Una historia de amor

Passenger vino con Ed Sheeran, se enamoró de Uruguay y cambió los planes para tocar acá

El cantautor británico tocará el 8 de marzo en Montevideo Music Box

Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.
Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.

Decir que se enamoró de Uruguay —del Uruguay que conoció: un poco de Montevideo y a algunos de su habitantes— es, en verdad, contar solo una parte de la historia. Uruguay, o más bien, los alrededor de 20.000 uruguayos que lo vieron cantar en el Estadio Centenario el miércoles de la semana pasada, también se enamoró de él. Y ya se sabe, porque nos lo enseñaron la literatura y el cine y las canciones, no hay nada como un amor correspondido.

Por eso ayer, cuando Passenger oficializó su primera presentación en solitario en el país, hubo un revuelo. Las redes se llenaron de publicaciones entusiastas, y también de preguntas sobre la sala o el precio de las entradas; y sus últimos posteos en Instagram acumularon miles de likes.

La noticia es, entonces, que el cantautor británico Passenger tocará el viernes 8 de marzo a las 21.00, en Montevideo Music Box (Larrañaga y Joanicó). La fecha se enmarca en un tour propio que hará por la región, en el que toca solo con su guitarra, y repasa los temas que ha plasmado en una decena de discos; tocará en Chile, Argentina, Brasil, Perú, Colombia y México. Las entradas se pondrán a la venta mañana en Abitab, sobre el mediodía, y tendrían precio único.

Mike Rosenberg, el nombre que acredita el documento de identidad de Passenger, se había presentado por primera vez ante público uruguayo la semana pasada. Fue sobre las 19.45 del miércoles 20 de febrero, en la previa a la presentación de su colega y amigo Ed Sheeran, con quien la noche anterior había salido a cenar pescado.

El público que colmó la Tribuna Olímpica llegó temprano y siguió con entusiasmo las canciones de Passenger. El coro masivo se hizo sentir en varias ocasiones y no sólo en su hit “Let Her Go”, que disparó alguna broma del cantautor del tipo: “tengo sólo una canción muy conocida, así que la voy a tocar como siete veces”.

Más allá de la sensibilidad contenida en sus temas, que pueden ser dulces o melancólicos o irónicos (“I Hate”), y de su solidez para ejecutarlos a guitarra y voz, en su breve presentación en el Estadio Centenario, Passenger cautivó con carisma.

Además de hacer chistes sobre sí mismo, supo cómo arengar a una multitud que fue sumamente gentil con él, y regaló una versión de “The Sound of Silence” de Simon and Garfunkel, para la que pidió silencio y atención. Y contó que paseando por la ciudad se había perdido, y que una pareja de locales lo había rescatado y lo había llevado a pasear en su auto. A ellos les dedicó un tema, y posconcierto se los encontró para compartir algunas cervezas.

Si el público uruguayo siempre es acusado de frío o tibio, la calidez que tuvo en su encuentro con Passenger fue evidente y de alguna forma especial. Eso parecía notarlo el cantautor desde el escenario, donde se dejó ver emocionado y donde dijo que esperaba volver pronto, ya con su show.

Esa misma idea la replicó poco después en su Instagram (“Estoy realmente triste por no poder volver aquí con mi propio espectáculo. ¡Te prometo que lo haré un día!”, escribió), y a esa misma idea le dio vueltas hasta que cambió los planes. Antes de rearmar su gira, acomodar vuelos y conseguir sala y hotel, Passenger se aseguró la respuesta de la gente, que se mostró entusiasmada con la posibilidad de que viniera en los próximos días.

El romance, casi que de urgencia adolescente, tendrá final feliz. “Nunca hicimos esto antes. ¡Es una locura! Tendremos sólo una semana para vender las entradas. Cuento contigo, Uruguay”, escribió ayer Passenger en sus redes. Es que el amor, más en los primeros días, justifica locuras así.

Sorpresa

Passenger y una decisión inédita

Antes de tocar en el Estadio Centenario, Passenger charló con El País, dijo que Uruguay era “encantador” y destacó la arquitectura de los edificios. Además, se lo vio recorriendo Punta Carretas y Reus, donde fue fotografiado por Jarrad Seng, el fotógrafo que gira con él, y que también lo retrató posando en la librería Babilonia.

En su propia cuenta de Instagram, el fotógrafo dijo que “en mis siete años girando con este chico, nunca había visto una proclama tan grande de los fanáticos, que haya agregado una nueva ciudad en mitad del tour. Cambiando vuelos, hoteles, con solo una semana para vender tickets. Otros shows han sido anunciados meses antes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)