ENTREVISTA

Los Palmeras: "Con 'El Bombón asesino' hicimos un salto de calidad"

El sábado 12 de septiembre, Los Palmeras repasarán todos sus éxitos en un shows en streaming. Antes del encuentro virtual, Rubén Deicas y Marcos Camino hablaron con El País.

Los Palmeras. Foto: Difusión.
Los Palmeras. Foto: Difusión.

En 52 años de música, Los Palmeras, el grupo más importante de la cumbia santafesina, atravesó numerosos renacimientos. El primero fue en 1972, cuando el acordeonista Marcos Camino entró al grupo para convertirse en el director musical del sexteto. Seis años más tarde, el vocalista original, Czeslav Popowicz, dejó la agrupación para dejarle su espacio a Rubén “Cacho” Deicas, el cantante con una voz de herencia melódica, que se encargaría de definir el sonido del grupo.

Así, atravesarían décadas con canciones memorables, discos de oro y giras por toda Argentina. Cuando parecía que eso sería todo, en 2004 apareció “El bombón asesino”, esa canción de estribillo irresistible que llevaría su música a una nueva generación y los haría ganarse un lugar destacado en la música tropical de la región. Ese clásico que —al igual que “Violeta”, de Alcides—, levanta cualquier cumpleaños de 15 y casamiento con solo escuchar las primeras notas del acordeón de Camino, marcaría un nuevo renacimiento.

El último capítulo de la revalorización del grupo, ya establecido como una leyenda, comenzaría en 2017, cuando celebraron sus 45 años —la entrada de Camino al grupo es considerado el kilómetro cero de Los Palmeras— regrabando varios de sus éxitos junto a la Filarmónica de Santa Fe. Aquel show, que se convertiría en un disco en vivo y una serie de videos que acumulan millones de vistas en YouTube, llevaría a Los Palmeras a ganarse un estatus de leyendas vivo. “Los Rolling Stones de la cumbia”, los definen los medios argentinos.

Pasaron dos años del último renacimiento de Los Palmeras y los reconocimientos no se detienen. En 2019 lanzaron Sean eternos Los Palmeras, un gran disco de duetos que incluye el aporte de cantantes como Andrés Calamaro, Axel, Coti y Marcela Morelo, que revivirían sus clásicos y les anotaría otro éxito. Pero hay más. En noviembre tuvieron su propio Super Bowl al cantar “El bombón asesino” y “Soy Sabalero” en la final de la Copa Sudamericana, mientras un estadio lleno de hinchas de Colón de Santa Fe coreaban las letras al borde de las lágrimas.

Cuando llegó la pandemia del coronavirus, Los Palmeras no pararon. Coincidiendo con el Día del Amigo, en julio lanzaron “Los amigos que yo tengo”, una canción de agradecimiento que acumula más de un millón y medio de reproducciones en YouTube. Ahora, el sexteto está preparando un recital en streaming para el 12 de setiembre (entradas en Passline), donde prometen repasar sus clásicos.

Antes del show online, las dos figuras de Los Palmeras, Rubén Deicas y Marcos Camino, hablaron con El País.

—El show de 2017 con la Filarmónica de Santa Fe les hizo ganarse a un nuevo público. ¿Cómo analizan esta nueva etapa en su carrera?

Rubén Deicas (RD): Con ese espectáculo pudimos fusionar la música tropical con la música clásica. Era una nueva experiencia y la gente, por curiosear, escuchó para ver cómo salía esto y se quedó enganchada con este nuevo estilo de Los Palmeras. La gente sigue disfrutando de esta música, que ahora está complementada con cuerdas y vientos.

Marcos Camino (MC): Cuando grabamos con la Filarmónica se produjo un quiebre y un salto de calidad. Luego salió el disco de duetos, que jerarquizó al grupo. Grabamos con los mejores cantantes de Argentina y de distintos géneros, que hizo que a la gente le gustara mucho y nos llevó a estar ternados en los Premios Gardel. Después pasó lo de la final en Paraguay. Se dieron un montón de situaciones que nos favorecieron. Somos unos bendecidos.

—¿Cómo recuerdan su presentación en la final de la Copa Sudamericana? Algunos lloraban mientras coreaban la letra de “Soy Sabalero”.

RD: Fue hermoso. Nunca pensamos que iba a ocasionar tanta euforia. Si bien estamos acostumbrados a que el fútbol ocasione este tipo de reacciones, se le sumó la música y fue un combo completo. Fue una fiesta inolvidable e irrepetible con gente cantando, llorando, bailando y disfrutando de nuestra música.

—Además de canciones para bailar, como “El bombón asesino” y “Asesina”, ustedes han grabado letras que reflejan las historias de personas que sufren la pobreza y la injusticia. “Clarito” y “Callejera” son dos ejemplos. ¿Cómo surge ese enfoque?

RD: Es una manera de atrapar la vivencia de cualquier ciudadano que está pasando por un buen o un mal momento. Queremos cantarle a las vivencias y buscamos historias de distintos autores para contarlas en nuestras canciones. A veces tenemos resultados buenos y a veces no.

MC: Son canciones testimoniales y hablan de lo que le pasa a diario a todo el mundo. No somos ajenos a eso y siempre nos mostramos tal cual somos porque somos gente sencilla que viene muy de abajo. Trabajamos y conseguimos muchas cosas, pero nunca perdimos el eje de cantarle a lo que le pasa a Doña Rosa y Don Juan.

—“Bombón asesino” llegó en 2004, cuando ya llevaban décadas de música. ¿Sienten que representó un renacimiento de su carrera?

RD: Sí. Con “Bombón asesino” hicimos un salto de calidad, y la canción se metió en varias capas sociales. Antes, la cumbia era barrial, no era tan popular y a partir de esa canción tomó un vuelo importante que hizo que lo bailara todo el país.

—¿Cómo va a ser el show en streaming del 12 de setiembre?

MC: Vamos a hacer clásicos que todos conocen, algunos enganchaditos y temas actuales para traer un poco de felicidad a la gente. El espectáculo va a tener una hora y media de duración y lo bueno es que, por una sola entrada, la familia se puede reunir a escucharlo. Como va a ser un sábado, también se puede hacer un asadito y bailar con amigos (se ríe).

SEAN ETERNOS LOS PALMERAS

Un disco de duetos con varias figuras argentinas

En agosto del año pasado, el sexteto santafesino lanzó Sean eternos Los Palmeras, un disco de duetos que incluye nuevas versiones de nueve clásicos del grupo. Uno de los grandes aciertos es “Asesina”, grabada junto a Andrés Calamaro. “Andrés fue el primero que se anotó”, asegura Rubén Deicas. “Tuvimos una charla telefónica y eligió ese tema porque le gustaba mucho y le resonaba bien para cantarlo”.

Sean eternos Los Palmeras también incluye la participación de Marcela Morelo, Axel (para una gran versión de “Olvídala”), Los Nocheros, Soledad, La Mona Jiménez, La Mosca, Coti y Chaqueño Palavecino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error