FESTEJO

Paulina Rubio cumplió 50 años llenos de éxitos, polémicas y con nuevos proyectos

La mexicana empezó a trabajar el mundo del espectáculo hace cuatro décadas y no ha parado desde entonces

Paulina Rubio
Paulina Rubio

Brillo, una voz única de rebeldía y su autenticidad han sido la marca oficial de la mexicana Paulina Rubio, la incansable Chica Dorada que el jueves cumplió 50 años con una larga trayectoria.

Las polémicas y el éxito acompañaron a la cantante mexicana. Su voz ronca y su acento españolizado le han dado un toque particular e inconfundible no solo a su música, sino a su imagen.

Y entre sus logros más grandes se encuentra el posicionamiento internacional de éxitos en español y vigencia por casi 40 años.

Nacida en la Ciudad de México en 1971, Rubio encontró su vocación muy joven. Hija del abogado Enrique Rubio y de la reconocida actriz Susana Dosamantes, Paulina vio en los reflectores su destino con tan solo 10 años.

Tanto ella como sus compañeros de Timbiriche marcaron los años 80 y principios de los 90 en gran parte de América Latina y sentaron las bases para que Rubio se convirtiera en la auténtica Chica Dorada, como se la apodó artísticamente.

Esto se afianzaría gracias a su rubia cabellera, sus vestuarios brillantes y sus constantes alusiones al oro y a los lujos que se anunciaban en sus portadas del comienzo de su carrera en solitario.

La polémica se instaló en su vida desde el inolvidable pleito físico que vivió en el escenario junto a Thalía, en el que ambas cantantes terminaron agarrándose de los pelos cuando formaban Timbiriche.

Este acontecimiento, sumado a sus dardos a comienzos de los 90 en canciones hacia Alejandra Guzmán, por la supuesta carrera amorosa que ambas vivían por Erik Rubín, dieron material a los medios de comunicación para mantenerla en el ojo del huracán.

En medio de todos los escándalos, Paulina Rubio se consolidó a nivel mundial gracias a discos como Paulina (2000) o Pau-Latina (2004), llegando a las listas musicales más importantes de la industria en los que probó estilos diversos que iban desde el pop tradicional a la música electrónica o el mariachi.

El argentino Coti es uno de los responsables de la proyección internacional que Rubio tuvo a principios de siglo y vivió de cerca el esplendor de la cantante.

Los 40 años de carrera que la acompañan también están enmarcados por algunas incursiones en la actuación, así como por su trabajo como “coach” y juez en programas televisivos y rumores de su regreso a la televisión.

No obstante, su camino musical se encuentra incierto tras su salida de la disquera que la acompañó por años, Universal Music, y en el ámbito personal la cantante ha tenido que enfrentar procesos legales en contra de su expareja Colate, para mantener la custodia del hijo de la pareja Andrea Nicolás.

“Aunque ya no tenga el esplendor de la Chica Dorada su imagen sigue estando muy presente y sigue siendo relacionada con lo juvenil", explica crítico musical Noé Mercado., quien ve un punto a favor en su carrera.

Su lanzamiento más reciente fue una colaboración de cumbia junto a Raymix y según apuntan los rumores, su regreso musical viene muy fuerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados