Inauguración del estadio

Peñarol: un hito que se merece gran fiesta

Un supergrupo internacional es la vedette de la inauguración del estadio, el 27 de marzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estadio de Peñarol. Foto: M. Bonjour

Cuando escucho la descripción en detalle de la fiesta que inaugurará el Estadio Campeón del Siglo el domingo 27 de marzo, no puedo evitar que me parezca una locura. Andrés Varela, productor del evento y además director de Coral Cine (responsable de películas como Maracaná o Mundialito, y del programa televisivo Boliches), habla de miles de personas, millones de dólares, herramientas técnicas todavía extrañas para Uruguay, y todo va cobrando una dimensión enorme que es difícil de proyectar a la realidad. Pero su entusiasmo contagia, y el peso histórico que tiene Peñarol va contribuyendo para darle forma a todo este plan.

También hay que tener en cuenta que este tipo de acontecimientos no son habituales, que un equipo con más de 100 años de historia no suele verse en la necesidad de inaugurar un escenario deportivo propio. Peñarol sí, y se entiende que decida hacerlo a lo grande, después de tanta espera por parte de su numerosa hinchada.

El festejo de esta inauguración se dividirá en dos noches. La del 27 servirá para recibir un espectáculo artístico que durará unas dos horas y será una suerte de "ópera moderna", un relato con características cinematográficas, una especie de musical. El lunes 28 será el partido inaugural, frente a River Plate de Argentina.

Los dos eventos empezarán a las 21:00, y para los dos las entradas están en venta en Tickantel, con precios entre 1.440 y 4.000 pesos.

Pero esta nota no tiene que ver con lo deportivo, más allá del lazo obligatorio. Tiene que ver con un show pensado para los fanáticos aurinegros, que reunirá a figuras de primer nivel y a músicos de la región.

"El espectáculo está planteado como una ópera moderna; no es un escenario con un cantante y un conductor que aviva a la gente. Es como si fueras a ver un musical con inicio y final, que transcurre con una dinámica y una integración. No va a haber autoridades metiendo cuchara: es un show con actores, músicos y una batería de recursos tecnológicos", detalla en charla con El País Varela, quien está "todo el día" metido en la organización del evento.

"Es como si fuera un rodaje", señala, y si fuera así, él sería el director. El actor de esta película que durará cerca de una hora y 50 minutos será Jorge Bolani, el protagonista de Whisky.

Bolani, a quien eligieron por su "versatilidad" y "capacidad escénica", interpretará a Juan Bautista Crosa, el inmigrante italiano nacido en el pueblo Pinerolo, que hacia el 1800 llegó a Uruguay para sembrar, sin saberlo, la semilla de Peñarol.

Será Crosa (o sea, Bolani), el que irá presentando esta historia que desde su origen se vinculó a los trenes. Por eso, serán también protagonistas.

"Nuestro escenario es toda la cancha", señala Varela con precisión, para tratar de borrar la imagen de una plataforma montada en alguna parte de la cancha. La idea es que la actividad transcurra ocupando todo el espacio de Campeón del Siglo, para que cada espectador desde cada tribuna pueda apreciar lo que está sucediendo.

Al principio, con el personaje en una estación de tren, aparecerá Jorge Drexler, quien abrirá y cerrará este cuento. Pero vamos por partes: en su primera aparición, el cantautor estará tocando y acompañando la historia. "Está integrado a la puesta en escena como un personaje, como las bandas de Kusturica", ejemplifica Varela.

A partir de ahí comenzará una suerte de viaje en el tiempo, en el que estarán los primeros jugadores, presidentes e ídolos, como José Piendibene. Esa parte, la de la fundación, será un primer capítulo.

El segundo abordará el Peñarol del siglo, con la interacción de artistas circenses, murguistas y bailarines. El narrador en ese caso será Raúl Castro, fundador de la murga Falta y Resto, y candidato a la vicepresidencia del club en pasadas elecciones.

También serán parte de este capítulo marionetas del grupo de teatro negro Bosquimanos, a cargo de Martín López Romanelli. Con esas figuras en escena, Hugo Fattoruso junto a su hijo Francisco, y la música Albana Barrocas conducirán a 200 tambores por una especie de electrocandombe. "Va a ser como una especie de tribu gigantesca, no es el candombe de Llamadas", explica Varela.

Por ahí el show estará en su parte más importante, a punto de recibir a un tren gigante que transportará a un supergrupo creado especialmente para la ocasión. Varela contó en exclusiva a El País la prestigiosa formación: en este colectivo estarán Ruben Rada con sus hijas Lucila y Julieta, Alberto "Mandrake" Wolf, Hugo y Francisco Fattoruso, Denis Ramos de No Te Va Gustar, Santiago Tavella del Cuarteto de Nos, Gustavo Cordera e Illya Kuryaki (foto), el dúo de rock y hip hop que conforman los argentinos Emanuel Horvilleur y Dante Spinetta.

"No era la idea hacer un concierto de una banda, porque acá el protagonista es el estadio de Peñarol. Consideramos que cada uno de ellos aporta un perfil diferente, Mandrake con su Amor profundo, Rada con Candombe para Gardel, Cordera con La Bolsa, temas que la barra ha interpretado", señaló Varela al respecto.

Además, reveló que Fattoruso volverá a tocar después de mucho tiempo "Rompan todo", el clásico de Los Shakers, en uno de los puntos altos de la noche.

Esta superbanda dará una vuelta olímpica para poder cantar de frente a cada tribuna, y generar así un "diálogo" con la hinchada. "Es un homenaje a la 12, un diálogo, porque además de tocar sus temas van a tocar compases de temas que toca la barra, para que ellos pongan música a las canciones", cuenta Varela. Él hizo el guión y los textos para todo este relato.

Drexler volverá a aparecer en el centro de la cancha con los Fattoruso, para hacer un tema inédito que compuso especialmente para la ocasión (ver recuadro). "Es divino", anticipa Varela. Y para después quedará lo más emotivo: la aparición de los chicos de formativas y el descubrimiento, por primera vez, del césped para el público.

Algo como: "esta es la cancha donde todos ustedes tendrán sus miedos, sus alegrías, sus dolores, las hazañas y los mitos" será lo último que se escuchará antes de que suene en vivo "Campeón del siglo", el himno murguero. El cierre será con pirotecnia, y se espera que los hinchas repliquen eso en cada rincón del país.

Detalles.

Para montar este espectáculo (que, sin la parte protocolar, puede compararse a la inauguración de un torneo internacional), el 27 de marzo trabajarán unas 1.200 personas. De esas 1.200, 550 estarán en escena y habrá 180 técnicos uruguayos, 50 brasileños y 15 argentinos. A eso se le sumará la organización del estadio.

Los equipos de audio y luces vendrán desde Argentina, y lo necesario para hacer el mapping (una técnica de proyecciones sobre objetos tridimensionales) desde Brasil. El costo aproximado de toda esta producción está cerca de los dos millones de dólares. "Pero un espectáculo como este en cualquier parte del mundo no baja de cuatro o cinco millones. Este se puede hacer porque la mitad de los profesionales está con tarifas promedio porque son hinchas, porque quieren estar", asegura Varela a El País.

Varela viene trabajando en este espectáculo hace siete meses. "Y sigue", dice, porque con Bolani aún están adaptando el texto. El equipo que lo ayudó a montar la inauguración está encabezado, además, por el coreógrafo Martín Inthamoussu, director general de las Escuelas de Formación Artística del Sodre; el actor y director Ramiro Perdomo, y el también actor Gustavo Saffores.

Habrá tres ensayos generales para que todo salga bien, porque un desfasaje de un segundo puede afectar todo. "Es como un rodaje", apunta Varela como hombre de cine.

Es una apuesta ambiciosa y arriesgada, para abrir a lo grande una nueva historia. Los hinchas estarán emocionados.

Una canción que será protagonista.

Esta semana, Jorge Drexler y Hugo Fattoruso terminaron de grabar el tema especial que será estrenado el 27 de marzo.

Drexler, fanático del Carbonero, decidió no adaptar un tema de su repertorio sino escribir uno exclusivamente para el club de sus amores, pasión que comparte con su familia.

"Lo vengo trabajando con él hace dos meses, tiene parte del guión, está incorporado absolutamente al espectáculo", contó Varela. "Él se copó y quiso componer; es divino, es un temazo con la dulzura de Drexler y una cosa que se te pega que no puede más, un piano de Hugo y un candombe de aquellos", señaló.

TRES FIGURAS DE LA NOCHE - ACTORES DE LA HISTORIA.

Los artistas.

Entre la cantidad de personas que participarán del show, hay que resaltar a tres que tendrán mucha importancia.

Jorge Bolani - Actor.

Es actor de vasta trayectoria en teatro y cine, fue el protagonista de Whisky, uno de los papeles más importantes y elogiados que ha hecho. En la inauguración del estadio interpretará a Juan Bautista Crosa, el inmigrante que sembró la semilla de Peñarol.

Hugo Fattoruso - Músico.

Músico fundamental de la historia uruguaya desde Los Shakers hasta ahora, Fattoruso tendrá tres momentos de fundamental importancia. Dirigirá a 200 tambores, volverá a tocar el hit “Rompan todo” y luego acompañará al cantautor Jorge Drexler.

Jorge Drexler - Cantautor.

Es uno de los cantantes más prestigiosos del país, está radicado en España pero ha girado por todo el mundo. Drexler abrirá el relato acompañando a Bolani, y al final estrenará la canción que compuso y grabó especialmente para la ocasión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados