MÚSICA

La poesía y la libertad de una combinación diferente

Julieta Venegas y Martín Buscaglia cerraron con un gran concierto, una nueva edición local del Filba.

Julieta Venegas y Martín Buscaglia
Julieta Venegas y Martín Buscaglia. Foto: Mauro Martella

Qué importante es la libertad en la música. Están bien las fórmulas que dan resultados, está bien ajustarse a un estilo o salirse de él todo el tiempo para buscar nuevos sonidos, pero en cualquier camino que se elija es clave que quede aunque sea un instante de libertad, de apertura, de riesgo. Y eso fue lo que hizo del cierre musical del Filba, este festival de literatura argentino que hace cuatro años se instaló también en Montevideo, un gran momento.

En una Zitarrosa agotada (la entrada era libre con la donación de un libro), la mexicana Julieta Venegas y el uruguayo Martín Buscaglia hicieron un show que tuvo como figura central a la poesía y que fue, ante todo, un espacio de libertad y de juego que el público entendió y agradeció con aplausos cerrados y una ovación final.

Y fue un show en conjunto, no dos presentaciones individuales hiladas por un par de colaboraciones estandar. No. Acá hubo una idea desarrollada en la que se comprometieron las dos partes, que eligieron un repertorio a medida, lo trabajaron, lo arreglaron para la instrumentación con la que contaron. Y no necesitaron de mucho más que de la complicidad.

El escenario los recibió con ese gran piano de cola con el que cuenta la sala, con dos guitarras, un bajo y el acordeón de la mexicana —lo que quedaba a la vista del público—, un par de libros o cuadernos de los que fueron saliendo los poemas que leyeron durante el show; y a eso se le fueron incorporando los sonidos provenientes de pedales de loops, sintetizadores y hasta de un Omnichord con el que Venegas sorprendió en el tramo final.

De todo eso se abastecieron para releer diferentes canciones. No faltaron algunas del último disco de Venegas —“Ese camino”, “Una respuesta”, “Porvenir”— y otros clásicos de su repertorio como “Lento” o “Canciones de amor”; ni clásicos de Buscaglia como “Presiento que esta noche soy un lirio” o “Trivial Polonio”, en una gran versión a piano que fue fusionada con “Volver a los 17” de Violeta Parra.

Pero lo más interesante de todo fue cómo Venegas se acopló desde su lugar a los temas más experimentales de Buscaglia como “Don Perogrullo” —gran momento— u “Oye Paco”, las dos de El pimiento indomable que grabó con Kiko Veneno. Claramente, al uruguayo las colaboraciones le sientan bien.

El cierre previo al bis, una mezcla de “Eres para mí” con “Cerebro, orgasmo, envidia, Sofía”, fue la confirmación definitiva de la química entre los dos y de la dedicación que tuvieron para este concierto. Como público, eso se agradece.

FICHA TÉCNICA

Julieta Venegas y Martín Buscaglia [*****]

Setlist: “Libro abierto”, “Ese camino”, “Visionarios”, “Qué importa blablabla”, “Debajo de mi lengua”, “Canciones de amor”, “Una respuesta”, “Presiento que esta noche soy un lirio”, “May I Feel?”, “Quien te viera”, “Trivial Polonio”, “Porvenir”, “Lento”, “Oye Paco”, “Don Perogrullo”, “Eres para mí”, “Ilusión”, “Vamos al bosque”. Dónde: Sala Zitarrosa. Cuándo: Domingo 24 de setiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)