el que Argentina, su música y su vida estaba en pleno proceso de cambio. Federico Moura contó el mundo que se venía.

Ficha
Virus
Virus
DiscoSuperficies de placer
Año1987
¿Está online?Sí, en plataformas digitales
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º