Crítica - Clásica

Paseo musical con presencia especial

El nuevo director estable de la Ossodre, Martín García, presentó para iniciar la temporada sinfónica 2016 una propuesta sumamente innovadora e interesante: el Festival Sinfónico de Puertas Abiertas, que presenta obras que permitan el lucimiento por separado a las cuatro familias de instrumentos que conforman una orquesta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Walter Hilgers se destacó en el concierto. Foto: Difusión.

Con ese fin, se convocó a tres reconocidos directores europeos para su preparación: al alemán Walter Hilgers se le asignaron los metales y la percusión, al español Joan Enric Lluna las maderas, y al británico Russell Guyver las cuerdas.

Una particularidad del festival es que el ingreso a los siete conciertos (que son en la Sala Hugo Balzo y van hasta el sábado) es libre y gratuito, buscando atraer a públicos que normalmente no asisten a estos eventos.

Por otra parte, se busca estimular a los integrantes de la Ossodre a desempeñar roles de solistas, ya que la mayoría pocas veces tiene esas oportunidades. Esto tiene como contrapartida que, si el instrumentista comete errores, queda mucho más expuesto que cuando cumple su función de ser un miembro más. El músico, por lo tanto, se ve en la necesidad de estudiar mucho más sus partes.

La elección de las obras ha sido muy ecléctica, haciendo que el oyente conozca los diferentes estilos, que varían según las épocas. Todas se caracterizan por exigir de los intérpretes un sólido dominio técnico.

El programa elegido por el director, tubista y docente alemán Walter Hilgers fue el más extenso y más rico por la calidad y cantidad de composiciones poco frecuentadas. El público pudo realizar un fantástico paseo musical desde el Renacimiento, con las piezas de Susato, Byrd y Gabrieli; pasando por un período de transición a través de Dukas, Tomasi y Bozza, y llegar a nuestros días con las obras de Parker y Hazell.

Hilgers hizo que los músicos, según la partitura, se cambiaran constantemente de atriles, intercambiando los roles solistas. Además, logró que interpretaran algunas piezas de pie, lo que para los integrantes de la Ossodre no es habitual. El repertorio abordado motivó muchísimo a los músicos, ya que pocas veces tienen la oportunidad de interpretar estas composiciones en nuestras salas de concierto.

Pudimos apreciar calidades interpretativas, así como técnicas en las obras presentadas. "El londinense en Nueva York" de Jim Parker fue sin duda la pieza más aplaudida, lo que motivó a que el director agradeciera brindando como bis la hermosísima "Three Brass Cats" del británico Chris Hazell.

Hilgers demostró no sólo ser un excelente preparador, sino un conductor que logra que la precisión y la flexibilidad no sean incompatibles.

Festival sinfónico de puertas abiertas.

Artista: Orquesta Sinfónica del Sodre. Sección: Metales y Percusión. Director invitado: Walter Hilgers. Programa: "Ouverture pour une cérémonie" de Eugène Bozza, "The Earle of Oxford’s March" de William Byrd, "Due Canzoni e Due Sonate" de Giovanni Gabrieli, "Fanfares Liturgiques" de Henri Tomasi, Fanfare pour preceder "La Péri" de Paul Dukas, Six Dances from "The Danserye" de Tylman Susato, "A Londoner in New York" de Jim Parker. Dónde: Auditorio Nacional del Sodre. Cuándo: Sábado 5 de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)