MÚSICA

Pop conceptual que busca unificar

Cacciatore presenta disco este jueves en la Camacuá.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tras un período muy intermitente, el dúo vuelve a los escenarios. Foto: Mauro Martella

El primer casete que lo fascinó fue uno de la banda chilena Los Prisioneros: tenía ocho años y Fabricio Cacciatore estaba entusiasmado con el tecno-pop. Después pasó por el punk, tuvo una banda de hardcore, se fue reencontrando con el pop de la mano de The Smiths y The Cure, y terminó haciendo algo que está entre el glam y el new wave, pero del siglo XXI.

Cacciatore se llama este proyecto musical que nació a principios de los 2000 con un formato más de banda, pero que ahora está volviendo a empezar, y que lo encuentra a él a la cabeza en compañía de Verónica Ramos. Ahora se sumó Juan Pablo Maiso, y entre los tres presentarán su último disco, Unificar, este jueves, a las 21.00, en Sala Camacuá. Las entradas están en Tickantel a $ 250.

Cacciatore, la banda, tuvo tres años de intensa actividad hasta que Fabricio, cantante y compositor, se fue a vivir a Barcelona. Allá siguió con esta propuesta combinándose con músicos o bailarines, y tiempo después de volver al país decidió retomar el concepto.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

De esa intención nació Unificar, un disco conceptual en el que las letras, que antes eran en inglés ya ahora son en español, son "una representación de un camino de vida". "Hay palabras, intenciones que se repiten, entonces todo se fue unificando y el sonido también", explica Cacciatore sobre el proceso natural que determinó que este trabajo siguiera una misma línea.

Toda esa idea, Cacciatore también la trasladó al arte del disco, con el que buscó transmitir esa misma sensación de "dar un salto al vacío, pero con cierta confianza. Es un disco bastante esperanzador".

Desafío.

"¿Cómo es hacer pop en Uruguay? En esta etapa, como es nueva, todavía no lo sé", contesta Cacciatore. "Antes tenía eso de que por un lado era bastante un bicho raro, pero a la vez estaba haciendo algo bastante único acá entonces llamaba la atención".

En ese sentido, el proyecto ha ido consiguiendo sus adeptos, con la característica de poder adaptarse a las circunstancias. "Podemos tocar en un boliche, ya que es música un poco electrónica, y también en otros toques. Es bastante adaptable a diferentes movidas, y también estamos bastante abiertos a lo que pueda ir pintando", dice. La Camacuá del jueves es lo primero de este proceso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados