entrevista

Peyote Asesino desafía las leyes de su tradición

La banda celebra hoy los 20 años de su disco Terraja, con un show en Sala del Museo

Peyote Asesino
Peyote Asesino. Foto: Matilde Campodónico

Escuchá la charla con Peyote Asesino en Walkman, el podcast de música de El País.

Todas las juntadas que hemos hecho, tienen como centro recuperar o mantener esa sensación de subirte al escenario, y hacer una cosa que es más grande que cada uno de nosotros por separado”, dice Fernando Santullo, anticipando de qué va este nuevo show de Peyote Asesino, que hoy subirá a la Sala del Museo con una excusa —celebrar los 20 años de su último disco, Terraja— y las ganas de cada encuentro.

Ya lo han dicho, posiblemente en todas las entrevistas que han dado previo a cada show de los últimos 10 años. Para Peyote, o sea para Santullo, Juan Camodónico, Carlos Casacuberta, Daniel Benia y Pepe Canedo, tocar juntos, en vivo y ante una cantidad considerable de público, sigue siendo una experiencia nueva. La banda, ya se sabe, interrumpió su actividad a poco de la salida de Terraja (1998). Y ese disco, que por cómo fue hecho parecía asegurarles la proyección internacional, siguió creciendo y ganando adeptos aún con el grupo inactivo.

Para cuando Peyote se subió, en 2009, al escenario del Pilsen Rock, entendió que durante esa década de silencio su música había seguido trabajando por ellos. Miles de adolescentes rapeaban íntegras las rimas de Santullo y Casacuberta; esas rimas que “no hablan directamente de nuestro corazón, sino que son como montajes cinematográficos”, explica ahora Campodónico, pero que incluso en esa abstracción casi de collage, generaron un fuerte sentido de pertenencia.

Desde entonces, tocar en vivo ha sido un poco una fiesta y otro poco un sabor nuevo, distinto, al que vuelven esporádicamente. El de hoy es su primer concierto del año, y la revisión de "Terraja" es casi una obligación.

Una mirada

Hacia atrás

Los 20 años de Terraja llevaron a la banda, y en particular a Campodónico, a revisar el archivo y “revivir el proceso de cómo habíamos hecho ese disco e, inclusive, acordarnos que había canciones que quedaron en el proceso”. El guitarrista hurgó entre casetes, demos y videos de la grabación, hasta llegar a dos canciones inéditas. Una es “El rehén” (al menos ese era el nombre del proyecto), que ya fue digitalizada, y la otra es “Lo que querés”, que llegaron a grabar en Los Ángeles pero a último momento decidieron no incluir en el álbum, que ya era bastante largo.

“Estuvimos un mes y medio buscando esos másters, que no los tenía Universal, ni los productores ni los estudios”, cuenta Campodónico que, semanas atrás, recibió un mail del ingeniero y productor Aníbal Kerpel, con el asunto: “Apareció El Peyote” y 18 cintas de audio digital con todas las mezclas de un tema que, dicen, “tiene un aire medio dub, Massive Attack”.

Algo de esto sonará hoy en Sala del Museo, y posiblemente se incluirá como bonus track en futuras reediciones de Terraja, que ya fue reeditado digitalmente y está disponible en plataformas de streaming; y que, a futuro, tendría una nueva versión en CD y tal vez en vinilo.

Otra mirada

Hacia adelante

“Siempre tuvimos la sensación de que Peyote empujaba su propia frontera”, dice Carlos Casacuberta, quien entiende que la creatividad de la banda, que desde Terraja hasta ahora sólo editó un tema nuevo, “Bailando samba”, se retroalimenta de los proyectos musicales que tiene cada integrante y de sus diferencias, y se proyecta hacia un lugar distinto.

Peyote Asesino superó las expectativas. Foto: Fernando Ponzetto
"Bailando samba", el más reciente tema de Peyote

“Obvio que nos gustaría hacer un disco nuevo”, dice Campodónico, consciente de que el título que venga tiene que estar a la altura de los dos anteriores. “Eso lo estamos preparando, lo vamos a hacer sin presión... Lo vamos a hacer, ojalá esté pronto”, dice entre risas.

“Pero la intención está”, aclara Santullo, en un intento de reafirmar que la idea de preparar un nuevo disco es real y es en serio. “Y capaz que lo hacés y te sale peor, pero tenés que intentar estar a la altura del precedente que sentaste”, dice. Y El Peyote sabe que lo hecho es bueno.

En vivo

Una fiesta con amigos y algunas sorpresas

Como si fuera un compromiso clásico con su público, Peyote Asesino da su show del año, esta noche en Sala del Museo. Arranca a las 21.00, musicaliza el DJ Sonidero Mandinga y abre la noche Arquero, el rapero que ya colaboró con Campodónico para la presentación del colectivo Campo en los últimos Graffiti, y que está mostrando su debut solista, Aguafiestas. El plato fuerte es Peyote, que celebrará Terraja, tocará los temas de su álbum homónimo e incluirá un inédito y alguna que otra sorpresa. Quedan entradas anticipadas en Abitab, a 760 pesos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º