MÚSICA

Passenger, el invitado de Ed Sheeran: "Si sabés cómo tocar en las calles, estás listo para tocar en cualquier estadio del mundo" 

Antes de abrir el show de Ed Sheeran de ayer, el cantautor responsable del éxito mundial "Let Her Go" charló con El País

Passenger abriendo el recital de Ed Sheeran en San Pablo. Foto: Jarrad Seng.
Passenger abriendo el recital de Ed Sheeran en San Pablo. Foto: Jarrad Seng.

Michael David Rosenberg, más conocido como Passenger, saltó a la fama mundial en 2012, cuando publicó “Let Her Go”, una hermosa balada acústica sobre cómo, cuando se termina una relación, llega el momento en que nos damos cuenta de lo que realmente perdemos. Tras liderar los ránkings en todo el mundo, salió de gira con Ed Sheeran acompañando al músico en sus recitales, y llegó a Montevideo para abrir su show. Luego, Passenger comenzará una gira sudamericana que lo llevará a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Ayer, luego de probar sonido en el Estadio Centenario y antes de abrir el primer recital de Sheeran en Montevideo, Passenger se tomó unos minutos para charlar por teléfono con El País.

—Michael, esta es tu primera vez en Uruguay, ¿verdad?

—Sí, incluso esta es mi primera vez en Sudamérica. Es un lugar muy encantador.

—En tu cuenta de Instagram compartiste una foto en el barrio Reus. ¿Cuáles son tus impresiones de Montevideo?

—Es muy pacífico. Estuve paseando por varios lugares y el clima de aquí es muy lindo. Me gusta mucho la ciudad y la arquitectura de los viejos edificios; son muy hermosos.

—Una gran parte de tus canciones se basan en un tratamiento acústico de los arreglos, ya sea en la guitarra acústica o el uso de una sección de cuerdas. ¿Sentís que ese tipo de arreglos le da más calidez a tu música? ¿Le brinda una especie de honestidad?

—Sí. Es que con ese tipo de música fue que me crié; viví toda mi niñez y adolescencia escuchando a Paul Simon, Bob Dylan y James Taylor. Entonces para mí ese tipo de sonido es natural, orgánico y realmente íntimo. Además ese tipo de arreglos funciona muy bien con las canciones que escribo y con el tipo de voz que tengo. En resumen, le dan mayor honestidad a mi música.

—Es interesante lo que decís, porque al escuchar tu música me viene a la mente la música de Paul Simon y los primeros discos de James Taylor.

—Sí, sin duda. Además, esos primeros discos de James Taylor son increíbles y muy pacíficos. Los amo.

Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.
Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.

—¿Cómo te sentís al momento de trasladar ese tipo de canciones acústicas a un recital como el de hoy, donde tocás frente a miles de personas?

—La verdad es que es increíble. Soy muy afortunado de poder ofrecer este tipo de conciertos con tanta gente. Estoy acostumbrado a tocar para 1.000 o 2.000 personas, pero cuando acompaño a Ed paso a tocar frente a 40 mil o 50 mil. Es una locura y es muy diferente. En ese momento tenés que hacer un show un poco distinto para atraer a la gente, pero en el fondo soy la misma persona y son las mismas canciones. En estos conciertos tan grandes hay gente que ama mi música y que canta todas mis canciones, pero también hay otra a la que no le interesa mucho lo que hago. La música es así y uno tiene que acostumbrarse.

—Lo relaciono con los comienzos de tu carrera, porque comenzaste como un músico ambulante y también tenías que atraer a la gente con tu música. ¿Dirías que se trata de dos situaciones similares?

—Sin duda. Trabajar durante años como un músico ambulante fue increíble porque me ayudó mucho a desarrollar la manera en que puedo lograr la atención de la gente: estás tocando en la calle y si lográs que alguien pare a escucharte o a comprarte un CD, ya es un éxito. La calle es el lugar más difícil para tocar música; si ya sabés cómo tocar en la calle, estás listo para tocar en cualquier lugar del mundo.

—Conociste a Ed Sheeran cuando él tenía 16 años y vos tenías 23, y ambos tocaban en las calles. ¿Cómo recordás esos comienzos?

—Fue una época muy linda y nunca la olvidaré. La noche que nos conocimos estábamos en una pub muy chiquito de Cambridge, donde solo entraban 30 personas, y Ed le voló la cabeza a todo el mundo con su música. Nos llevamos muy bien desde el primer momento y luego dimos la vuelta al mundo juntos. Me siento muy afortunado de haberlo conocido.

Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.
Passenger durante un paseo por Barrio Reus. Foto: Jarrad Seng.

—¿Sentís que tocar con Ed te dio la posibilidad de dar a conocer tus canciones en todo el mundo?

Sí, es increíble poder llegar a un país nuevo y tocar para 20 mil personas. Es una forma maravillosa de presentarme a nuevos fanáticos. Ya tocamos bastante en Europa, en América del Norte, Australia pero nunca en Sudamérica, así que es increíble poder estar haciendo shows así por todo el mundo. Espero poder volver a Uruguay en algún momento para poder presentar mi propio concierto.

—Quisiera preguntarte sobre Runaway, tu último disco. El álbum tiene una gran influencia de la música estadounidense porque suena un banjo, un mandolín y un lapsteel. Además grabaste los videoclips de las canciones fueron filmadas por Estados Unidos mientras estabas de gira. ¿Sentís que el disco va detrás de un concepto? Creo que es algo que también lo sugiere la portada, donde se te puede ver caminando en el centro de una ruta.

—Sí, sin dudas. Mi padre es de Estados Unidos, así que tengo mucha familia allá, por lo que estuve escuchando música estadounidense durante toda mi vida. Obviamente, toda esa música influyó en mi manera de hacer canciones y me di cuenta cuenta de que las canciones de Runaway iban a ir muy bien con ese sonido estadounidense. Hubo una decisión consciente de hacer que sonara de esa manera; lo mismo pasó con la portada y los videos. 

—"To Be Free" es una de mis canciones preferidas del disco. Allí contás la historia de tres generaciones de tu familia. ¿Cómo surgió el tema? ¿Escuchabas los relatos de tus padres o de tus abuelos?

Mis abuelos fueron refugiados judíos en Europa, durante la Segunda Guerra Mundial, y se exiliaron en Estados Unidos. Es una historia muy triste y nunca pensé que iba a poder escribirla porque es muy dolorosa y se me hace muy difícil poder hablar de estos temas. Sin embargo, me alegra mucho haberla escrito porque mucha gente, sin importar si son judíos o no, conocen historias de sus abuelos, sus padres o incluso ellos mismos, que se tuvieron que exiliar. Es muy difícil hacerlo y me parece que la canción sirvió para que quien la escuche se pueda sentir identificado.

—¿Sentís que la música es una forma de compartir historias para que la gente se sienta identificada?

—Es muy, muy importante. La prueba de su importancia es que se ha mantenido durante miles de años como una de las principales formas de expresión. Lo más importante es que todos entienden la música, sin importar el idioma. Podés viajar por todo el mundo haciendo música y, aunque hay gente que tal vez no entienda cada palabra, sí van a poder entender el sentimiento de la melodía. Eso es universal.

—¿Cuáles son tus impresiones del show de Ed Sheeran? Él toca en estadios solo con su guitarra, y acompañado de loops.

—Su show es increíble y cada año se vuelve más grande. Desde el principio varias personas le dijeron: “Un día vas a necesitar una banda, porque nadie toca en estadios como solista. Simplemente no funciona” (se ríe). Sin embargo, ahora ves que Ed toca todo el tiempo en estadios alrededor del mundo y demostró que todos están equivocados. Es tan talentoso y único que para mí es muy importante formar parte de esta historia y ver cómo pasó de tocar en pubs chicos al estadio de Wembley. Es un viaje increíble.

—¿Recordás cómo compusiste “Let Her Go” y cómo fue la experiencia de presentarla por primera vez al público?

—La escribí en 45 minutos. Apenas la terminé, noté que era pegadiza, pero no pensé que fuera nada especial ni que tampoco iba a cambiar mi vida de una manera tan loca. Cuando la publiqué, la canción empezó a crecer y no se detuvo. Es un sueño y me abrió la puerta del mundo para presentar mis canciones. Estoy muy agradecido a esa canción, me cambió la vida.

"Let Her Go" - Passenger
"Let Her Go" - Passenger
PASSENGER

Un éxito mundial y varias giras con Ed Sheeran

Rosenberg tomó el nombre de Passenger de la banda que lideró y con la que empezó su camino en la música. En 2009 lanzó su primer disco solista, Wide Eyes Blind Love, y desde entonces publicó otros ocho, uno por año. En 2012 grabó, “Let Her Go”, una balada acústica que lideró rankings alrededor del mundo y le dio proyección internacional; incluso es uno de los videos más vistos y con más likes en la historia de YouTube. En los últimos años acompañó a Ed Sheeran en varias giras mundiales, y ahora se anima a una gira sudamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)